GP de Hungría F1 2017
Mercedes aúna pasado y presente en el Autodromo Nazionale

Hamilton y Moss doman el óvalo de Monza con dos Mercedes W196

Lewis también probó el Mercedes 300 SLR con el que Moss ganó la Mille Miglia de 1955

Cuando llegó el turno de los Fórmula 1, Stirling tomó la versión carenada del W196 y Lewis la variante W196R

Cargando vídeo...

La historia y el presente de Mercedes se reunieron ayer en el Autodromo Nazionale di Monza, donde Lewis Hamilton y Sir Stirling Moss compartieron una jornada de motor muy especial aliñada con una sesión de conducción a los mandos de dos unidades del W196, el monoplaza de la temporada 1955 de Fórmula 1.

Hamilton y Moss coincidieron en pista al mismo tiempo y no dudaron en atacar el viejo óvalo del Templo de la Velocidad, donde el actual campeón del mundo sintió en primera persona las exigencias de una variante que la categoría reina no usa desde 1961.

"Cuando estás en el óvalo la fuerza centrífuga te empuja hacia fuera mientras trabajas con el volante y los neumáticos estrechos rebotan contra los baches del asfalto. Es una sensación maravillosa", ha comentado en declaraciones recogidas por la Gazzetta dello Sport.

El expiloto de McLaren compartió sus impresiones entre risas con su compañero de equipo por un día, visiblemente feliz tras rubricar en Baréin su tercera victoria de la temporada. "¡Iba a fondo! Bueno, imagino que no. ¡Pero quiero volver otra vez". 

Lewis también reveló algunos detalles de las exigencias técnicas de su W06, para interés de Moss. "Nosotros tenemos que trabajar durante toda la carrera en el diferencial y a menudo en los frenos. Y a veces tenemos que reprogramar ciertos detalles técnicos".

Esta no era la primera ocasión que Hamilton se ponía a los mandos de una flecha de plata histórica, pues en 2013 ya probó la W154 de 1938 en el Nürburgring Nordschleife. Nico Rosberg le acompañó ese día con un W196.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top