ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Historia de los logotipos II: Italia

AmpliarHistoria de los logotipos II: Italia - SoyMotor.comHistoria de los logotipos II: Italia

Según el imaginario social europeo, el 'cielo' es donde los policías son británicos, los cocineros italianos, los mecánicos alemanes, los amantes franceses y todo está organizado por los suizos, mientras que el 'infierno' es donde los policías son alemanes, los cocineros británicos, los mecánicos franceses, los amantes suizos y todo está organizado por los italianos. Refranes aparte, lo cierto es que, en determinados casos, la gente o los productos de determinadas regiones tienden a etiquetarse o estereotiparse de un modo conciso y a ganarse un determinado posicionamiento. Por supuesto, esto también ocurre en el contexto de la automoción.

Si la semana pasada hablábamos del origen de las firmas alemanas más reconocidas, en esta ocasión lo haremos sobre las italianas. A diferencia de las primeras, cuyos vehículos suelen representar la fiabilidad, la durabilidad, la seriedad y el perfecto equilibrio, los automóviles de las segundas podrían simbolizar la pasión, la potencia, la deportividad, la tradición y el valor del diseño por encima de todo. Porque al final, aunque parezcan características propias de una opinión meramente subjetiva, los logotipos de los fabricantes más importantes del país mediterráneo hablan de estos principios. ¿Conoces la historia que hay detrás de estos emblemas?

 

ABARTH: VENENO DEPORTIVO

El escorpión de Abarth no es un símbolo casual, sino el signo zodiacal de su fundador, Carlo Abarth, un reputado diseñador de origen italo-austriaco. Del mismo modo, los colores amarillo y rojo que componen el fondo de su escudo, homenajean la ciudad natal de su padre, Merano, pues Carlo era vienés. Filial de Fiat desde 1971, esta pequeña casa automovilística fue fundada en 1949, cuando se dedicaba a producir carrocerías para algunos modelos de Ferrari junto con otras empresas como Pininfarina, Scaglietti o Zagato. Ya en los años 60, esta firma comenzó a construir sus propios coches de forma íntegra y a competir con éxito en determinadas carreras: el más famoso en este aspecto fue el Abarth 500, que hoy en día continúa fabricándose en serie tras la resurrección del Fiat Cinquecento en 2007.

Abarth

 

ALFA ROMEO: HONOR DE LOMBARDÍA

Anonima Lombarda Fabbrica Automobili fue fundada en 1910 por el milanés Cavaliere Stella, quien se asoció con Darracq, una empresa de automóviles de origen francés, para tal ambicioso proyecto. Seis años más tarde, el empresario Nicola Romeo compró la mayor parte de la compañía y transformó sus fábricas con el objetivo de que produjeran maquinaria para la Primera Guerra Mundial que, una vez finalizada, devolvió la actividad usual a la compañía italiana. Dado el origen regional de Alfa Romeo, su logotipo está inspirado en la bandera de Milán –prácticamente idéntica a la de Inglaterra– y en en el escudo de armas de la familia Viconti –a quien perteneció la ciudad–, donde una serpiente devora a un niño, símbolo cuyo significado se remonta al medievo y tiene que ver con el honor de participar en las cruzadas.

Alfa Romeo

 

FERRARI: EL CABALLO DE LA BUENA SUERTE

Francesco Baracca, quien combatió junto a las fuerzas aéreas italianas en la Primera Guerra Mundial, pintó el primer 'cavallino rampante' en un lateral de su avión. Enzo Ferrari, posterior creador de la más prestigiosa escudería italiana –aunque por aquel entonces tan sólo un humilde piloto de carreras–, conoció a la madre del aviador, la condesa Paolina, en 1923. Ella le pidió que usara el caballo de su hijo en sus coches, asegurándole que le traería buena suerte, pese a que él falleció en 1919, demasiado joven y en batalla. Sin embargo, Ferrari ganó la primera carrera en la que usó el famoso 'cavallino', conservándose hasta entonces, prácticamente inmutable, como icono de la posterior firma de coches deportivos. Más tarde, Enzo añadió un fondo amarillo a este emblema, color representativo de su ciudad natal, Módena.

Ferrari

 

FIAT: LA 'FÁBRICA ITALIANA DE AUTOMÓVILES' POR EXCELENCIA

En sus inicios, dígase 1889, Fiat sólo era la marca de uno de los productos de la Fabbrica Italiana di Automobili Torino pero, cinco años más tarde, evolucionaría a denominación global de toda la compañía. El anagrama de Fiat siempre ha sido bien simple, aunque en 1960, año a partir del cual empiezó la era dorada de la empresa, los directivos italianos decidieron rediseñarlo, dándole un aire ciertamente más vanguardista. Es entonces cuando nacieron los cuatro paralelogramos azules que abarcan cada una de las letras que componen el acrónimo FIAT. Con el paso de las décadas, el logotipo pasó a tener cuatro rayas inclinadas que simplificaban aquellos cuadros azules con letras y, recientemente, ha vuelto casi a su diseño original para evocar la época naciente de la firma italiana.

FIAT

 

LAMBORGHINI: PODER TAURINO

Cuenta la leyenda que, tras haber pasado toda una vida dedicado a la construcción y venta de tractores agrícolas, Ferruccio Lamborghini invirtió parte de su fortuna en un flamante Ferrari 250 GT. No obstante, la fiabilidad y las prestaciones del bólido no convencieron al que fuese un magnate de los negocios en Italia, así que decidió llamar personalmente a Enzo Ferrari, con quien tuvo una desagradable discusión. A partir de esta mala experiencia, Ferruccio se propuso superar a Ferrari en su propio terreno y se puede decir que, en determinados momentos de la historia, lo ha conseguido. El logotipo, invariable desde la fundación de la automovilística en 1963, muestra un toro de lidia enfurecido, horóscopo de su fundador –Tauro– y muestra de su devoción por España y por la tauromaquia.

Lamborghini

 

MASERATI: LA FUERZA DE NEPTUNO

El emblema de Maserati ha sido y será siempre un inconfundible tridente, inspirado en la estatua de Neptuno que adorna la Plaza Mayor de Bolonia, ciudad natal de los hermanos Maserati: Ettore, Ernesto, Bindo y Alfieri, aunque fue éste último su verdadero y único fundador y principal propietario de la firma. En un principio, los cuatro hermanos producían motores en un pequeño garaje hasta que su empresa fue adquirida en 1937 por Adolfo Orsi, bajo cuya dirección Maserati produjo los primeros automóviles en los que el lujo recibió la misma atención que la potencia. En 1968, la marca fue propiedad de Citroën; en 1975 fue propiedad de De Tomaso y Ghia; y, finalmente, en 1993, se incorporó en el grupo FIAT, actualmente FCA Group. De hecho, es el fabricante que más crece del consorcio en cuestión a día de hoy.

Maserati

 

PAGANI: PASIÓN ARGENTINA

Horacio Pagani es un diseñador de coches argentino. Un día ganó un concurso que le llevó a conocer al famoso piloto de carreras Juan Manuel Fangio, a quien le escribió una carta de presentación para encontrar trabajo en alguna de las más prestigiosas firmas de automóviles. Fangio le ayudó y tras 'fracasar' en Ferrari, Lamborghini lo contrató. Sin embargo, la filosofía de diseño de Horacio distaba mucho de la de Ferrucio, así que decidió crear su propia compañía en 1988, con sede en Módena, para crear compuestos de fibra de carbono que más tarde vendería a la propia Lamborghini. En 1992 comienzó a construir sus propios superdeportivos, que recibirían motores AMG hasta nuestros días. En cuanto su logo, tiene un origen incierto, pero consta de la firma de Horacio y de un aspecto que representa una aleación ligera y una elipse, forma que tienen los circuitos de pruebas de alta velocidad.

Pagani

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de guses
Muy bueno estos artículos. Gracias.
Imagen de CEUCUI
Interesante.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top