ALMACÉN F1

El Gran Premio de Dubai de 1981

Lejos de la modernidad actual, Dubai acogió una carrera en 1981

AmpliarCartel del Gran Premio de Dubai de 1981 - LaF1Cartel del Gran Premio de Dubai de 1981

Estaban absolutamente maravillados, disfrutando de aquellas máquinas que pasaban a una velocidad moderada: el Mercedes 300 SLR, el Aston Martin DBR1, el Brabham BT2 de Fórmula 2, o el Williams FW07B que había ganado ese año el campeonato del mundo de F1. Era un 12 de Octubre de 1980, en Birmingham, en el "The Lucas On The Street Motor Sport Spectacular". Los dos árabes seguían atentamente cada coche, y a los nombres legendarios que los conducían. Eran Dahi Tamim Said Khalfan, recién nombrado jefe de la policía de Dubai, y Saeed Khalfan, miembro del Al Nasr Motor Sports Club. No perdieron la oportunidad de llevar aquel espectáculo a su país, abordando al organizador del evento, Martin Hone, un emprendedor y antiguo piloto amateur que llevaba desde finales de los años sesenta intentando celebrar una carrera en un circuito urbano en el Reino Unido.

Había conseguido finalmente que el año anterior, y repetido este, la ciudad de Birmingham le diera los permisos para celebrar el evento, pero sin carreras al uso. Eso sí, el circuito estaba aderezado con todo aquello que podría encontrarse en un circuito: barreras, publicidad, boxes, paddock, comisarios… Era su manera de buscar el apoyo incondicional del municipio.

dubai-circuit-layout81_0.jpg

Los árabes se mostraron convincentes, y Hone vio una oportunidad para poder luego promocionar su proyecto, ganando experiencia con la organización de la carrera en Dubai. Se dirigió al país de Oriente Medio en Enero de 1981, y se descorazonó:

"Allí no tenían un circuito, había una insuficiente red de carreteras para un circuito urbano, no había coches de carreras en los Emiratos, apenas unos pocos corredores, y ni oficiales ni comisarios entrenados". 

La idea era que la prueba se integrara en las celebraciones por el décimo aniversario de la fundación de los Emiratos Árabes Unidos, y de paso promocionar turísticamente el país. El emplazamiento elegido fue la zona denominada Deira Corniche, en Dubai, donde el desarrollo inmobiliario era incipiente. Pero salvo el enorme hotel Hyatt Regency, allí no había nada. Sólo arena. Martin Hone no se echó para atrás, diseñó un circuito alrededor del hotel de 2’625 kilómetros, que habría que construir de cero. 

dubai-piper-mason81_1_0.jpg

Se puso manos a la obra. Como no había comisarios, los consiguió en el Reino Unido. Contactó con Rudi Baumkotter, de la compañía de transporte marítimo Sealand Shipping Company, que era la empresa que gestionaba el recién estrenado puerto de Jebel Ali, en el propio Dubai, cuyas aspiraciones eran ser punto de paso de referencia en largas distancias. Vieron la oportunidad publicitaria, y se ofrecieron a transportar los coches desde su punto de origen hasta Dubai. Más aún, los improvisados boxes estarían compuestos de contenedores de la propia compañía: la mayoría llevó los coches directamente del puerto hasta el circuito, descargando contenedor y contenido en el puesto de box determinado. Algunos Toyota Landcruiser harían de grúas.

Los costes no eran un problema, obviamente: dos millones de libras de la época costó construir de la nada el circuito, excavando en la arena. Era más problemático el contactar con pilotos y escuderías que quisieran ir hasta aquél lugar prácticamente desconocido para competir. Y, pese al esfuerzo de llamarlo Gran Premio, pronto se vio que iba a ser imposible el cumplir con tal denominación: aún así, Sheikh Rashid bin Saeed Al Maktoum, regente de los Emiratos Árabes y responsable del crecimiento de Dubai, se aferró a ese nombre como reclamo publicitario. Sin embargo, y pese a que la temporada había terminado en Octubre, pocos pilotos de la parrilla se mostraron dispuestos a acudir, y menos monoplazas.

grand-prix-de-dubai-1981-cl_81_007_009_0.jpg

Hone comenzó a contactar con pilotos, expilotos, con clubes, y campeonatos de turismos ingleses. Acudirían algunos pilotos de F1, muchas leyendas, el Club Aston Martin, el Campeonato de Turismos Británico, y algunos coches legendarios de Gran Premio. La fecha sería el 4 de Diciembre de 1981, un viernes, con las prácticas y clasificatorias el día anterior.

El evento comenzó con un estrambótico desfile de coches, buggies, motos, una banda musical, y demostraciones de esquí acuático en el cercano mar, todo ello organizado por el Al Nasr Motor Club. Seguidamente tendría lugar la prueba principal: la Citröen CX Celebrity Race. Para organizarla, se contactó con un concesionario local, que en un principio pretendía entregar unos Citröen Visa, pero que fue convencido para prestar los más potentes (si es que se puede decir así) CX. Estaba convencido de que los coches volverían intactos, y que incluso al haber pasado por manos legendarias, su venta sería mucho mejor.

En la carrera de diez vueltas, participarían los siguientes pilotos: John Watson, Jack Brabham, Denny Hulme, John Surtees, Bruno Giacomelli, Stirling Moss, Carroll Shelby, Roy Salvadori, Richard Attwood, Derek Bell, Nigel Mansell, Brian Henton, Innes Ireland, John Fitzpatrick, Keke Rosberg, Dan Gurney, David Kennedy, Phil Hill, Marc Surer y Helmut Marko. La pole position la había conseguido John Watson, seguido por Dan Gurney, Marc Surer y Bruno Giacomelli. Stirling Moss recuerda el ambiente del evento:
"Le conocía [a Martin Hone] y me llamó porque era razonablemente conocido, supongo. Fue divertido ir: fantástica comida, buen tiempo, y gente amable. Fue una cosa divertida, no había nada serio en ello".

dubai-salvadori-salmon-am81_0.jpg

Pero aquél día, en declaraciones a la BBC, que se había desplazado para cubrir el evento, no estaba precisamente contento: "Las carreras son algo serio, incluso si es una carrera de diversión. No creo que eso fuera divertido". Moss se refería a la actitud desplegada por Dan Gurney. El americano comenzó a cortar algunas curvas, llenando de arena la pista, algo que enseguida imitaron los demás. Moss cuenta:

"Dan Gurney, recuerdo, iba por ahí lanzando arena a la pista, empujando a gente fuera y todo ese tipo de cosas. De hecho, yo mismo fui empujado por Dan".

El ambiente era tan relajado, pese a todo, que el propio Stirling recuerda que "se sugirió que cuando comenzara la carrera, los coches al frente deberían comenzar marcha atrás. Pero creo que se descartó por ser más peligroso de lo necesario".

Fueron diez vueltas caóticas, pero llenas de diversión. Los coches se tocaban, abollaban, se subían a los neumáticos que delimitaban el trazado. Giacomelli tomó el liderato, y lo mantuvo hasta el final, seguido por Marc Surer, David Kennedy (vuelta rápida en 1:34:74), Innes Ireland, John Fitzpatrick, el irreverente Dan Gurney, Derek Bell y Richard Atwood.

Nigel Mansell, que participó en la prueba, no la recuerda apenas: "solo recuerdo las fiestas. Y la suite del Hyatt, más grande que mi casa en Inglaterra". Pero Nigel volvió varias veces a Dubai.

Tras el gran evento, tocaba el turno de la "Pace Petroleum Aston Martin Trophy Race", con una parrilla formada exclusivamente por antiguos Aston Martin como los DB4, el Spa Special de 1948, o el Project 212. Ganó Mike Salmon (vuelta rápida en 1:27:10) con un DBR1, seguido de Roy Salvadori con el mismo coche.

dubai-phill81_0.jpg

Hubo bastante público en las improvisadas gradas sobre la misma arena. La carrera se había publicitado por medio de unos carteles en los que, utilizando los números de los coches, se indicaba la fecha de celebración del Gran Premio. Sin embargo, en un país aún pequeño, fue más el boca a boca lo que hizo acudir a los lugareños. Aún así, más o menos la mitad de los asistentes eran forasteros.

La siguiente prueba devolvió la tensión competitiva a la pista. Se trataba de la carrera de turismos del campeonato británico. Tom Walkinshaw tomó en la salida el liderato con su Mazda RX7, mientras por detrás, Jean Michel Martin provocaba un choque entre varios Ford Capri al cortar la primera curva por encima de los neumáticos que marcaban las curvas. Walkinshaw ganó, marcando una vuelta rápida de 1:20:74.

Llegaba entonces una pausa en la actividad competitiva, ocupando la pista un desfile de antiguos monoplazas de carreras. Juan Manuel Fangio, que había venido directo desde Argentina, salió con su Mercedes W196, Stirling Moss con un Maserati 250F, Roy Salvadori en un Aston Martin DBR4, John Harper en un Connaught A, Richard Pilkington en un Talbot Lago  y Ian Preston en un Bugatti Type 35B. Volver a ver a "El Maestro", a sus 70 años, a bordo de su Mercedes siempre era una delicia, pero aunque no rodaban a ritmo de carrera, el de Balcarce sufrió un trompo, sin dañar el coche. Sin embargo, el ambiente festivo a punto estuvo de tornarse trágico: Fangio sufrió un conato de infarto, y tuvo que ser llevado a un hospital de Dubai, donde tras guardar reposo una semana, pudo volver sin problemas a su Argentina natal.

Tras la demostración, una nueva carrera a 10 vueltas, la "Marlboro Cup", una competición reservada a clásicos de la categoría de Sports Prototipos: allí habían varios Ferrari como el 330 P4 de David Piper, el 275LM de Richard Attwood, o el 512S del batería de Pink Floyd, Nick Mason; Mclaren N1B, M1C, M8D; el Lola T70 MKIIIB con varias unidades; e incluso un Porsche 917/10 Can Am, que tuvo que ser reparado a toda prisa tras caer del helicóptero que lo transportaba del aeropuerto al circuito. Los prototipos causaron una gran impresión entre los espectadores. Fue el Lola de John Brindley el que ganó la carrera, marcando la vuelta rápida en 1:14:06.

dubai-bell81_0.jpg

Para promocionar a pilotos locales, una selección de los mismos se pusieron a los mandos de los Citröen CX que habían usado al comienzo de la jornada las estrellas del evento. Verdaderamente, sólo dos eran de origen árabe: el propio Saeed Khalfan que había contactado con Martin Hone en Birmingham, y Abdullah Omar, ambos de los Emiratos Árabes Unidos. El resto eran residentes del propio país o de los vecinos, pero extranjeros. Para desesperación del propietario de los CX, estos quedaron aún más destrozados: cuando se los devolvieron, eran inservibles. 

Y entonces llegó uno de los momentos más esperados del día. Los Fórmula Uno, convocados allí para realizar una serie de intentos de vuelta rápida, con un premio de cinco mil dólares para el que firmara la más veloz. Eran tres: el Lotus 79 campeón del mundo de 1978, y los actuales Theodore TY01 y Mclaren MP4/1 que habían competido en la temporada de 1981. El primero en salir fue Patrick Tambay con el Theodore, pero se fue un poco largo en una curva y su tiempo fue lento. El Mclaren de John Watson tomó el turno, y marcó una vuelta en 1:04:4, que quedaría para la posteridad como la vuelta más rápida jamás dada en el circuito de Dubai. Al parecer el Lotus ni siquiera rodó, porque los comisarios otorgaron el premio en metálico al equipo Mclaren.

Por primera vez, los monoplazas de Fórmula Uno rodaban en Oriente Medio, y habían producido un gran interés en los lugareños, y en sus adinerados mandatarios. Como colofón, volvieron a rodar en demostración los monoplazas, con Phil Hill haciendo también un trompo con el Mercedes de Fangio, que ya estaba en el hospital siendo tratado. Como primicia, Derek Bell rodó con el Nimrod Aston Martin destinado al campeonato de resistencia y a Le Mans.

Fue un éxito. Los mandatarios querían más, e incluso planearon la llegada de la F-1 a Dubai para 1983, pretendiendo repetir el evento al año siguiente. Su plan de crecimiento era masivo, como con los años ha ocurrido. Pero no volvieron. Fue veintiocho años después de este peculiar Gran Premio, que la F-1 desembarcó en los Emiratos Árabes Unidos, en el circuito de Yas Marina para la temporada 2009. Eso sí, antes incluso, se había construido un circuito en Dubai, estrenado en 2004.

Michael Hone logró su objetivo. En 1986 consiguió al fin organizar el Superprix de Birmingham, una prueba que se mantuvo hasta 1990, con la carrera de F-3000 como plato principal. La Deira Corniche comenzó a poblarse de edificios, y la arena desapareció paulatinamente del lugar, llevándose con ella el circuito en el que la Fórmula Uno desembarcó en Oriente Medio.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Troy McClure
Gran artículo, Vinuesa. Saludos Compañeros.
Imagen de birongacitua
Otro gran articulo de Jose Miguel, felicidades. Saludos. P.D. Como sugerencia para el próximo articulo del Almacén, podrías escribir del GP de Chile de 1950, un GP de F1 no puntuable que se celebró en mi pais y en el que participaron J.M. Fangio y J.F. Gonzalez.
Imagen de psice
Un placer leer tus artículos/memorias del motor Jose Miguel, siempre me quedo con ganas de más. Salu2
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top