La otra estrategia

Análisis Estratégico Abu Dabi: No se trató de correr, sino de ganar

Brillante carrera estratégica: Hamilton invita a Red Bull y Ferrari

Red Bull falla con Ricciardo y Vettel acierta al final con el superblando

AmpliarHamilton hizo todo lo posible para ganar el título - SoyMotorHamilton hizo todo lo posible para ganar el título

Las pruebas del GP de Abu Dabi habían dejado una situación bastante clara para la carrera, en lo referente al comportamiento de los neumáticos, los recursos con los que se desarrollan todas las estrategias. Había un neumático de clasificación, el ultrablando, muy rápido a una vuelta, pero demasiado inconsistente en tandas largas, uno de carrera, el blando, mucho más sólido y con un mejor rendimiento, y una opción intermedia, el superblando, que si bien no tenía un comportamiento claro podría ser un importante recurso. Pero la clave principal fue el neumático más blando, ya que usarlo o no iba a marcar en una buena medida el desarrollo estratégico de la carrera, y las opciones por las que se fueran a decantar los equipos.

Estos eran los neumáticos que tenían los equipos para la carrera

Los equipos mantenían principalmente neumáticos blandos y superblandos nuevos, ya que la goma más blanda había sido usada en la sesión de clasificación y su comportamiento no era del todo bueno para la carrera. Además se habían producido algunas variaciones importantes, pues en Red Bull eran los únicos que habían optado por colocar el neumático superblando en Q2 para tenerlo en salida, algo que les podría ofrecer buenos réditos si eran capaces de llevar adelante su estrategia, mientras que el resto de equipos buscaron en la vía de dos relevos con el blando la base de su carrera.

En carrera este fue el comportamiento de los neumáticos

Y esta fue la importancia que cada opción tuvo en la carrera

El neumático blando fue el principal para la carrera, con más de la mitad de la duración de la prueba, mientras que la goma ultra y superblanda constituyeron importantes recursos, sobre todo en el caso del segundo neumático, cuya importancia fue bastante notoria en carrera. Además no se llegaron a los 28 giros con el neumático superblando marcados en el año anterior, algo que sí se hizo con el blando, lo que mostraba que la vida total podría haber sido incluso mayor con esta opción.

Estas fueron las estrategias que siguieron los equipos

Dos paradas fue la vía que desarrollaron los equipos en carrera, comenzando con el neumático ultrablando pero teniendo que hacer un relevo muy prematuro para dar paso a los dos relevos con el neumático blando. Pero también hubo otras apuestas interesantes, como el hecho de alargar la parte central de la carrera en Vettel con el objetivo de atacar en la parte final, algo reproducido en la zona media por algunos equipos, y la opción de una parada de Verstappen, con muy buenos resultados.

Estas fueron las ventanas de paradas a lo largo de la carrera:

El primer relevo estuvo situado en torno a la vuelta 5-9, marcado por aquellos pilotos que tenían neumático ultrablando, registrándose posteriormente dos periodos un poco más extensos, entre la vuelta 19 y 29 para el segundo cambio y entre la vuelta 35 y 41 para aquellos pilotos que buscaron hacer algo diferente.

Esta fue la evolución de la pista a lo largo de la carrera

Marcada por su peculiar ubicación, la pista de Abu Dabi presentó una progresiva evolución a lo largo del fin de semana. Si bien en la primera fase del fin de semana el fuerte viento depositó mucha arena en pista, con el consiguiente efecto de reducir el agarre, la capacidad de engomación y generar 'graining' en alta carga, la reducción del viento fue dejando paso a la entrada de los coches, haciendo que los neumáticos más blandos tuvieran una mayor capacidad de engomación y que la pista se fuera haciendo cada vez más y más rápida a medida que iban pasando las vueltas.

Paul Hembery, director de Pirelli, indicaba al final de la carrera: "La decisión tomada por Red Bull de comenzar la carrera con superblando fue pivotal para la carrera, con Max haciendo lo máximo de su estrategia creativa a una parada para desafiar a los pilotos que buscaran dos paradas. Vettel también capitalizó el rendimiento del superblando para avanzar en las fases finales. Felicitaciones a Rosberg por ganar su primer título, y nos gustaría dar nuestro homenaje a Button y Massa, quienes han acabado hoy sus fantásticas carreras. La temporada 2016 está acabada, ahora nuestro foco cambiará a 2017, comenzando el martes, cuando adelantemos nuestro desarrollo final para los nuevos neumáticos de 2017, usando los tres coches muletos al mismo tiempo".

 

SALIDA
La parrilla es cruzada, atravesando las dos zonas de la parrilla, por lo que los niveles de agarre en la salida son bastante similares. Suele estar bastante sucia por la presencia de polvo y arena de las zonas colindantes, por lo que tracción inicial no es tan buena como en otros circuitos. La distancia hasta la primera curva es bastante corta, de apenas 260 metros, lo que dificulta en gran medida las opciones de adelantamiento, registrando muy pocas variaciones de manera regular, pero sí toques que en algunos casos suponen el final de la carrera. Es en las rectas donde se producen los adelantamientos, tanto en el primer como en el segundo tramo. En el resto del circuito hay escasas oportunidades de adelantamiento. Así queda la composición de la parrilla.

Su importancia en esta ocasión era bastante importante. Como pasara en otras carreras, el hecho de tener rectas largas ofrecían una buena oportunidad de adelantamiento para los equipos, pero las pocas vueltas que tenía esta carrera hacía que el margen de maniobra fuera menor y que por ello hubiera que tratar de avanzar, o al menos de no perder posiciones en una primera vuelta que iba a ser clave para el establecimiento de la estrategia.

Y esto fue lo que sucedió en esta carrera

Y estas las variaciones de posiciones

No hubo demasiadas variaciones, lo que hizo que fuera una salida relativamente limpia. Sólo Verstappen fue el protagonista, ya que con un toque con Hülkenberg a la salida de la curva 1 un trompo le relegó a la última posición, haciendo que al final de la vuelta hubiera cedido diez lugares y que su carrera fuera totalmente diferente, algo no del todo negativo para él.

 

CLAVES DE LA CARRERA
Repasemos ahora las que fueron las claves de esta carrera

 

HAMILTON OFRECE UN PREMIO AL GANADOR DE RED BULL – FERRARI
La carrera de Abu Dabi iba a ser algo más que una carrera, ya que había nada menos que un título en juego, entre Hamilton y Rosberg. Esto hacía que no sólo se tratara de la lucha por una carrera, sino de la pelea por el título. Las jornadas previas habían dejado una situación muy clara para esta carrera, para desgracia de Hamilton y alivio de Rosberg, no tenían rivales, estaban muy separados de la lucha entre Ferrari y Red Bull, mucho más próximos, pero cuyo objetivo era acabar en P3. Esto no favorecía a Hamilton, así que necesitaba hacer que pasara algo, invitar al ganador de este grupo a adelantar a Rosberg. Así pues, necesitaba esperar a que pasaran cosas, y si no tendría que actuar él para que pasaran, carreras ya había ganado muchas, pero un título no es algo que se pueda ganar todas las semanas.

En esta tesitura, entre Red Bull y Ferrari se fraguó una bonita batalla, que se puede observar en la siguiente imagen:

Con Mercedes lejos de la ecuación, ya que tenía una ventaja lo suficientemente importante como para poder salvar la carrera, la lucha se concentró detrás. Los neumáticos tenían un papel clave, ya que las direcciones estratégicas de ambos equipos eran diferentes, en Ferrari buscaban el neumático ultrablando, por el superblando que llevaba Red Bull. Esta elección tenía dos elementos, por un lado iba a tener un problema en tracción, ya que el agarre mecánico iba a ser menor y con ello la llegada a la T1 un poco más lenta, pero daba más vueltas de vida que el ultrablando.

Como siempre la salida iba a ser un factor clave, y así lo fue para Verstappen, ya que tuvo un trompo a la salida de la T1, que le costó 12seg, pero que le llevó por otra estrategia, diferente a la de su compañero, con quien el muro tuvo un error bastante grande. El hecho de tener el neumático superblando abría claramente la posibilidad a una ventana de una sola parada, ya que estaba situado en torno a 28 giros, con respecto a los 31 del blando, suficientes para completar la carrera, pero contra todo pronóstico redujeron esta posibilidad, adelantando la parada y colocándole en una carrera a dos paradas, o lo que es lo mismo, tiraron la ventaja de tener un neumático superblando.

Ante esto Verstappen se quedó un paso por delante, con Rosberg muy cerca, lo que llevó a uno de los momentos claves de la carrera, el adelantamiento en la vuelta 20, por muchos calificado como el adelantamiento de la carrera. ¿Pero realmente lo fue? La respuesta es simple, no. Más allá de que Verstappen tuviera que entrar en boxes en cuatro vueltas, pues no podía seguir mucho más así, se podía observar como el hecho de que Raikkonen mandara por detrás les estaba dando terreno, así que estaban aumentando la diferencia, incluso por detrás de él. Todo lo que podría pasar hubiera sido estar cuatro, quizás cinco vueltas por detrás, pero con un coche de tanto desarrollo era imposible que pasara nada.

Vuelta 30, todos los relevos hechos, y nada había pasado, Hamilton estaba al frente y Rosberg por detrás, algo que claramente no le beneficiaba, así que era el momento de comenzar a hacer que pasaran cosas, era el momento de ralentizar, invitar a gente a esta lucha. Nótese en la siguiente imagen, que elimina combustible de la ecuación la progresiva caída de tiempos de Hamilton a partir de la V31.

Vettel empezó a hacer buena su estrategia, pues optó por retrasar la entrada en boxes por segunda vez con el objetivo claro de colocar superblando, y sobre todo, de poder atacar. La velocidad, cada vez mayor de la pista y la menor degradación eran factores que invitaban a ello, así que a falta de 17 vueltas para el final pudo colocar ese set y comenzar a tirar para acercarse a ellos. Su rival era primero Ricciardo y más tarde Verstappen, pero ante su escaso desarrollo los pudo adelantar relativamente bien. Y como Hamilton quería que se uniera a la fiesta provocó que viera la oportunidad de ganar la carrera, algo más que posible y que hubiera permitido salvar la temporada de Ferrari. Finalmente no pasó nada, pero el título estuvo mucho más cerca de Hamilton de lo que pudo parecer.

 

CUANDO TODO PARECE CERRADO… HASTA QUE SE VUELVE A ABRIR
En la zona media las posiciones iban a tener que decidirse en esta carrera entre los pilotos de Force India, Williams y McLaren, muy cerca en ritmo a lo largo del fin de semana, una batalla en la que como pasara en cabeza con Mercedes, también había algo en juego: la P4 de equipos, el ser el mejor del resto. Era una lucha complicada para Williams, pues tenía que sumar 27 puntos más que Force India, algo imposible, pues obligaba a entrar en podio, un lugar del que habían estado muy lejos durante todo el año. Esta fue la evolución de las distancias a lo largo de la carrera.

Nuevamente la estrategia estuvo invitada en esta carrera, e iba a tener un efecto importante y casi decisivo. Con una salida bastante estable, en la que las posiciones estuvieron controladas, los pilotos de Force India pronto comenzaron a establecer su carrera, algo que se unió a la retirada de Bottas, o lo que es lo mismo, ya habían conseguido el objetivo. La segunda parte de la carrera sirvió para ir estableciendo el ritmo de cada uno de los coches, y para que las posiciones se terminaran de establecer, algo que parecía muy cerrado al final de la V31, pero al final de la carrera los problemas de degradación en el coche de Pérez le comenzaron a costar cada vez más velocidad, algo que Massa aprovechó y también Alonso, para acabar la carrera a menos de un segundo de la P8, un imposible unas vueltas antes, pero que gracias a colocar superblando al final de la carrera, y sobre todo, a su mayor velocidad estuvo cerca de hacerlo posible.

Esto fue todo lo que dio de sí la estrategia en el GP de Abu Dabi, una carrera importante, en la que hubo en juego algo más que una carrera, y en la que cualquier cosa pudo pasar. Por algo es tan brillante la F1, porque a pesar de ser la categoría más avanzada del mundo del motor, a veces la magia también forma parte de este show.

 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de PITXITO10
Te respondo lo mismo que al artículo de Vinuesa :............................................................... .....creo que te falta lo fundamental : ROSBERG. Fue Rosberg, el que CONTROLÓ perfectamente la situación y fue ÉL, el que jugo con enorme temple sus bazas :............................................................ 1- Mantuvo a Vettel a raya sin apuros. ........ 2- NO ARRIESGÓ con un adelantamiento a Hamilton. Que no tengo la menor duda le estaba esperando al alemán y se la iba a jugar a Niko. No tenía nada que perder , excepto al EQUIPO............Pero eso poco le importa al inglés............................................... En resumen Rosberg, controló la carrera y por ende el título de campeón, sin apuros....................................................................... Rosberg se ha ganado los galones. ....y sobre todo ha ganado CONFIANZA como piloto . Falta le hacía . Veremos .
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top