La F1 a tu alcance

Análisis de rendimiento del GP de Brasil F1 2016

AmpliarLa carrera tuvo muchas salidas de coche de seguridad - SoyMotorLa carrera tuvo muchas salidas de coche de seguridad

Carrera de emociones cambiantes la que hemos visto en Brasil. Hemos pasado de una procesión al movimiento, del movimiento a la nada y por último ha habido fiesta. Y es que la lluvia es lo que tiene, saca lo mejor y lo peor de la Fórmula 1.

La verdad es que en los primeros compases de carrera - en realidad hasta la vuelta 28 - no estaba muy claro que se pudiera hacer este artículo, pues a duras penas habían completado cinco vueltas limpias. Por suerte, después sí que hubo acción, así que hablaremos de dos carreras distintas, una antes y otra después de esa vuelta 28.

Porque sí, en este artículo intentamos evaluar el rendimiento, pero en una carrera como esta es muy complicado. Así, para entender esa primera posición tan destacada de Red Bull, debemos culpar a su errónea estrategia, lo que les dejó con un juego de neumáticos de lluvia extrema bastante fresco para un stint muy corto.

Y lo mismo pasa con el Manor y el McLaren, aunque en menor medida en caso de este último, pues paró bastante antes. En estos casos intentaron dar la campanada con el neumático intermedio, que no funcionaba. En el caso de Red Bull, la situación era sostenible gracias a su gran carga aerodinámica, pero tras el enésimo coche de seguridad, que los enfrió, decidieron no jugársela.

Caso distinto es el de Williams con Bottas y Renault con Magnussen. No llego a tener muy claro que les beneficiara en ritmo global, pero decidieron aguantar las intermedias hasta el final, cosa que les ha valido para mejorar posiciones en estas tablas, pues hubo unas cuantas vueltas un poco más secas justo al final. 

Una vez explicado esto, se entienden las posiciones y vemos un poco lo de siempre. Pero ojo, porque Red Bull en mojado, independientemente de su estrategia, iba francamente bien. En manos de Verstappen para luchar con los Mercedes incluso, como se ha visto. Vaya manos las de este chiquillo, de verdad.

Queda patente cómo lastra la falta de potencia a Toro Rosso y McLaren, pues en el último sector, de motor puro y duro, pierden más de un 3% con los mejores. Sí, los mejores son curiosamente Red Bull, pero porque venimos de una última curva en la que una buena tracción es importantísima también, sus neumáticos nuevos marcaron la diferencia.

Y hasta aquí la segunda parte de carrera, de donde podíamos sacar algo en claro respecto al rendimiento. Para entender las posiciones tenemos que mirar lo que pasó antes de la vuelta 28. Entradas a destiempo con el coche de seguridad, experimentos con los intermedios que no han funcionado, o Button y su estratega jugando a la aleatoriedad absoluta.

Los Mercedes han tenido una carrera plácida. Quien ha acertado como ellos, sin hacer experimentos y con las gomas de lluvia extrema todo el rato, están bastante arriba, o al menos bastante más arriba de lo que deberían. Véase Pérez, Sainz, Nasr u Ocon.

Todo esto se puede apreciar en las tablas de arriba. Bottas y Magnussen han hecho funcionar las intermedias por cabezonería justo al final, y los Red Bull por carga. Pero pese a eso, está claro, fue una carrera para neumáticos de extrema lluvia.

Los Pirelli de lluvia extrema que parece que no son buenos, o al menos no tanto como lo eran anteriormente aquellos de Bridgestone y sobre todo los de Michelin. También es cierto que si los enfrías detrás del coche de seguridad no pueden dar lo mejor de sí, teniendo incluso que parar como hemos visto. Creo que esto se solucionaría con una o dos vueltas de Virtual Safety Car tras el coche de seguridad, habría que estudiarlo.

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top