FELIZ POR GANAR LA FÓRMULA 2

Leclerc y los Libres con Sauber: "No tengo nada que demostrar"

Asegura que lo que tenía que probar esta temporada lo ha hecho ganando el título

Relata su experiencia en el último fin de semana de la competición en Jerez

AmpliarCharles Leclerc en el podio de Jerez - SoyMotor.comCharles Leclerc en el podio de Jerez

La absoluta concentración de Charles Leclerc en la temporada de Fórmula 2 ha dado sus frutos. Tras una gran actuación en Jerez, el monegasco se ha proclamado Campeón del Mundo de la categoría, una hazaña nada sencilla debido a los inconvenientes sufridos especialmente en las últimas vueltas de la primera carrera.

El joven piloto ha recordado aquello que envolvió su última victoria en Jerez. Según detalla Leclerc, en Jerez tomaron un riesgo mayor al tratar de hacerse con el Campeonato en la primera carrera. Aunque se trataba de una acción arriesgada, que habría perjudicado la situación de no haber funcionado, decidieron ir con todos los recursos hacia la victoria en la primera carrera.

"En Jerez tuvimos un enfoque completamente diferente en comparación con los otros fines de semana, tomamos un gran riesgo. Sabíamos que, si hacíamos Pole y ganábamos la primera carrera, seríamos campeones. Decidimos poner tres nuevos sets –de neumáticos– en la clasificación, lo que sabíamos que comprometería mucho la segunda carrera, pero sólo queríamos hacer la Pole y ganar la carrera 1", ha recordado Leclerc en una entrevista para GPUpdate.net.

No obstante, el hecho de contar con los neumáticos nuevos no fue lo único arriesgado de la carrera. Se trató de mantener un ritmo alto que garantizara un gran espacio respecto de los rivales, algo que les hizo ser muy rápidos por los nuevos compuestos. Sin embargo, la salida del safety car acabó con esa ventaja y dio comienzo a algunos errores que podrían haber perjudicado a Leclerc.

"La primera carrera fue muy bien, la decisión de nuestro ritmo era una locura de nuevo. Creo que en 12 vueltas logramos un espacio de 12 segundos. Después de la decisión, luchamos un poco más, pero no diría demasiado. Éramos rápidos", ha explicado el piloto.

"Sabía que Oliver estaba empujando para hacerme correr, así que me quedé tranquilo en el coche para tratar de cuidar los neumáticos hasta el final. Dos vueltas antes del Safety Car, el hueco comenzó a aumentar para mí, creo que en ese momento mis neumáticos estaban en la mejor forma para el final de la carrera. Pero después de eso el coche de seguridad salió, así que todo el grupo volvió a estar junto", ha añadido el monegasco.

Tal y como relata Charles Leclerc, el equipo le comunicó tras la retirada del safety car que se trataba de la última vuelta de la carrera. Esto hizo que el piloto aumentara el ritmo sin pensar en el estado de los neumáticos durante esa vuelta. "Hubo un gran malentendido con el equipo, porque justo después de que el safety car se retirara, me dijeron que era la última vuelta. Así que empujé como loco sólo para tener los neumáticos muertos al final de la vuelta. Me puse como a 1,3 segundos de Oliver en una vuelta”, ha apuntado el piloto de Fórmula 2.

Tras este error, el monegasco recuerda que se le comunicó que aún quedaba otra vuelta. Con los neumáticos ya más degradados, la situación se complicaba, pero trató de hacer una vuelta más a buen ritmo. Aunque este error fue algo arriesgado, finalmente se comunicó a Leclerc que aún quedaban dos vueltas más, añadiendo una gran tensión para el final de una carrera con mucho en juego. Sin embargo, la victoria no se vio finalmente afectada.

"Después de eso, hubo un error, porque había una vuelta más, y pensé: 'Bueno, va a ser difícil hacer una vuelta más con estos neumáticos' Hice una vuelta más, empujando de nuevo como loco para acabar la vuelta, y luego me dijeron: 'Vale, hemos tenido un error con el tiempo que teníamos en la pantalla, aún quedan dos vueltas más', y yo estaba como: '¡Oh Dios mío! Va a ser un desastre'", ha señalado el joven piloto.

"Al final fue un desastre, y terminé sin neumáticos, así que fue muy, muy difícil. No había calculado que hubiera cuatro vueltas después del safety car, pero al final lo más importante es que ganamos, y conseguimos el título", ha agradecido Leclerc.

 

YA MIRA A LA FÓRMULA 1

Con el título de Campeón del Mundo de Fórmula 2, el protegido de Ferrari ya piensa en las pruebas que realizará en Austin para la Fórmula 1 con el equipo Sauber. Con el GP de EE.UU. cada vez más cerca, el monegasco asegura estar ilusionado por pilotar de nuevo un coche de esta categoría y añadir más experiencia con este tipo de monoplazas.

"Va a ser genial volver en un coche de Fórmula 1 en Austin, para conseguir un poco más de kilometraje, obtener la mayor experiencia posible. Conducir estos coches es siempre algo muy bueno para mí, y siempre es algo muy útil. Voy a sacar lo mejor de la sesión y tratar de pasar por todos los procedimientos que el equipo me pida que haga, haciendo la mayor cantidad de vueltas posible", ha asegurado el piloto.

No obstante, y aunque existe la posibilidad de contar con un futuro cercano en esta categoría, Leclerc asegura que no tiene nada que demostrar en cuanto a su rendimiento. Con su victoria en Fórmula 2, afirma que es todo lo que puede hacer por su rendimiento, y espera obtener la máxima experiencia para un hipotético asiento en Fórmula 1 para 2018.

"Como he dicho en el pasado, no estoy haciendo las pruebas para demostrar nada, es más por tomar yo una mayor parte de la experiencia. Creo que lo que tenía que demostrar, tuve que mostrarlo en la Fórmula 2. La Fórmula 1 por ahora sólo trata de la experiencia para el próximo año, si tengo un asiento en la Fórmula 1", ha finalizado Charles Leclerc.

Tienda SoyMotor Ferrari
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top