No esperaban dedicar tanto tiempo a solventar las averías

La complejidad de los V6 Turbo ralentiza las reparaciones, según Ferrari

Pat Fry, sorprendido ante la gran dedicación de tiempo que requiere arreglar los V6 Turbo

AmpliarFernando Alonso conversa en el box con Andrea Stella, Simone Resta y Pat Fry - LaF1Fernando Alonso conversa en el box con Andrea Stella, Simone Resta y Pat Fry

Pat Fry ha mostrado su preocupación por la gran cantidad de tiempo que ha requerido solventar las averías dentro de la configuración de los nuevos motores V6 Turbo durante la pretemporada, un panorama que atribuye a un puro proceso de adaptación a una técnica significativamente más compleja que la de 2013. 

Las dificultades que presentan las nuevas unidades de potencia se han dejado ver en el rendimiento de los equipos tanto en los test de Jerez como en los de Bahrein, donde su planificación deportiva se ha visto interrumpida por numerosos fallos de carácter eléctrico en la estructura de los V6 Turbo.

De esta forma, han sido varias las horas invertidas en solventar tales problemas, hasta el punto de que Ferrari llegó a dedicar media jornada a arreglar una pequeña avería en la telemetría de su nuevo F14T.

Me imaginaba que lo que nos cuesta cuatro horas nos hubiera costado la mitad

Por ello, la puesta a punto de los nuevos propulsores requiere una mayor dedicación de tiempo en 2014, un aspecto en el que Fry desea concentrarse antes de arrancar con garantías la nueva temporada.

"Los coches son muy complejos, se tarda mucho en llegar allá y encontrar los problemas. Es más difícil saber las cosas que necesitas cambiar que cambiar las cosas en sí. Me hubiera imaginado que las cosas que nos han retrasado y nos han costado cuatro horas nos hubieran costado la mitad del tiempo, en una suposición".

Fry cree que la cantidad de tiempo que requiere la reparación de algunas partes de los V6 Turbo ha comprometido en gran medida la fiabilidad de los monoplazas durante la primera toma de contacto con la nueva Fórmula 1.

"Una vez que tienes el coche rodando, muy poca gente ha demostrado que son realmente fiables. Ese está llegando a un punto donde estamos dispuestos a cumplir con ese reto. Pero todo eso llegará", ha comentado.

John Booth, jefe de equipo de Marussia, también ha subrayado la complejidad técnica como uno de los factores clave del 2014 después de que la formación de Dinnington tuviera que dedicar gran parte de los test de Bahrein dentro del box tratando de solventar las averías del nuevo MR03.

"Cuando ves el coche con la tapa motor cerrada, es simplemente muy complejo. Llegar a algo es difícil y requiere quitar tres y cuatro piezas solo para llegar donde quieres. Eso es lo que se requiere en términos de empaquetado", ha expresado el británico.

Si bien Booth augura que los equipos lograrán optimizar progresivamente la cantidad de tiempo dedicada a la puesta a punto de las unidades de potencia, no cree que se llegue a alcanzar pronto la eficacia de los anteriores V8: "Cosas como los cambios en el motor se reducirán a lo largo del tiempo, aunque no será tan rápido como en los antiguos Cosworth".

La falta de recambios de motores también supone un motivo de preocupación para el mandatario inglés, quien condiciona las prestaciones de las escuderías a la magnitud de las averías que presenten los V6 Turbo.

"Cuando lleguemos a Melbourne, tendremos recambios de motores listos para montar. Pero si detectas un problema eléctrico dentro del compartimiento del motor, va a estar muy parejo".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top