GP de Bélgica F1 2017
La renovación cada vez más cerca

El acuerdo de Red Bull con Renault está pendiente del sí de Mateschitz

Mateschitz decidirá si renuevan con Renault, su única alternativa, o si abandonan la F1

El nuevo contrato obligaría a Red Bull a doblar su presupuesto para la evolución del motor

Los de Milton Keynes podrían ocultar a Renault y cambiar la denominación oficial de su V6

AmpliarRed Bull está condenado a entender con Renault si quiere seguir en la Fórmula 1 - LaF1Red Bull está condenado a entender con Renault si quiere seguir en la Fórmula 1

Red Bull se encuentra cerca de llegar a un acuerdo con Renault para seguir utilizando sus motores a partir de la próxima temporada 2016. Pese a la ruptura institucional que se ha producido entre ambas entidades como consecuencia de la falta de fiabilidad de su versión del V6 Turbo, la falta de oportunidades competitivas en el mercado habría dejado a los de Milton Keynes sin otra alternativa que renovar su contrato con la proveedora francesa, si bien la decisión final dependerá de Dietrich Mateschitz, quien aún no ha aprobado oficialmente la continuidad del equipo en la Fórmula 1 bajo tales condiciones.

Según detalla la publicación Autosport, Red Bull aceleró la ruptura de su contrato con Renault el pasado verano después de llegar a un principio de acuerdo con Mercedes para utilizar una versión competitiva de su unidad de potencia en 2016. No obstante, la cúpula directiva de la marca de la estrella decidió cancelar en Bélgica cualquier tipo de colaboración con los austriacos bajo el precepto de no comprometer su estabilidad financiera y deportiva en la categoría reina frente a la posibilidad de verse superados por una escudería cliente con suficientes recursos para luchar por el Campeonato Mundial.

Renault estaría feliz de que Red Bull cambiara el nombre de su propulsor

Ferrari, por su parte, se ofreció como la alternativa más viable para asegurar el futuro de Red Bull siempre y cuando recibieran una especificación del motor de 2015, diluyendo así sus opciones de aspirar a la batalla por las victorias. Mateschitz rechazó la oferta de la Scuderia y llegó a negociar con Honda, una operación cancelada por orden directa de Ron Dennis, quien se aferró a su derecho a veto sobre cualquier negociación de los japoneses en el mercado para conservar el trato preferente de McLaren a la hora de recibir las mejoras de motor.

Frente al rechazo de los otros tres fabricantes, Red Bull volvió a mantener conversaciones con Renault para acordar unas nuevas condiciones de su contrato en la Fórmula 1 que les obligarían a destinar una mayor cantidad de presupuesto en comparación a los últimos cinco años. Mientras que los patrocinadores de Total e Infiniti reducirán su inversión en la Fórmula 1 a partir de 2016, esta diferencia de presupuesto deberá ser compensada a través de los fondos que inyecte la formación de las bebidas energéticas para seguir formando parte de la parrilla. 

Autosport justifica esta operación frente al hecho de que las dos marcas han invertido más el doble de dinero que Red Bull desde 2010 y hayan exigido, por tanto, una relajación en sus obligaciones financieras destinadas a la representación comercial del equipo. Además de acelerar la compra de Lotus, cuya formalización está prevista para el GP de Abu Dabi, los fondos de Mateschitz permitirán que Renault destine más presupuesto al desarrollo de su unidad de potencia durante el 2016, lo cual promete beneficiar indirectamente los intereses de Red Bull en busca de actuaciones más competitivas.

Renault: "No se ha decidido nada, es Mateschitz quien tiene que dar luz verde al acuerdo"

Por el momento, se desconoce si Renault figurará como suministrador de motores de Red Bull o si, en cambio, pactarán un seudónimo con el que disfrazar su colaboración. En este sentido, una fuente indica a Autosport que "Renault estaría feliz de que Red Bull cambiara el nombre, ya que eso permitiría un claro enfoque de márketing en la escudería cliente". Dentro de este esquema podría jugar un papel importante la figura del ingeniero Mario Illien, quien podría dedicar sus esfuerzos a fabricar el ERS del RB12 junto a otros ingenieros de Milton Keynes a través de su empresa Ilmor. De ser así, el motor podría adquirir una identidad diferente al no haber sido diseñado completamente por Renault.

Una fuente vinculada a Renault confirma la posibilidad de utilizar un nombre alternativo en sus propulsores a partir del próximo año. "(La marca) podría ser algo exótica, podría no ser nada o una de esas cosas de márketing en las que Red Bull es tan buena. Por el hecho de tener la 'Energy Station', podrían llamarla la unidad de potencia 'Energy". En cualquier caso, desde la marca del rombo recalcan en alusión a su futuro con Red Bull que "aún no se ha tomado ninguna decisión porque es Mateschitz quien tiene que dar luz verde. El jefe aún no ha decidido si Red Bull se quedará o no en la Fórmula 1. Eso sigue en el aire".

 

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top