La campaña para correr en Abu Dabi dejó cifras positivas

Caterham obtuvo 96.000 euros de beneficio gracias al crowdfunding

Los patrocinadores de Kobayashi y Stevens suponieron una ganancia de 660.000 euros

El sueldo de los trabajadores era de 2.500 euros, generándose así un gran ahorro logístico

No obstante, aún arrastran una deuda de 21 millones que pone en peligro su futuro

AmpliarCaterham en una imagen de archivo de Baréin - LaF1Caterham en una imagen de archivo de Baréin

Sumidos a una grave crisis económica que les impedía participar en las tres últimas carreras del campeonato, y anclados a la última posición de la tabla clasificatoria sin señales de mejora para el futuro, el equipo Caterham decidió lanzar el pasado mes de Noviembre una campaña de crowdfunding a través de la red con el objetivo de recaudar los fondos necesarios para correr el Gran Premio de Abu Dhabi. 

Tras obtener finalmente los más de tres millones de euros requeridos por la FIA para inscribirse en una carrera donde no lograron maquillar el discreto potencial que había ofrecido el CT-03 durante toda la temporada, Caterham se ha topado, semanas después, con el que promete ser el periodo de tiempo más trascendental para su futuro en la F1, pues aún todo apunta a que la directiva capitaneada actualmente por Finbarr O’Connell pondrá a la venta los derechos del equipo en un intento por buscar un nuevo propietario dispuesto a luchar por que los coches verdes estén presentes en la parrilla de 2015.

Por el momento, el grave panorama deportivo y económico que se ha cernido en los últimos meses sobre el entorno de Leafield parece vislumbrar un pequeño brote de esperanza, y es que hoy se ha dado a conocer que Caterham obtuvo un beneficio total de casi 96.000 euros gracias a la solidaridad de los aficionados durante los nueve días en los que estuvo vigente su movimiento del crowdfunding.

Sin embargo, las ganancias obtenidas a través del apoyo en las redes contempla una serie de diversos gastos correspondientes como la pérdida de 205.000 euros en forma de objetos personales como volantes, piezas de coche u otros materiales entregados a todos los aficionados en relación al dinero que invertían para que Caterham pudiera afrontar el gasto de correr finalmente en Abu Dabi.

Además, los gastos de viaje, alojamiento y catering elevaron las pérdidas hasta rozar los 77.000 euros, mientras que otros 100.000 fueron destinados a sanear el coste de la gasolina de los monoplazas. Por otro lado, cada miembro del equipo vio reducido su salario hasta cerca de 2.500 euros, una cifra lejos de las que figuran en los salarios de la mayoría de equipos de la parrilla, entre los cuales, pese a su condición de equipo pequeño, también se incluye Marussia con casi 3.800 euros de beneficio por trabajador.

Si bien toda esta serie de gastos situaría a Caterham al borde de una situación marcada por las pérdidas, lo cierto es que el dinero en forma de patrocinadores facilitado tanto por parte de Kamui Kobayashi como de Will Stevens generó una ganancia final de 661.000 euros.

A expensas de confirmar si estarán finalmente en la parrilla de 2015, la entidad británica aún arrastra deudas de hasta 21 millones, entre las que se incluyen salarios sin pagar a antiguos trabajadores cercanos a los 230.000 euros, por lo que el beneficio extraído del ‘crowdfunding’ no supone más que una pequeña ayuda para asentar una base sólida de futuro en materia económica.

En este sentido, Finbarr O’Connell aseguró recientemente que aún era "demasiado pronto para comentar algo con alguna certeza" cuando fue preguntado sobre cuánto dinero sería capaz de recuperar el equipo en su intento por seguir en la Fórmula 1 el próximo año. De hecho, la participación del equipo en Yas Marina sirvió únicamente como motivo para exponer los monoplazas verdes a posibles compradores en el futuro, tal y como confirmó O’Connell.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top