Semcon: El coche autónomo sonríe a los peatones

AmpliarEl coche autónomo que sonríe a los peatones - SoyMotor.comEl coche autónomo que sonríe a los peatones - SoyMotor.com

La compañía sueca Semcon ha desarrollado un dispositivo para coches autónomos que sonríe a los peatones e informa de que es seguro cruzar.


Los coches autónomos son seguros, o eso aseguran sus fabricantes. Tanto las marcas premium como los grandes grupos automovilísticos hace años que trabajan en el desarrollo de tecnología que posibilite la conducción autónoma y haga más segura la circulación y más relajada la conducción.



Cientos de sensores, radares y dispositivos recogen información del entorno para adecuar la velocidad y trayectoria del vehículo autónomo. La información es analizada y procesada por complejos algoritmos de inteligencia artificial en milésimas de segundo que valoran los riesgos y reaccionan ante cualquier contratiempo.



Pero las personas no somos perfectas. Nos distraemos, nos equivocamos y, en ocasiones, transgredimos las normas de tráfico y de la lógica. En los países del arco mediterráneo no es extraño observar a peatones que cruzan la calle con el semáforo en rojo, por donde no es debido o incluso sin mirar antes a ambos lados para cerciorarse de que es seguro y prudente bajar de la acera y atravesar el tráfico.



Por ello, y con afán de facilitar la vida tanto a los peatones como a las computadoras que gestionan los incipientes vehículos de conducción autónoma, la empresa sueca Semcon ha desarrollado un display con forma de sonrisa luminosa que informa a los viandantes de que es seguro cruzar la calle.



El dispositivo va instalado en la parrilla frontal del vehículo y muestra una sonrisa cuanso el vehículo, en modo de conducción autónoma, se detiene en un cruce. De este modo, los peatones son informados de que es seguro cruzar y el vehículo no se moverá mientras exista riesgo de atropello.



El sistema desarrollado por Semcon se encuentra todavía en fase de prototipo y no se comercializa con ningún vehículo, pero sus creadores aseguran que lo han desarrollado en respuesta a la preocupación de la industria del automóvil por establecer un canal de comunicación entre los peatones, los conductores, y los vehículos.



En un estudio llevado a cabo por Semcon, ocho de cada diez peatones buscaron el contacto visual con los conductores de los vehículos detenidos antes de cruzar la calle. Con la aparición de los vehículos autónomos, el contacto visual con los conductores podría perderse, lo que arrojaría una sensación de inseguridad a los peatones. El mismo estudio mostro que el 57% de los viandantes no confían en los vehículos autónomos.  



En relación a esto un portavoz de Semcon declaró: “Cuando esto sucede, es necesario desarrollar algún tipo de comunicación entre los coches y el público para que éste se sienta a salvo” y señaló que “la legislación establece normas claras respecto a cómo los vehículos deben indicar que van a cambiar de carril, por lo que necesitamos establecer un lenguaje común para que los vehículos autónomos interactúen con los humanos”.



Es posible que los coches sonrientes sean la solución para la desconfianza que los peatones sienten hacia los vehículos autónomos, pero lo que todavía no está claro es cómo reaccionará  la inteligencia artificial ante la temeridad humana.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top