ADELANTO

Peugeot 508 2018: no todas las berlinas son alemanas

Se convierte en un sedán de diseño drásticamente nuevo y muy aerodinámico

El modelo francés se moderniza hasta el extremo y ofrece diferentes acabados

Con los SUV en pleno apogeo, la marca no descuida el segmento de las berlinas medias

AmpliarPeugeot 508 2018 - SoyMotor.comPeugeot 508 2018 - SoyMotor.com

No dijo adiós, era un hasta luego. Tras su presentación interna, la nueva generación del Peugeot 508 está lista para debutar en la 88ª edición del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. La marca francesa regresa por todo lo alto al mercado de las berlinas con este fastback de tamaño mediano que presenta un lenguaje de diseño considerablemente distinto al de los productos actuales del fabricante y un nivel tecnológico a la altura de sus rivales alemanes por concepto, a los que plantará cara con jugosos argumentos una vez llegue el verano.  

Vistos los lanzamientos que han llevado a cabo otras marcas generalistas en este segmento durante 2017, encabezados por el Volkswagen Arteon, era de esperar que Grupo PSA respondiese con un vehículo 'Made in France' de similares características y emparejado con la filosofía y calidad de sus actuales crossovers. Aunque la gama SUV es prioritaria para Peugeot –y así lo demuestran las novedades casi permanentes entre los 2008, 3008, 5008 o el futuro lanzamiento del Peugeot 4008–, hay muchas esperanzas depositadas en este modelo.

El nuevo Peugeot 508 ha sido rediseñado por completo. Tal como muestran las primeras imágenes oficiales que la compañía del león ha publicado esta mañana, su estilo sigue los pasos del Instinct Concept y el Exalt, pues luce una imagen radicalmente nueva en relación al resto de la gama Peugeot. Sin duda, su estética es mucho más atrevida y deportiva que los productos de esta categoría, lo cual le permite competir con una propuesta diferenciadora contra sus rivales del segmento D en Europa, eminentemente germanos.

2018-peugeot-508-38.jpg

En este sentido, destaca un frontal que, si bien respeta la calandra típica de la compañía, inserta nuevos grupos ópticos flanqueándola con unos LED diurnos nunca vistos en un coche de producción de la firma, pues parecen dos lágrimas que llegan hasta la parrilla de ventilación inferior a través del contorno de unos afilados voladizos. El capó, que luce el número del modelo delante como el 504, acentúa esta faceta con aristas muy marcadas que combinan con las sitas en el perfil de esta berlina y le dan un aire cuanto menos deportivo y robusto.

Quizás la trasera respeta más el arte de la casa parisina gracias a esos pilotos triples que nos resultan tan familiares. Sin embargo, es aquí donde reside la mayor evolución de este automóvil con respecto a su anterior generación, ya que incorpora un portón con la luna muy inclinada que lo cambia todo en relación al modelo de 2011, más insípido y sencillo. Porque este producto, si algo tiene, es un carácter provocador y que augura sensaciones intensas además de un salto asombroso en la calidad percibida.

Aunque se espera que llegue al mercado en verano de 2018, conoceremos todos sus detalles en el Salón de Ginebra 2018 que abrirá sus puertas el próximo 8 de marzo. Allí verá la luz este sedán con carrocería tipo fastback que se basa en la nueva plataforma EMP2 del grupo automovilístico galo y que también respalda la construcción de los SUV de la marca. De este modo, Peugeot pretende repetir el éxito de sus tres crossover con este 5 puertas que supone una ofensiva al mercado Premium desde una marca posicionada como generalista.

peugeot_508_2202styp_013.jpg

Armónico y elegante como pocos coches en este escalón del mercado, el 508 II deslumbra pureza a lo largo de sus 4,75 metros de longitud, por lo que decrece conforme a su predecesor. No obstante, alarga su batalla, hecho que tiene su reflejo en una mayor habitabilidad interior a la que también ayuda un ligero ensanche de vías que enfatizan su imagen tensa y fluida pero que no renuncia al clasicismo de Peugeot, por lo que se mantiene un perfecto equilibrio entre el progreso estético y el funcional –su maletero supera los 480 litros–.

Uno de los aspectos que define mejor al nuevo Peugeot 508 es su habitáculo. La empresa pretende que esté a la altura de las mejores cabinas del planeta tanto en términos de diseño como de calidad para que el 508 2018 actúe como verdadero buque insignia de Peugeot, lo cual supone una apuesta bastante arriesgada en un segmento decreciente para los fabricantes que no se focalizan en los grandes automóviles de alta gama, morfología coupé y prestaciones relativamente amplías.

Como se puede apreciar en las fotografías de su interior, el interior del 508 será muy similar al del 5008. Destacan las ventanillas sin marco, el diseño del i-Cockpit, que ya se ha podido ver en el 3008 y 5008 y una gran pantalla en la consola central que tiene un nuevo sistema de control gestual para manejar el sistema de infoentretenimiento. Acabados, materiales y equipamiento asistente le convierten, sin duda, en un vehículo orientado al segmento Premium al mismo tiempo que realzan su fuerte personalidad exterior.

2018-peugeot-508-4.jpg

A nivel técnico, comparte fundamentos mecánicos con los propios 3008 y 5008. Así, cuenta con una amplia gama de motores turbo movidos tanto a gasolina como a Diesel. Entre estos se encuentran los PureTech de 180 o 225 caballos y los BlueHDi de 130, 160 o 180 que, a excepción de la versión básica de gasóleo, se acoplarán con la transmisión automática de 8 relaciones EAT8 y, en algunos casos, con el sistema de tracción integral de la firma. Además, se espera una versión híbrida enchufable que llegaría en segunda instancia.

También está en el aire la posibilidad de la llegadade un motor aún más potente. Hablamos del motor de 1.6 litros turboalimentado de gasolina que ya monta el Peugeot 308 GTi. Este propulsor de 270 caballos sería perfecto para enfrentarse a las versiones más potentes de las berlinas alemanas, como es el caso del Volkswagen Arteon  con sus 280 caballos. Esta versión además de poder resucitar las siglas Ti, contaría con modificaciones en el chasis, un nuevo kit de carrocería, llantas de aleación y algunas mejoras más a nivel de diseño, exterior e interior.

Con la profunda renovación que sufre ya el nuevo Peugeot 508, desde la marca esperan conseguir argumentos de peso para convertir su berlina media en una alternativa más sólida a modelos realmente asentados en el Viejo Continente como el Volkswagen Passat, el Opel Insignia o el Renault Talisman, por no hablar del ataque a los modelos de Audi, BMW o Mercedes. En este aspecto, se espera que la firma francesa divida esfuerzos y que el nuevo 508 se construya en Rennes –Francia– y en Wuhan –China–.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de Jordibcn

Por ponerle un pero, se lo pondría al conjunto de faros traseros y maletero...el resto me parece un precioso coche y un salto de calidad de psa

Imagen de pbc1967

De verdad espero que peugeot tenga exito con este modelo y que otras marcas tambien consigan tener exito con Berlinas y Berlinas Deportivas para que pare esta fiebre por los SUV y Crossovers, que encuentro horribles, pesados y vehiculos poco ágiles

Imagen de UnSabio

[#1 207sw206] Mucho mejor todos los sedan alemanes iguales entre ellos carentes de personalidad... Por no hablar de sobreprecio, calidades, diseño, emisiones, servicio postventa, largo etc... sin duda mucho mejores!

Imagen de 207sw206

Eso parece un tuning de los cutres,mas que un proto.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top