NOVEDAD

Mercedes GLC F-Cell 2017: una estrella de hidrógeno

Mercedes da un paso de gigante en su apuesta de movilidad alternativa y autónoma

Se trata de un SUV 'híbrido' que combina pila de hidrógeno y baterías

La autonomía conjunta es de casi 500 kilómetros y otorga 197 caballos

AmpliarMercedes GLC F-Cell - SoyMotor.comMercedes GLC F-Cell - SoyMotor.com

Los tiempos han cambiado y Mercedes-Benz prepara una gran ofensiva 'verde'. La firma de Stuttgart realizará una inversión de 14.500 millones en I+D, siendo la mitad para tecnologías 'verdes' y 5.400 millones para el desarrollo de tecnología de conducción autónoma. Pero la cristalización de este plan acaba de llegar con la entrada a producción de un modelo Plug-In con pila de hidrógeno: el GLC F-Cell 2017, que cuenta con una autonomía total de 486 kilómetros.

Aunque Mercedes quiere crear una plataforma escalable de un vehículo totalmente eléctrico antes de acabar la década tal como ya ha anunciado en diversas ocasiones, el primer y gran proyecto en esta nueva estrategia comercial es la llegada de una motorización 'híbrida' tan inusual como ecológica en el SUV mediano de la firma de la estrella: un GLC movido a electricidad con ayuda de una pila de hidrógeno o una batería en función de la necesidad –ambas fuentes alimentan un mismo motor eléctrico–. En un movimiento acertado para competir con las propuestas de Toyota o Hyundai, la marca alemana quiere ganar la 'batalla' al menos en Europa.

En este aspecto, el Mercedes GLC F-Cell tiene la pequeña ventaja de contar con un paquete de baterías accesorio que pueden ser conectadas a la red eléctrica y otorgan una autonomía extraordinaria de 49 kilómetros, un plus a la hora de buscar una estación de combustible de hidrógeno. Sin embargo, el Mercedes GLC F-Cell cuenta con una autonomía de 437 kilómetros sólo con su pila de combustible que ahora es un 30% más pequeña, un 30% más eficiente y un 40% más potente que la anterior generación de pila usada en el Clase B F-Cell, ya descatalogado.

mercedes-glc-fcell-2.jpg

Este innovador sistema incluye una celda de combustible a modo de catalizador que se aloja en posición delantera y en el compartimento del motor como en un GLC convencional, ofrece una potencia conjunta de 197 caballos y 350 Newton metro de par, por lo que promete unas prestaciones muy similares a las de un GLC 250 con motor de gasolina –211 caballos–. Además de su llegada a producción, el Mercedes GLC F-Cell da pistas sobre la propuesta técnica de la marca, toda vez que el motor, 100% eléctrico, está conectado a las dos ruedas traseras, tracción que permite a los tanques de hidrógeno en forma de T situarse en el túnel central existente, mientras que las baterías se colocan por encima del eje.

"Nuestros muchos años de experiencia con la tecnología de células de combustible pagan dividendos en el nuevo GLC F-Cell: su extendida autonomía, un tiempo de reabastecimiento corto y la practicidad cotidiana de un SUV lo convertirán en el vehículo perfecto", dijo Ola Källenius, de la Junta Directiva de Daimler. "Esto es posible gracias a la construcción compacta de nuestro sistema de células de combustible en combinación de una batería adicional de iones de litio que se puede cargar convenientemente con la tecnología Plug-In en menos de 1,5 horas".

Mercedes, que ha sido capaz de reducir el uso del platino en la celda de combustible en un 90%, tanto en pro de la conservación de los recursos naturales como de la reducción de sus costes, informa que el paquete de baterías del GLC en cuestión tiene una capacidad de 13,8 kilovatios hora, menos de lo que se pensaba a priori. En cuanto a los tanques, han sido construidos en fibra de carbono y tienen una capacidad total de 4,4 kilogramos de hidrógeno. Conjuntamente, ambas fuentes de energía ofrecen tres modos de funcionamiento como en un híbrido convencional. Por ahora, se desconoce su precio, pero llegará antes de Navidad.

mercedes-glc-fcell-3.jpg

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de fenix80

En realidad se parece más a un eléctrico de autonomía extendida que a un híbrido. En vez de un generador de gasolina usa una pila/celda de hidrógeno para producir electricidad, aunque casi no hay hidrogeneras y repostar cuesta el doble para recorrer la misma distancia que en uno de combustión, unido a que el 95% del hidrógeno se genera a partir de combustibles fósiles (gas natural).
Tendría que mejorar mucho esta tecnología, creo que evolucionaran mucho antes las baterías.

Imagen de jmontoro

Gracias por tu comentario [#2 fenix80] , hemos modificado algunas frases para que se entienda mejor el funcionamiento del GLC F-Cell que, como explicas, sólo se mueve a partir de energía eléctrica, si bien sus fuentes para crearla son distintas, de ahí el término entrecomillado "híbrido". Un cordial saludo.

Imagen de fenix80

O no he entendido el artículo o tiene un grave error de concepto. Aunque creo que es lo 2º por la frase "Se trata de un SUV híbrido con un motor eléctrico y otro, principal, de hidrógeno".
Un vehículo de pila de combustible de hidrógeno genera electricidad y esta mueve un motor eléctrico. Este modelo tiene un motor eléctrico en el eje trasero que puede utilizar electricidad de la batería y, cuando se acaba, la producida en la celda de combustible. (https://goo.gl/Q6h2yf)
No tiene un motor de combustión de hidrógeno, una célula de combustible es un catalizador que convierte energía química en eléctrica, sin partes móviles.

Imagen de Sin licencia

Me encanta este modelo.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top