Acabó sin consecuencias graves

El peor accidente de la NASCAR en años acaba en milagro

Cargando vídeo...

Chispas, fuego y coches volando en uno de los accidentes más aparatosos de los últimos años. Sucedió durante el inicio de la carrera de NASCAR en el circuito de Daytona. Por suerte todo quedó en un susto.

Un óvalo, coches por encima de los 300 kilómetros/hora y muchas chispas. Puede que la NASCAR americana sea un espectáculo del motor distinto al que estamos habituados en Europa pero no por ello carece de emoción.

Los accidentes son frecuentes ya que las aspiraciones y rebufos marcan la diferencia entre ganar la carrera o perder el grupo de cabeza y quedarse rezagado. Todo ello conlleva unos riesgos que pueden acabar en accidente, aunque pocos tan espectaculares como el que podéis ver en el vídeo bajo estas líneas.

Sucedió en la vuelta inicial de las Coke Zero 400 Nascar que se celebró en el circuito internacional de Daytona. El accidente involucró a un gran número de coches que quedaron destrozados, siendo el más afectado número 3 del piloto Austin Dillon, que literalmente voló por encima del pelotón y se estrelló contra las protecciones.

Con gran fortuna, el entramado de barras del chasis le salvó la vida y sólo sufrió ligeras heridas en el codo y en el coxis a causa del impacto. Este fue de tal magnitud que cinco espectadores resultaron heridos leves por los restos que salieron despedidos del coche de Dillon al estrellarse contra la valla.

nascar_0.jpg

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top