PRUEBAS SOYMOTOR.COM

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic: deporte en familia

AmpliarPrueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic: deporte en familia - SoyMotor.comEl Subaru Levorg comparte frontal con el WRX STI y le encantan las curvas

El Subaru Levorg recupera un segmento casi extinto, el de un turismo familiar con genes deportivos y creado para rodar por asfalto. Diferente por concepción a la mayoría de sus rivales, cuenta con tres razones de peso para destacar entre sus rivales: el nuevo motor bóxer turboalimentado, la tracción integral y un chasis con una puesta a punto específica. 

Subaru añade parámetros desconocidos a la ecuación, ésos que se salen de la norma en un mundo cada vez más homogéneo, especialmente en los automóviles, en los que la crisis económico ha motivado un ahorro de costes y, a veces, también de diseño. Lo hemos probado durante una semana, ¿habrá logrado convencernos?

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

GALERÍA DE LA PRUEBA DEL SUBARU LEVORG 1.6 GT LINEARTRONIC

 

SUBARU LEVORG: PRIMERAS SENSACIONES

Lo cierto es que, en un panorama dominado por la moda SUV, se agradecen propuestas alternativas. Al fin y al cabo, la diversidad de mecánicas, configuraciones y carrocerías ha sido siempre un denominador común en la industria del automóvil, un mundo en el que cada vez tienen un mayor peso los departamentos de marketing para que el automóvil nos cautive de un primer vistazo.

Desde luego, a los aficionados a los rallies, Subaru les evocará los mejores momentos del WRC, cuando el Impreza y el Mitsubishi Evolution convirtieron en una cuestión personal sus luchas en cada especial cronometrada. Las normativas acabaron con un duelo épico que siempre quedará en nuestra memoria. 

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

Casualidades o no, el Levorg tiene un frontal muy similar al del actual Subaru WRX STI, con una gran boca de admisión sobre el capó que deja entrever su temperamento deportivo y, lejos de ser un mero aditamento estético, alimenta de aire fresco su intercooler. Al margen de esto, las similitudes cesan y aparece su vertiente más práctica, la de una carrocería familiar de 4,69 metros, que promete un gran espacio interior y volcado en la practicidad.

Seguramente, la estética nunca ha sido una de las virtudes de un turismo con carrocería familiar. Sin embargo, Subaru ha creado un conjunto armonioso de diseño dinámico y logra desde el primer momento que el Levorg estimule nuestra vista. Es más bajo y de diseño menos cuadrado que otros familiares; además, esta unidad de color rojo añade el acabado tope de gama Executive Plus que añade salidas de escape deportivas, techo solar eléctrico o unas llantas de 18 pulgadas muy favorecedoras.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

La exclusividad es otra de sus grandes bazas. El Subaru Levorg no sólo te ofrece una configuración diferente al 95% del resto de sus rivales, sino que también puedes estar seguro de que no te cruzarás con otro igual. Alejado de los patrones habituales, el Levorg llama la atención por igual a peatones como a otros conductores.

 

SUBARU LEVORG: MOTOR

Hasta ahora, las mecánicas bóxer turboalimentadas eran coto privado de las versiones más potentes, especialmente del STI. Por suerte, la obligada reducción de consumos y emisiones no han conseguido acabar con una de las configuraciones más diferenciadoras del panorama actual y, además, ha extendido su uso a otros modelos como el Levorg. Bajo el capó encontramos un motor bóxer de 1.6 litros turbo de inyección directa que entrega hasta 170 caballos y dispone de un empuje contundente gracias a sus 250 Newton metro de par. 

img_1653_0.jpg

Desde los primeros kilómetros, el propulsor muestra una personalidad distinta a un cuatro cilindros en línea. Además de un centro de gravedad más bajo, el orden de encendido y su distribución de cilindros opuestos se transmiten al conductor en forma de suavidad y ausencia de vibraciones en cualquier rango de giro. El sonido de la mecánica es igualmente diferente, si bien echo en falta un poco de volumen dado el enfoque deportivo del Subaru Levorg. El turbo alcanza los 0,8 bares de soplado y añade 56 caballos y 100 Newton metro respecto a la versión atmosférica. En todo momento proporciona una respuesta lineal pero contundente, aunque sin la 'patada' de los turbos de antaño. A cambio, no le falta empuje en ningún momento ni retraso en la entrega de potencia y disponemos del par máximo desde apenas 1.800 revoluciones.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

Antes de la prueba tenía ciertas reservas hacia el cambio automático Lineartronic de tipo CVT, ya que por concepto no parece el más apropiado para un automóvil que promete un cierto disfrute al volante. Sin embargo, la reticencia inicial se desvaneció con el paso de los kilómetros. En posición D se comporta como lo que es, con su característico resbalamiento, infinitas relaciones de cambio y un tacto de guante blanco. Perfecto para desplazarse en el día a día con una comodidad total, si bien 'adormece' los 170 caballos disponibles bajo el capó. 

Sin embargo, Subaru se saca un as de la manga cuando nos ponemos serios: en modo M –manual– se transforma y ofrece seis relaciones fijas con las que poder gestionar la entrega de potencia y apurar hasta el limitador de revoluciones si es necesario. Si bien no puede competir en velocidad con uno de doble embrague, me ha sorprendido porque permite reducciones a altos regímenes, aprovechar mejor el freno motor y unos cambios ciertamente ágiles. Pero no todo puede ser perfecto: las levas tras el volante le restan algo de atractivo por un tacto poco mecánico y que reduce la conexión entre piloto y automóvil al conducirlo rápido.

 

SUBARU LEVORG: INTERIORES Y EQUIPAMIENTO

Si el japonés quiere sacarte la sonrisa en cualquier carretera de curvas, también pondrá su empeño en que toda tu familia se sienta como en casa. Abre el portón trasero y encontrarás un 'pequeño trastero' de hasta 1.446 litros de capacidad si abatimos los asientos traseros, operación que, por cierto, se realiza en un abrir y cerrar de ojos. Como te digo, no faltará espacio para las bicicletas de mayores y niños, el equipaje, la compra y algo más. Los 522 litros de maletero son muy aprovechables gracias a la altura interior y a unas formas cuadradas.

El espacio y la capacidad de carga es algo que le presuponía al Levorg antes de probarlo, lo que quizás no esperaba eran detalles como cuatro tomas USB y tres de 12 voltios repartidas por el coche, acceso rápido a los anclajes Isofix, huecos portaobjetos y posavasos bien situados o un sistema de plegado de los asientos traseros sencillo y práctico. Quizá no los valores el primer día, pero con el paso del tiempo descubrirás que te hacen la vida más sencilla a bordo.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

Las calidades están un escalón por encima de las que nos tienen acostumbrados los coches japoneses, que históricamente han contado con materiales resistentes y bien ajustados, pero sin excesivos lujos. En esta versión Executive Plus encontramos elementos de calidad como los paneles de las puertas revestidos en cuero, material que también se extiende al túnel central y los asientos delanteros y traseros. Los primeros son deportivos y calefactados, lo que se agradece en esta época y cuentan con una buena sujeción lateral y un mullido firme sin ser incómodos. De hecho, recibieron alabanzas de la mayoría de las personas que hicimos subir al Subaru Levorg.

Si echamos un vistazo al puesto de conducción el salpicadero tiene un diseño sobrio, característico de los fabricantes japoneses, si bien los ajustes y materiales transmiten la sensaciónde que están hechos para durar. Cuenta con varias pantallas de información repartidas por el habitáculo, una en el panel de instrumentos, una central de siete pulgadas, táctil y ubicada en el salpicadero, y una superior de menores dimensiones que podemos configurar a nuestro gusto. La visibilidad es muy buena en cualquier dirección, gracias a unos pilares delanteros delgados, unos retrovisores de buenas dimensiones y una posición de conducción elevada –el asiento del conductor puede regularse en altura–.

img_1614_0.jpg

Las plazas traseras están dentro de la media de su categoría: no son las de una berlina de cinco metros, pero son más que suficientes para que dos adultos puedan viajar holgadamente, mientras que la plaza central es más incómoda por el voluminoso túnel central. Es el peaje que se paga por la tracción integral permanente. La altura del pasaje tampoco será un problema, incluso cerca de 1,90 metros no lograrás tocar el techo con la cabeza.

Este Subaru también nada contracorriente en la política de equipamiento. Frente a la política actual de coches justos de equipamiento y pagar por cada opcional, el Levorg está disponible por 30.900 euros en su versión base –que no básica– con un equipamiento muy completo. Si bien te recomendaría optar por la más equipada Executive Plus, que a los extras ya comentados añade también techo solar, faros de leds traseros, pedales en aluminio o salidas de escape deportivas.

SUBARU LEVORG: CONDUCCIÓN

Una vez comprobada la versatilidad del japonés, afrontamos los primeros puertos de la sierra madrileña para comprobar si su alma deportiva está a la altura. Pero claro, el Subaru Levorg no es un coche que se transforme en esta circunstancias, sino que ya nos lleva 'avisando', con pequeños detalles en el día a día como su pantalla multifunción que incluye presión del turbo o temperatura del aceite, una dirección con un tacto delicioso o una suspensión firme pero no incómoda en badenes, socavones y demás obstáculos de nuestras carreteras y ciudades.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

Dos elementos cambian la experiencia a los mandos del Subaru Levorg; son la posición M del cambio Lineartronic y el modo deportivo del sistema SI-DRIVE. Ya he hablado del primero, que nos hará trabajar con las levas para llevar siempre el motor en su zona buena con menos brusquedades –no hay kick down, sino que deberemos reducir nosotros mismos–, mientras que el modo de conducción deportivo afina la respuesta del acelerador y del cambio para ofrecer una respuesta más poderosa, que transforman al Levorg de un familiar agradable y tranquilo a un automóvil listo para disfrutar de cada curva. 

No hay rastro
de subviraje o sobreviraje, simplemente el Levorg sigue la trayectoria marcada por el volante gana velocidad

No te equivoques, en todo momento soy consciente de que no voy a los mandos de un deportivo. Sin embargo, es sorprendente la capacidad del japonés para adaptarse a estas circunstancias, donde una cuidada puesta a punto del chasis, suspensiones y dirección sale a relucir. Es durante la bajada por la cara sur de la montaña, en la que se acumulan humedades y hojas en el asfalto, donde las ventajas de la tracción integral Symmetrical All Wheel Drive cobran protagonismo a la hora de transmitir los 170 caballos.

No hay rastro de subviraje o sobreviraje, simplemente el Levorg sigue la trayectoria marcada por el volante mientras el turbo sopla a pleno pulmón y nos hace ganar velocidad. En condiciones normales el 60% de la fuerza se dirige al tren delantero aunque la proporción puede cambiar hasta alcanzar el 50/50. El Subaru Levorg cuenta además con el sistema Active Torque Vectoring que actúa sobre los frenos para reducir los comportamientos parásitos en curva.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

La agilidad es otra de sus virtudes. Todavía me asombra la rapidez en el cambio de apoyo y la vivacidad de un automóvil que hace apenas unas horas me costaba sacar del garaje dadas sus dimensiones. El esquema de suspensiones heredado del WRX STI, el chasis más rígido que sus antecesores o el motor bóxer con un bajo centro de gravedad trabajan al unísono para rodar rápido en estas condiciones y con una gran sensación de seguridad. Los frenos no desfallecieron en ningún momento a pesar de los 1.531 kilos de peso, y su tacto es consistente aunque bastante asistido, como la mayoría de los sistemas actuales.

Ya durante el regreso a Madrid por autopista reflexiono sobre el recorrido y el buen hacer del Subaru en casi cualquier situación. Mientras, en este entorno de vías rápidas y anchos carriles activo el EyeSight, un completo sistema de ayudas a la conducción del que me ha gustado especialmente el control de crucero adaptativo, que regula de forma automática la distancia con el coche de delante frenando o acelerando sin intervención del conductor. Si también activamos el asistente de mantenimiento de carril –gira el volante para evitar salirnos–, tendremos una experiencia que se acerca a la conducción autónoma. A la tracción integral permanente y el sano comportamiento del Levorg se suman otros sistemas de ayuda como frenado precolisión o indicador de ángulo muerto, que brindan una agradable sensación de tener todo bajo control.

 

SUBARU LEVORG: ECONOMÍA DE USO

Con la llegada de la nueva mecánica 1.6 turbo y de inyección directa, los motores bóxer sedientos pasan a ser cosa del pasado. El consumo medio fue de 8,9 litros reales durante los más de 500 kilómetros recorridos de prueba, cifras asumibles por configuración mecánica y peso del Subaru Levorg, si bien es más alta que otros rivales de su segmento.

Se trata de un propulsor especialmente sensible a lo que pisemos el acelerador. Si estiramos las marchas y apuramos sus posibilidades no es difícil superar los 12 litros cada 100 kilómetros, como también es cierto que podemos reducirlo por debajo de siete a poco que cuidemos nuestro pie derecho y hagamos una conducción mínimamente eficiente, siempre en el modo I-DRIVE, que maximiza el ahorro de combustible. Esto, llevado al extremo, puede dar como resultado los 5,8 litros que pude lograr en un recorrido por la M-30 madrileña y alrededores. En ciudad, los consumos se van por encima de los 9 litros, pese a los esfuerzos del Start-Stop que nos indica hasta los mililitros de gasolina ahorrados en cada parada.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

En resumen, sin ser demasiado glotón, el consumo se resiente debido al cambio automático y sigue en desventaja frente a una caja manual de toda la vida. La autonomía real ronda los 600 kilómetros por depósito –tiene 60 litros–, una buena cifra que permitirá aprovechar las cualidades ruteras del Subaru Levorg. 

 

CONCLUSIÓN

Diferente al resto, el Subaru Levorg tiene personalidad y argumentos de peso para convencer a un gran abanico de compradores y combina como pocos practicidad y disfrute al volante con sus propios argumentos. Te lo pone fácil en uso diario gracias a su gran espacio exterior y refinados modales, mientras que tampoco rehúye la ocasión de darte un pequeño homenaje en tu carretera favorita.

Ofrece un gran equipamiento de serie y otras virtudes respecto a la competencia como su exclusividad o atractiva estética a pesar de ser un familiar, sin dejar de lado un sensación de seguridad gracias al sistema de tracción integral o el EyeSight, que convence por facilidad de uso y efectividad. En definitiva, pocas cosas quedan al azar en uno de los Subaru más equilibrados a la venta a día de hoy, quizás sólo echemos en falta un cambio manual de seis velocidades.

Prueba Subaru Levorg 1.6 GT Lineartronic

FICHA TÉCNICA

  SUBARU LEVORG 1.6GT LINEARTRONIC
Motor (tipo): Bóxer Gasolina Turbo 4 Cil. 16V
Cilindrada (cc): 1.600
Potencia (CV/rpm): 170/4.800-5.600
Transmisión: Integral/Automático CVT Lineartronic
Velocidad máxima (km/h): 210 
Aceleración 0-100 km/h (s): 8,9
Consumo medio homologado (L/100 km): 6,9
Largo/ancho/alto (m): 4,69/1,78/1,49
Peso (kg): 1.515
Emisiones CO2 (km/h): 159
Precio en euros: 32.900
Lanzamiento: 2015
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top