REPORTAJE

Neumáticos de invierno, esos grandes desconocidos que pueden salvarte

Repasamos a fondo la evolución, peculiaridades y capacidades de este tipo de neumáticos

Desconocidos para el gran público pero útiles en muchas ocasiones

En algunos países europeos son obligatorios en ciertos meses del año

AmpliarNeumáticos de invierno, esos grandes desconocidos - SoyMotor.comNeumáticos de invierno, esos grandes desconocidos que pueden salvarte

La borrasca que se ha posado sobre el norte de España en las últimas horas ha causado un temporal de nieve que ha obligado a cortar un gran número de carreteras de nuestro país. En algunos casos, la situación ha forzado a que millares de coches se hayan quedado varias horas atascados en medio de autovías, pero todo podría haber sido mucho más llevadero si montar neumáticos de invierno fuese algo habitual a este lado de los Pirineos.

Seguro que alguna vez has oído el dicho de “los neumáticos son la parte más importante de tu coche”. Últimamente es muy común en campañas de prevención de accidentes, de concienciación y también en ámbitos muy distintos, como en foros y reuniones de apasionados del motor. Quizá llevar unos neumáticos de calidad y adecuados a nuestra conducción no venda tanto como mejorar otros componentes de nuestro vehículo, pero son pieza fundamental en el comportamiento dinámico.

Ellos suponen el único punto de contacto del automóvil con el asfalto y por ello afectan a la dinámica en todos sus apartados clave, como aceleración, frenada, paso por curva o agilidad, entre otros. Todo ello pudo comprobarlo en persona nuestro codirector Antonio Lobato durante su visita a las instalaciones de Pirelli.

Hoy hablaremos de los grandes desconocidos, los neumáticos de invierno, ruedas que han sido diseñadas para unas condiciones meteorológicas adversas para la conducción y que tienen detrás una investigación y desarrollo tanto o más exhaustivo que los populares neumáticos convencionales.

winter2_0.jpg

El primer dato relevante que puede impresionar al conductor espaol es que en muchos países de Europa, los neumáticos de invierno son obligatorios durante determinados meses del año.

Lo que para la mayoría de conductores puede parecer un simple aro de caucho es realmente un producto de ingeniería, específicamente creado y probado para lograr unos requerimientos de acuerdo a unas condiciones concretas. En el caso de los neumáticos también llamados winter o M+S (acrónimo de Mud and Snow –barro y nieve-), éstas son especialmente exigentes, ya que debe funcionar en condiciones de baja adherencia y temperatura, donde un neumático convencional no podría más que perder tracción.

Si los ponemos uno al lado del otro, ambos tipos de rueda son aparentemente iguales. Sin embargo, para lograr ofrecer las máximas prestaciones en nieve y hielo, los neumáticos invernales cuentan con una serie de peculiaridades en su diseño y elementos, que los diferencian del resto. En concreto son tres elementos clave que los diferencian:

  • Diseño específico de la banda de rodadura: los canales longitudinales del neumático de invierno son más anchos para evacuar más agua y reducir el riesgo de aquaplaning. Además, la huella del neumático suele tener forma de V para favorecer lo anterior.
  • Compuesto: debido a que va a trabajar a bajas temperaturas, se usan compuestos específicos, más blandos y con mayor adherencia en condiciones de mucho frío.
  • Laminillas o tacos especiales: disponen de ellas en su banda de rodadura. Son vitales a la hora de circular por la nieve, ya que retienen la nieve y mejoran la tracción gracias a estar “nieve con nieve”.

Otra de las ventajas de los neumáticos invernales es su adaptación a todo uso de condiciones invernales, a diferencia de las cadenas para nieve y de tipo textil. Mientras que estas últimas requieren de condiciones concretas para poder ser de ayuda y no un impedimento, los neumáticos de invierno no tienen inconveniente en circular por carreteras en cualquier estado. Hace unos meses os contábamos nuestra experiencia con las cadenas en condiciones climáticas adversas y la conclusión es que, si bien sirven para sacarnos de un apuro en ocasiones concretas, no son una garantía sino un remedio puntual.

pirelli_cinturato_winter_05_0.jpg

La banda de rodadura específica, el compuesto y los tacos especiales o laminillas identifican a un neumático invernal

En el caso de las cadenas metálicas de toda la vida, pudimos comprobar in situ que no es tan sencillo montarlas como dice la teoría, mucho menos en condiciones adversas. Además, por su construcción, son sólo eficaces cuando la calzada está completamente cubierta por hielo o nieve, ya que en los habituales tramos con el asfalto mojado por la nieve derretida no son recomendable su uso ya que su uso es elevado, además de que no es recomendable superar los 50 kilómetros/hora. Las textiles, aunque más fáciles de instalar, tampoco ofrecen las garantías de un neumático winter y además se deterioran con mucha rapidez si no circulamos por pavimento nevado.

Frente a estos inconvenientes, un neumático de invierno se adapta a prácticamente todas las circunstancias de una forma que, en su primera utilización, puede resultar algo así como magia para el conductor. Y para conocer de primera mano las peculiaridades y el desarrollo de este tipo de neumáticos, nos hemos puesto en contacto con Enric Llimargas, uno de los responsables del departamento técnico y entrenamiento del fabricante Pirelli que, una vez más, se ha ofrecido a ayudarnos con este reportaje.

Llimargas reconoce que uno de los grandes cambios como industria del caucho es que "ya no hablamos de neumático de nieve, sino de invierno. Atrás quedan aquellos neumáticos con clavos superespecíficos para condiciones de hielo y nieve abundante, condiciones que por otro lado son difíciles que se den en la Península Ibérica salvo casos excepcionales. Ahora son mucho más polivalente y ofrecen también mejores prestaciones en condiciones de mucho agua en la calzada o de baja adherencia y temperatura".

En estas situaciones “la gran ventaja del neumático de invierno es que uno de los factores fundamentales es la temperatura. En el caso de un neumático de verano, el caucho se endurece por debajo de los 7 grados, lo que hace que no tenga movimiento y acaba deslizando”. Frente a esto “un neumático winter sigue elástico, lo que provoca que tenga una facilidad de manejo en estas condiciones”.

Por debajo de 7 grados, los neumáticos de invierno son los que ofrecen mejores prestaciones

Todo esto han podido constatarlo en Pirelli en su distintos circuitos y campos de pruebas donde desarrollan y ponen a prueba esta clase de neumáticos. Para esta misión, los italianos cuentan con instalaciones propias en Suecia y desde hace un par de años en Rusia en un par de plantas de la marca, además de miles de kilómetros de desarrollo y pruebas a bajas temperaturas. Además, para los test en agua disponen de las instalaciones italianas de Vizzola.

Otra de las claves para el buen hacer de este tipo de neumáticos según Enric Llimargas es hacer un “rodaje” cuidadoso los primeros kilómetros –entre 100 y 200 kilómetros–, en los que es fundamental que el taco no tenga mucho movimiento y que seamos cuidadosos con el gas, lo que prolongará la vida del neumático. Con el paso del tiempo se endurece como cualquier neumático, por lo que el rendimiento será mejor y su degradación menor. Todo lo anterior es indispensable que se realice en las condiciones apropiadas para este tipo de neumático, por lo Enric también destaca que “hay que montar el neumático de invierno cuando toca, generalmente en los meses de octubre o noviembre”.

La efectividad del neumático invernal también depende de su grosor, pero en este caso y a diferencia de los convencionales, Pirelli recomienda su cambio por debajo de los 4 milímetros, ya que no se asegura tanta retención de nieve y que sea tan efectivo, por la altura reducida del taco. Para facilitar esta tarea, los neumáticos M+S salen de fábrica con dos testigos de profundidad, uno a los 4 y otra de 1,6 milímetros, el límite legal en España.

winter_0.png

Los neumáticos de invierno son reconocibles por su inscripción M+S y otros distintivos con copos de nieve.

A pesar de sus ventajas, en España las ventas aún son muy reducidas respecto a otros países europeos, y representan apenas el 1% de las ventas de neumáticos –de un total de unos 18 millones de neumáticos vendidos al año-. Se venden mayormente en las zonas donde realmente las condiciones climáticas son adversas la mayor parte del año como en los Pirineos catalanes y aragoneses o en la zona de León. Sin embargo, el experto de Pirelli cree que “existe un gran desconocimiento del neumático invernal, ya que desde Madrid hacia el norte salvo el Levante y la costa catalana, todo puede ser territorio apto para el uso del neumático invernal”. Es decir, que no es necesario que nieve para percibir las ventajas en seguridad que aporta un neumático de invierno.

Uno de los grandes aciertos con el neumático de invierno es montarlo cuando toca, entre octubre o noviembre

Los cambios de tendencias en el sector del automóvil y la aparición de nuevas categorías de vehículos como los SUV también han obligado a los fabricantes de neumáticos a dar respuesta a estas nuevas necesidades. Además de tres modelos distintos adaptados a distintos tipos de vehículos –en el caso de Pirelli existen los Cinturato Winter para compactos, Sottozero 3 para berlinas medias y compactos potentes y el Scorpion Winter para SUV–, Enric Llimargas reconoce que últimamente Pirelli está dando mucha importancia a neumáticos winter de altas prestaciones “para aquellos que usan su deportivo o vehículo de altas prestaciones todo el año” e incluso han lanzado modelos con índice de velocidad W –código de velocidad hasta 270 kilómetros/hora–, algo casi único en el mercado y que pocas marcas ofrecen. No está de más recordar que de acuerdo a la normativa vigente, cuando montamos neumáticos invernales se permite rebajar el código de velocidad a Q –hasta 160 kilómetros/hora–, que es el mínimo legal para que puedan circular turismos con este tipo de gomas.

Hay que tener en cuenta que en países europeos como en Lituania, Finlandia o Suecia son obligatorios por ley en unos determinados meses del año, mientras que en otros como Alemania lo son en caso de nieve. Además, en estas situaciones “también te expones a que en caso de accidente o siniestro el seguro no te cubra” según remarca Llimargas. En España, el artículo 292 del Código de Circulación establece que se podrá inmovilizar el vehículo que circule desprovisto de cadenas o neumáticos especiales.

Durante la elaboración de este reportaje hemos podido conocer mejor los entresijos de este tipo de neumáticos y constatar el hecho de que la evolución en el mundo del automóvil es también extensible al de los fabricantes del caucho, que se esmeran por producir neumáticos que cada vez son más complejos y a la vez más completos y prestacionales.

Hoy en día, el neumático invernal todavía es un gran desconocido en nuestro mercado, pero debería ser tenido en cuenta en muchas más ocasiones como la opción perfecta durante varios meses del año, también en España. Sus condiciones y desarrollo específico lo hacen ideal para zonas de nuestro país que cuentan con inviernos fríos y lluviosos, de manera que ofrecen mayores garantías que un neumático convencional incluso en su uso sin nieve. Si es tu caso, tenlo presente, ya que son el único componente de nuestro automóvil que nos mantiene en contacto con el suelo, y esto es mucho más que un tópico.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
9 comentarios
Imagen de Fredorigo
[#8 Manchego] disculpa, el problema es que poner las cadenas en caso de nieve no lo enseñan en las autoescuelas, porque no se le da la importancia que realmente tiene y el llevar un juego de cadenas en el coche no es primordial como lo es llevar rueda de repuesto o kit antipinchazos. Porque resulta que aquí en España no nieva en exceso nunca, salvo éste año que es excepcional, pero no por eso te vas a comprar unas cadenas. Bueno, si vas mucho a esquiar quizá te salga a cuenta comprarlas...pero has de saber ponerlas.
Imagen de Manchego
[#7 Arai] [#5 MouseMan79] El problema de las cadenas es que NO todo el mundo las sabe poner, ese es el verdadero problema, de hay que la gente compre estos neumáticos. También hay que decir que las cadenas no son del todo buenas para la goma ni para la llanta. Las cadenas pueden llegar a pellizcar la goma y arañar las llantas. Yo he probado fundas después de probar cadenas y me quedo con las fundas. También ayuda mucho tener un paquete de sal gorda en el coche.
Imagen de Arai
[#5 MouseMan79] De acuerdo contigo, con meter unas cadenas más que suficiente para la mayoría. Sólo en casos de gente que vive en zonas donde nieva mucho es recomendable poner neumáticos de invierno. Un neumático de verano en seco y mojado casi siempre es mejor que el de invierno (ejemplo: http://www.tyrereviews.co.uk/Article/2017-Auto-Bild-SUV-Winter-Tyre-Test.htm), y no te digo si si montas un UHP de verano, que le da mil vueltas a uno corriente. Así que lo dicho, cadenas en el coche y listo. Más barato y probablemente más seguro.
Imagen de MouseMan79
Por ultimo, en los 80/90 tambien nevaba, y mucho más que ahora, pero los conductores teníamos más paciencia. Ahora nieva durante unos dias y parece un caos??? Ayer lo del aeropuerto de Barajas, como que los aeropuertos de EEUU/Canada/Moscu no cierran cuando hay un temporal... los medios de comunicación estan haciendo el RI DI CU LO
Imagen de MouseMan79
Desde el follon de la AP6, se esta intentando poner solución a un problema, que realmente no lo es. Las ruedas M+S estan bien, sobre todo si vives en Canada, Moscu... pero seamos sensatos, que estamos en España y las nevadas son más bien puntuales y espaciadas, así que con llevar cadenas o similar es más que suficiente, asi que no revolvamos más la mierda.
Imagen de Quemadillo
[#3 koumba] +1 Compre un coche que montaba estos neumáticos y al llegar la nevada de reyes pude comprobar su funcionamiento. Repetiré con estas ruedas ¡seguro!
Imagen de koumba
[#2 F1-Team] Los Michelin CrossClimate, que van de lujo.
Imagen de F1-Team
[#1 amelie] Michelin creo que tiene un neumático todo clima, Válido para nieve y para verano. Con todo eso, los neumáticos M+S no son solo de uso en nieve, y ya se llaman neumáticos de invierno y no nieve como antiguamente, yo uno de los coches lo tengo todo el año con neumáticos M+S y la duración es buena. Quizás para una persona que rueda mucho por autopista en verano no duren, pero si no, es una monta mas que recomendable.
Imagen de amelie
La verdad es que no comprendo cómo en España se puede montar la que se monta cuando nieva, cuando en otros países ponen este tipo de neumáticos y van de maravilla por la carretera. Vale que aquí en España somos un país cálido, pero hay zonas en las que siempre nieva. ¿No habría un neumático medio para invierno/verano pero que se pueda mover por nieve? ¡Y que no haga falta poner cadenas!
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top