Consejos de conducción

Conducción en nieve y con cadenas: así fue nuestra experiencia

En pleno pirineo aragonés descubrimos las bondades de los neumáticos de invierno

AmpliarConducción en nieve y con cadena, así fue nuestra experiencia -SoyMotorEl estado de las carretera fue un auténtico desafío

Durante estos días nuestro país está siendo azotado por un temporal de nieve y frío sin precedentes en los últimos años. Temperaturas bajo cero y precipitaciones que pueden convertir una apacible carretera en un desafío para cualquier conductor. ¿Sabrías defenderte en esta situación?

Durante el pasado fin de semana tuve la posibilidad de comprobar 'in situ' las exigentes condiciones que supone conducir sobre la nieve y el hielo. El pirineo oscense me recibía con temperatura mínima de –9ºC y una copiosa nevada nocturna que dio trabajo a las quitanieves por primera vez en 2017. A todo ello me enfrentaría a los mandos de un Honda CR-V Diesel del 2007.

nieve2_0.jpg

 

LA SUAVIDAD ES LA CLAVE

Los primeros kilómetros sobre un asfalto en condiciones complicadas y el gran par de la mecánica turbodiésel exigen un tacto preciso sobre los tres pedales y la dirección. Cualquier brusquedad puede provocar un derrapaje involuntario o una situación peligrosa debido a la baja adherencia.

Circular en marchas largas, reducir la velocidad con el freno motor en vez de con los frenos, anticipar las maniobras ante posibles imprevistos –por ejemplo placas de hielo–, frenar y acelerar muy suave y con las ruedas lo más rectas posible, trazar las curvas con un radio de giro constante, aprovechar la rodada de otros vehículos o la independencia de acciones –no frenar mientras giramos, hacerlo por separado– son algunos de los consejos para conducir más seguro en estas circunstancias.

En caso de quedar atascado puedes tratar de arrancar en segunda velocidad y desconectar el ESP para que no interfiera en la maniobra. Si pese a ello no consigues salir, tocará poner cadenas o esperar la asistencia.

 

NEUMÁTICOS DE INVIERNO, MUY RECOMENDABLES

Debido a mi poca experiencia en estas condiciones y pese a que el Honda CR-V equipaba neumáticos de invierno, decidí por precaución colocar las cadenas pero durante el ascenso a uno de los puertos pude comprobar el buen comportamiento de otros vehículos que utilizaban neumáticos de invierno. Mientras yo circulaba lento para no destrozar las cadenas, ellos avanzaban sin problemas con una ligera capa de nieve sobre el asfalto y –2ºC grados de temperatura ambiente, incluso alguno con ciertas prisas a un ritmo superior a lo recomendable. Y todos sin extraños. Esto es gracias a un compuesto más blando adaptado mejor a bajas temperaturas y a un dibujo específico que evacúa mucho mejor el agua y la nieve.

Antes de llegar a la estación de ski, donde el piso tenía nieve acumulada también pude observar la gran eficacia en estas situaciones. Sólo en condiciones extremas como una subida medio helada, la mayoría optaban por la combinación de cadenas y neumáticos de invierno.

cadenas_0.jpg

 

CADENAS, EL ÚLTIMO RECURSO

Textiles o de acero, las cadenas suponen la última esperanza cuando las condiciones son extremas incluso para unos neumáticos de invierno y son imprescindibles cuando no disponemos de ellos ya que los neumáticos de verano –los normales– no son capaces de traccionar en estas situaciones.

Siempre se deben colocar en el eje al que el motor transmite la fuerza. En caso de nuestro Honda CR-V con tracción integral, la colocamos en el tren delantero para lograr, además de una buena tracción, un mayor agarre de los neumáticos delantero encargados de hacer girar al coche.

Según un reciente estudio, el 80% de los conductores no sabe cómo montarlas. Por ello te recomiendo anticiparte e intentarlo, para tener práctica. Te aseguro que ponerlas en condiciones difíciles con el coche atascado no es tan sencillo. Las de tela son por lo general menos efectivas y duraderas aunque más fáciles de poner, todo lo contrario que las de acero de toda la vida.

Al volante conduciendo con cadenas, las sensaciones son extrañas: la dirección vibra y el ruido de rodadura se incrementa. Es importante utilizarlas solo en caso de necesidad, ya que si rodamos con ellas puestas sobre asfalto podríamos romperlas. Además es recomendable no pasar de 30 ó 40 kilómetros/hora para no forzarlas.

En cualquier caso, no olvides echarlas al maletero si viajas estos días y tener siempre el depósito lleno por si te quedas atascado y debes esperar a al grúa con la calefacción y el motor encendidos.

img-20170115-wa0006_0.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top