ARTÍCULOS LAF1.ES

Temporadas que van y temporadas que vienen

Un dominio esperado, unidades de potencia decepcionantes y el adiós a la F1 en abierto

AmpliarLa Fórmula 1 cierra el telón de la temporada 2015 - LaF1La Fórmula 1 cierra el telón de la temporada 2015

La temporada 2015 de Fórmula 1 llegó a su fin el pasado fin de semana en Abu Dabi. Como en 2014, con Lewis Hamilton y Mercedes como campeones del mundo. El británico lleva dos seguidos y se convierte en el primer piloto de las islas en conseguir dicho hito. Ninguno de sus laureados predecesores llegó a defender con gloria ninguno de sus títulos. Aunque el caso de Nigel Mansell sería debatible, puesto que tras ganar el título de Fórmula 1 se fue a Estados Unidos... y ganó la IndyCar. Pero el año que se termina nos ha dado mucho más que una repetición de los títulos de 2014.

Empezando por lo bueno, Ferrari ha sido una de las sorpresas positivas tras una recuperación relativamente esperable. Se trata a fin de cuentas del equipo que más cara le plantó a Red Bull en su época dominante. Precisamente, los italianos han tomado el lugar de estos últimos como principales rivales de Mercedes. Sebastian Vettel ha cuajado en Ferrari y pocos son los que no ven a la nueva unión italoalemana llevándose algún título pronto. Pero aún falta para llegar al nivel de las flechas de plata; ser segundos no es suficiente y hay que buscar más. Mucho más.

La otra de las sorpresas del año es la pareja de Toro Rosso. Es muy posible que Max Verstappen y Carlos Sainz lleven en 2016 motores Ferrari, lo que debería ayudarles a evitar los problemas técnicos que han plagado su temporada 2015. A pesar de todo, han tenido un año de debut sólido y la credibilidad de ambos se ve reforzada tras sus primeros 19 Grandes Premios. Están destinados a grandes cosas en el futuro y el paddock de la Fórmula 1 se rinde a sus pies -aunque es Verstappen quien más atención trae, Sainz no le anda lejos-. El año que viene debe servir como confirmación. Habría que por lo menos repetir los resultados de 2015.

En el otro lado de la balanza, la temporada 2015 ha traído decepciones para dos de los grandes protagonistas de los últimos años; Red Bull y Fernando Alonso. Irónicamente y a pesar de los malos resultados, en ninguno de los dos casos la culpa recae en ellos sino en las unidades de potencia. Ah, las unidades de potencia, las otras grandes protagonistas del año. Renault y Honda no hicieron los deberes y a lo largo de los últimos diez meses, hemos visto como los Red Bull, Toro Rosso y McLaren sufrían hasta el punto de la desesperación. Roturas de motor, velocidades en recta demasiado lentas... y polémica, mucha polémica.

Y es que si de algo ha vivido la Fórmula 1 este último año, ha sido en muchos casos de la polémica. Empezamos con los motores Honda, seguimos con el poco entendimiento entre Red Bull y Renault, la falta de rendimiento de los propulsores franceses, la declaración de intenciones del equipo austríaco y el posterior rechazo de Ferrari y Mercedes a la hora de proporcionarles motores de cara al próximo año. Llegamos al punto en que incluso ahora en diciembre, no hay anuncio al respecto -aunque Christian Horner afirmó que ya hay decisión tomada-. Y ya que estamos en el tema de Renault, ¿qué pasa con ellos?

En 2016 deberíamos ver el retorno de Renault a la Fórmula 1 a través de Lotus. El fabricante francés volvería a comprar un equipo que era esencialmente suyo para tener una nueva presencia de fábrica. Pero es la compra que nunca se termina. Primero rumores, luego más rumores, entonces una carta de intención, finalmente un anuncio que nunca llega... es el cuento de nunca acabar. Y con los problemas económicos que Lotus ha tenido hacia finales de temporada -sin la ayuda de Bernie Ecclestone, puede que jamás hubieran terminado el año-, queda claro que sin Renault, no debería haber equipo Lotus.

Esa es seguramente otra de las preocupaciones que tiene la Fórmula 1 hoy en día; una parrilla en riesgo de seguir menguando a pesar de la entrada de Haas en 2016 -otro de los grandes puntos calientes del año, sobre todo a partir de ahora-. Lotus está en la cuerda floja, al igual que un equipo Manor que ha completado un año en el que no iban a participar y en el que sólo entraron a falta de menos de un mes y sin pretemporada. La de Manor ha sido una historia heroica y su contrato con Mercedes para 2016, algo por lo que seguir teniendo esperanza. Pero el juego político del equipo británico -que en 2016 debería ya dejar de forma oficial el nombre 'Marussia' que aún mantenían- ha hecho que varias piezas clave dejen la estructura.

John Booth y Graeme Lowdon se van de Manor y el equipo pierde a su núcleo duro. No hay duda de que las cosas pueden seguir adelante sin ellos pero ha habido personal que ha abandonado el barco y otros elementos importantes como Bob Bell también cambiarán de aires. Manor se enfrenta posiblemente a una situación más delicada que la de principios de año puesto que con buen material pero sin el personal adecuado, la temporada que viene podría ser un desastre. Y si el desastre llega con un material competitivo, la credibilidad del equipo caería en picado. El último de los equipos 'nuevos' de 2010 sigue aun luchando contra viento y marea.

Si los futuros de Lotus y Manor están en el aire, los de Red Bull y Toro Rosso parecen estar más claros. Con decisiones de motores tomadas pero sin anunciar, la lógica dicta que es solo cuestión de tiempo que se confirme su presencia para el próximo año. Hay contratos con patrocinadores de por medio y hay que contarles. Pero eso no quita que en un momento dado, la Fórmula 1 estuvo en riesgo de perder a cuatro equipos y ganar uno en 2016. Y eso significaría una parrilla de 14 coches si se mantuvieran los equipos con dos pilotos. El tercer coche ha estado más cerca que nunca.

Pero, ¿y Alonso? La situación del asturiano es probablemente la que menos polvareda ha levantado en los últimos meses, posiblemente porque el mal rendimiento de Honda ya no sorprende a nadie. Nos hemos acostumbrado a ver a los bonitos MP4-30 en la parte baja de la parrilla, siendo lentos y rompiendo motores. Pero que McLaren esté en una situación así debería ser inaceptable. No creó Bruce McLaren su equipo para estar en la parte baja y lejos del podio, ni tampoco lo compró Ron Dennis para conformarse con un quinto puesto como mejor resultado del año. La asociación con Honda no podía funcionar en una temporada pero a partir de 2016 se les debe exigir más.

Por último, hay que acordarse de TV3 y Antena 3 -junto con Tele 5 y La Sexta-, que cerraron sus respectivas etapas cuando cayó el telón en la Fórmula 1 en abierto. A partir de 2016, la máxima categoría del automovilismo mundial sólo podrá verse en España pagando. Un cambio importante que deberá alterar la dinámica del deporte en nuestro país. Una dinámica que se vio ya alterada por el declive en los resultados de un Fernando Alonso que no gana una carrera desde 2013. Si las audiencias ya habían caído en 2015, el año que viene serán ridículas. A menos que de golpe y porrazo el McLaren ganara carreras, claro, en cuyo caso podríamos vivir lo nunca visto.

Puede que la temporada 2015 haya sido un poco menos emocionante de lo que todos esperábamos -aunque siendo justos, más allá de la lucha por el título, ha habido acción a raudales- pero todo lo ocurrido en el paddock de la Fórmula 1 nos ha dado 'vidilla' que nos ha mantenido entretenidos durante los periodos de descanso de esta temporada y que debería hacer lo mismo en las cada vez más cortas vacaciones invernales. La temporada 2015 ha muerto. ¡Larga vida a la temporada 2016!

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de elioth
temporada 2015 a los 15 minutos de empezar la carrera esoy roncando en el sofa. temporada 2016 pagaria por hacer la siesta??
Imagen de PITXITO10
Bravo por los gestores de la F1: en vez de enriquecerla, la están sometiendo a un asedio que la va matando por inanición....................................
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top