ARTÍCULOS LAF1.ES

La Fórmula 1 viaja a Brasil: guía del Autódromo José Carlos Pace

El mundial de Fórmula 1 visita uno de los circuitos más emocionantes del año

AmpliarLa Fórmula 1 visita el Autódromo José Carlos Pace - LaF1La Fórmula 1 visita el Autódromo José Carlos Pace

Dejamos uno de los mejores Grandes Premios de la temporada como fue el de México para llegar a la tierra del carnaval por antonomasia, como es Brasil. Antes de conocer las claves del trazado del Autódromo José Carlos Pace, hagamos un poco de turismo por el país sudamericano.

Si estás en Río de Janeiro no dudes en pasar por el Cristo Redentor, una estatua considera la maravilla de Rio, de 38 metros de altura que se puede subir a la parte más alta de ésta, ya sea por ascensor o por escaleras mecánicas. Por otro lado, si te gusta la naturaleza, a 20 kilómetros de la ciudad puedes visitar el Parque Nacional de la Tijuca, reserva urbana más grande de Brasil, donde pueden pasar un fantástico día en familia. 

Por otro lado, no duden en visitar la ciudad de Porto Alegre, donde su enclave con cinco ríos a su alrededor, siendo una  ciudad que te atrapa por su anchas avenidas y su arte urbano. Por último, no se marchen sin pasar por las termas de Gravatal, donde el agua circula a 37ºc, con unas cualidades terapéuticas que sirven para relajarse. También se puede recorrer las grutas termales y cachoeiras como la de Sao Roque y Do Perpetuo Socorro. 

mapa-interlagos-laf1_0.jpg

La vuelta comienza en la rápida recta de meta donde se alcanzarán velocidades de hasta 340 kilómetros por hora, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Los pilotos llegarán a final meta, siendo el punto más alto del circuito y frenarán a unos 30 metros, tomando como referencia el cartel de 50 metros, abriéndose hacia la derecha para coger una buena trayectoria para entrar en la conocida 'S de Senna'. Los pilotos, en menos de 30 metros, reducen de 340 kilómetros por hora en octava a 125 kilómetros por hora en tercera, tomando mucho riesgo a la hora de frenar, ya que pueden tener más de una pasada de frenada en la parte donde el circuito brasileño comienza a descender.  

Atacarán la primera curva con el suficiente cuidado de poder controlar el monoplaza, para ir a tomar la siguiente curva a la derecha, ambas de un radio cerrado. Tras la salida de las dos primeras curvas, los pilotos atacarán el piano de la izquierda para afrontar la curva do Sol, curva a izquierdas que se toma a 270 kilómetros por hora y que da acceso a la Recta Oposta, segunda zona de DRS, la más larga del trazado donde en la mitad más o menos, se encuentra el punto de detección del primer sector. 

El segundo sector comienza casi llegando al final de dicha recta, donde los pilotos alcanzan 330 kilómetros por hora donde frenan a 140 kilómetros por hora para entrar en una curva muy complicada donde lograr una buena tracción es fundamental, ya que es de ángulo recto, a izquierdas y en bajada, en la que tendrán que hacer una trayectoria en V, es decir, atacar el piano interior, abrirse y volver a cerrarse para atacar de nuevo el piano interior de la siguiente curva.  Tras la curva cuatro llegamos a la curva 5, que da acceso al interior del trazado, la zona más revirada, en subida. Entramos en la conocida zona de Laranjinha, seguimos acelerando y pisamos levemente el freno, para poder hacer correctamente la curva 6 y 7, una doble curva peraltaba a la derecha. Tras la salida de esta, tenemos una mini recta, para llegar a la curva 8, en bajada y de baja velocidad, donde el coche tiende a desestabilizarse. Tras la salida de este viraje, que es ciego, llegamos a la curva 9, que se toma a unos 100 kilómetros por hora, una curva a izquierdas con un gran peralte donde los pilotos se comen el piano interior. Tras salir de la curva 9, los pilotos juegan con el acelerador para llegar a la curva 10, conocida como Bico de Pato, una horquilla a derechas que se toma a 85 kilómetros por hora, para acelerar a fondo y tomar la curva 11, que es peraltada a izquierda que se toma a unos 205 kilómetros por hora, donde tras la salida de este vértice tenemos el punto de cronometrado del segundo sector.

El tercer sector comienza tras la salida de la curva 11, donde frenaremos a  120 kilómetros por hora, en una curva en subida a izquierda, donde comienza la larga recta de meta en curva, conocida del trazado de Sao Paolo, tras la curva 13 se encuentra la zona de detección de DRS para la línea de meta, donde los pilotos estarán más de 15 segundos con el pedal del acelerador a fondo.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top