Artículos LaF1.es

El Mundial de Fórmula 1 viaja a Hungría: guía de Hungaroring

Recorremos la pista húngara para saber por qué es de las más complicadas del Mundial

AmpliarLa recta principal del circuito de Hungaroring - LaF1La recta principal del circuito de Hungaroring

Dejamos atrás un circuito donde la historia habla por si sola, un trazado de Silverstone que ha visto sobre su asfalto leyendas de todos los tiempos, para llegar a uno de las pistas más lentas del calendario en una semana negra para la Fórmula 1, con la perdida irreparable de Jules Bianchi. Un piloto que tenia todo lo necesario para despuntar en este mundo, pero muchas veces se nos olvida que se juegan la vida en cada milímetro que recorren de asfalto. Sin duda, una promesa que se nos quedará grabada a fuego en el corazón, con sus actos.

En uno de los fines de semana más inusuales y tristes de la categoría reina, donde compartiremos la acción en la pista con los actos en honor y el recuerdo del piloto francés, el Mundial llega a Hungría, donde la historia y tradición hacen único este circuito. Su cultura con mezcla de influencias como la germana, la latina o la turca, hace de su territorio un lugar singular y turístico desconocido para los turistas, puesto que hay muchos lugares poco conocidos que guardan una gran importancia. 

En la capital, Budapest, nos encontramos con dos ciudades divididas por el mítico río Danubio, que hace de la ciudad un estancia idílica por sus monumentos y su historia. El parlamento Húngaro, a las orillas del rio, es lo primero que se ve al llegar a la capital.  Por otro lado, la Basílica de San Esteban, hace que la historia de la urbe cobre un especial sentido, con la mano momificada que se puede ver en la catedral. 

La gran presencia de judíos en el país, hace que las sinagogas cobren cada vez más fuerza. La más conocida y recomendada para visitar es la que se encuentra en la calle Dohany. Por último, si aprovechan y viajan, ya sea por motivos de trabajo o de ocio, una de las visitas obligadas, son los conocidos balnearios húngaros, donde la hospitalidad y sus servicios, brillan por encima de todo.

Adentrándonos en el terreno deportivo, el circuito de Hungaroring es de los menos favorables al adelantamiento, algo que trae a los equipos más de un quebradero de cabeza, ya que se rueda muy poco allí y la pista con el paso de los coches se llena de polvo. Por otro lado, las altas temperaturas que se viven en el trazado, hace que sea muy complicado mantener la concentración a lo largo de los 70 giros que dura la carrera del domingo. Ahora, cogemos nuestro monoplaza virtual para dar una vuelta por el revirado asfalto húngaro.

hungria-laf1.png

Comenzamos la vuelta encarando la recta más larga del circuito, de unos 700 metros, y el único lugar claro de adelantamiento, donde se alcanzan los 300 km/h, para reducir a los 120 km/h en unos segundos y encarar la primera curva del trazado. Esta es en bajada, cerrada y con una gran escapatoria asfaltada, que hace que los pilotos puedan cometer errores, perdiendo el mínimo tiempo posible, eso hace que en la salida, donde siempre hay una gran montonera de coches, puedan irse por fuera. Luego tenemos una corta recta donde se alcanzan los 270 km/h, para bajar tres marchas y coger la curva a la izquierda. Curva muy peligrosa, que más de uno se acordará por la famosa tuerca de Alonso, donde el subviraje hace que el coche sea incontrolable. Giramos levemente a la derecha y nos adentramos a la recta que finaliza el primer sector, conocida también por la tuerca que impacto en el casco de Felipe Massa, donde se alcanzan los 280 km/h.

El segundo sector y el más revirado, comienza en la curva cuatro, a ciegas, donde los pilotos atacan el piano interior sin tocar el exterior en quinta, después suben hasta 250 km/h, y bajan a tercera para tomar una curva cerrada a la derecha en subida. Salimos de ella sin tocar el piano exterior, y llegamos a una chicane, que se toma en segunda donde nos apoyaremos en los pianos interiores para salir atacando el piano exterior derecho que nos lleva a una corta recta donde ponemos cuarta para luego reducir hasta tercera, girar a la izquierda y abrirnos para tomar la 9 curva a derechas atacando el piano interior. Salimos acelerando, giramos levemente a la izquierda para encarar la curva 10 que nos da acceso al inicio del tercer sector. En ella se entra a 250 km/h levantando levemente el pedal del acelerador con el fin de no salirnos fuera de la pista.

Finalmente, nos adentramos al tercer sector, el más lento. Tras salir de la undécima curva, estamos en una pequeña recta donde llegamos a 270 km/h en séptima. Frenamos hasta los 100km/h, giramos a la derecha, atacando los pianos interiores, subimos dos marchas, y frenos para encarar la curva más lenta del trazado, en la que no tenemos que salirnos por la escapatoria de la derecha ni atacar el piano interior ya que perderemos aceleración. Por ultimo, subimos dos marchas, para bajar a tercera y tomar la ultima curva del trazado, a derechas y ciega en la que, con una buena salida, nos garantizamos evitar el piano exterior y coger una buena punta para afrontar la recta de meta.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top