PELIGROS CON ENTRADA DE MÁS FABRICANTES

Zak Brown teme una escalada de los costes en la Fórmula E

El de McLaren cree que una guerra entre las marcas es contraproducente

El americano piensa que la F1 puede aprender mucho de la Nascar y la IndyCar

AmpliarMercedes, una de las marcas que entrarán en la Fórmula E la próxima temporada - SoyMotorMercedes, una de las marcas que entrarán en la Fórmula E la próxima temporada

Zak Brown ha puesto sobre la mesa cómo se presenta 2018 a nivel internacional dentro del automovilismo. Ha hablado de Fórmula 1, pero también de otras categorías como la Fórmula E, la IndyCar o la Nascar y hay una preocupación clave: los gastos en la categoría eléctrica.

Zak Brown ha explicado que sus miedos sobre la Fórmula E recaen en las marcas y su mentalidad combativa entre ellas. Porsche o Mercedes han confirmado su intención de entrar en la categoría eléctrica y para el director ejecutivo de McLaren, los costes pueden ser el arma que mate al deporte.

"La Fórmula E siempre ha tratado de ayudar para alargar al máximo la autonomía de los coches eléctricos y en cinco temporadas podrán completar una carrera con un sólo coche y una única batería. Gracias a ello, marcas como Mercedes y Porsche han llegado a la categoría", ha relatado Brown en una entrada para el blog de James Allen, 

"Como negocio y deporte, la Fórmula E ha pasado de la fase 1 a la fase 2: parrilla completa, fabricantes, patrocinios... y eso es interesante", ha opinado.

"Lo que se debe vigilar es que los fabricantes no transformen la categoría en una carrera armamentística como ha ocurrido en otras categorías y ha llevado a éstas al desastre", ha recordado.

"¿Qué hemos aprendido de que las marcas inviertan muchísimo en categorías como el DTM o en los LMP1? Nos encantan las marcas, pero no pueden tener un cheque en blanco al respecto. Eso daña al deporte. ¿Cómo controlará la Fórmula E los costes?", ha expresado el estadounidense. 

 

LO QUE TIENE QUE APRENDER LA F1 DE INDYCAR Y NASCAR

Más allá de la Fórmula E, Brown analiza el panorama americano. Para muchos, descubierto después de la presencia de Fernando Alonso en Indianápolis, Estados Unidos tiene un ecosistema propio de automovilismo.

La IndyCar y la Nascar son las dos categorías punteras, con los dragsters un poquito más atrás. Ya en tierra, el dirt-track o el supercross se llevan la ovación. Para Brown, la IndyCar es el punto álgido de la competicion automovilística americana.

"La IndyCar ha sido la categoría más competitiva y con más nivel durante muchos años. No sabes qué piloto ganará las carreras y el Campeonato siempre llega con una diferencia muy pequeña al evento final. La F1 puede aprender mucho de esto, incluso aunque sea un campeonato de élite", ha opinado el americano.

"La imprevisibilidad de las carreras o la oportunidad de que haya actuaciones dignas de cuentos de hadas –que un equipo de media parrilla gane una carrera–... está claro que es un equilibrio competitivo al que aspirar. Diez pilotos pudieron ganar las 500 de Indianápolis el año pasado", ha continuado Brown.

"Además, este año presentan un nuevo coche y tienen una de las mejores retransmisiones de las que la F1 podría aprender. Las audiencias siguen subiendo, aunque no estan muy altas todavía", ha reconocido.

Sobre lo que puede aprender la F1 de la Nascar, Brown menciona el carácter especial de los pilotos. En la categoría de stock-car americana, la presencia del piloto –y del dorsal– es uno de los pilares fundamentales de la competición.

Pese a ser del mismo equipo, los coches corren con diferentes decoraciones e incluso éstas cambian, depende del lugar en el que se compita, para favorecer al inversor. Además, se celebra la 'Retro-round', cita en la que los coches van decorados con diseños de antaño para homenajear las estrellas del pasado.

"La Nascar ha perdido a grandes nombres. como Richard Petty, Dale Earnhardt Sr. y Jeff Gordon. Pero bueno, la Nascar siempre ha sido buena en mantener los números, así que las próximas superestrellas del deporte están a la vuelta de la esquina", ha declarado.

"Esto es porque se centran en hacer el piloto el centro de atención, jugando con el carácter y las rivalidades. La F1 podría aprender algo de ello, aunque claro, la F1 se trata de los coches y los pilotos, por lo que encontrar el equilibrio es la clave", ha expresado Brown para terminar.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor McLaren
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top