GP de Bélgica F1 2017
ABANDONA EN CASA

Ricciardo: "Todo lo malo que podía pasarnos, nos ha pasado"

Dos fallos mecánicos le han impedido luchar en la primera carrera

El balance positivo es que ha podido rodar y extraer información

AmpliarRicciardo: "Esto es todo lo mal que se puede hacer" - SoyMotorRicciardo: "Esto es todo lo mal que se puede hacer"

Fin de semana para olvidar en el lado del garaje de Red Bull de Daniel Ricciardo. Al piloto local no le podían ir peor las cosas, ya que no ha podido tomar la salida ni tampoco acabar la carrera una vez se ha incorporado a la misma.

Las cosas se empezaron a torcer para el australiano desde el mismo sábado, cuando en el primer intento de la Q3 perdió el coche en la curva 14, lo que le impidió completar la sesión clasificatoria. Por este motivo, Ricciardo partía décimo, pero un fallo en la fiabilidad del RB13 en la misma vuelta de instalación le dejaba tirado. Los mecánicos han trabajado a contrarreloj para poner el coche en pista, y aunque lo han conseguido cuando ya se habían completado tres vueltas, finalmente el coche se ha vuelto a parar.

"Tenemos que hacerlo mejor que este fin de semana, creo que esto es todo lo mal que se puede hacer. Todo lo malo que puede pasarnos nos ha pasado, creo que podría ir mejor”, ha declarado ante los micrófonos de Movistar F1, evidenciando el desastre que ha tenido que sufrir. "Hemos visto que el ritmo de Max era bueno en comparación con el que teníamos en clasificación ayer, así que estamos aprendiendo. Desafortunadamente no estamos tan bien como nos gustaría, vamos a decir que tenemos que ser constructivos con nuestro trabajo y con los ingenieros para poder volver a estar delante en la cabeza", ha añadido, tratando de ser positivo con toda la temporada por delante todavía.

Aunque desde el momento en que no ha tomado la salida ha perdido todas las opciones, Red Bull se ha tomado la carrera como un entrenamiento más para aprender del coche, ya que no han podido rodar muchos kilómetros durante los entrenamientos de pretemporada. "Obviamente estaba rodando algunas vueltas por debajo, pero estábamos recogiendo información, que es mejor que nada. Creo que cuantas más vueltas damos con el coche más aprendemos, estábamos aprovechando el tiempo", ha comentado Ricciardo, que cuando se incorporaba tardíamente a la carrera recibía un mensaje de apoyo de su ingeniero de pista, que le sugería desdoblarse y divertirse.

La carrera estaba transcurriendo sin más contratiempos para el monoplaza de la bebida energética, cuando en la salida de la curva tres se quedó súbitamente sin potencia, obligando al piloto a abandonar la carrera: "Ha sido un problema aparte. Al final creemos que fue algo con la presión. Básicamente se paró, no había nada, fue simplemente instantáneo. No podía hacer nada para seguir", ha confirmado ante la prensa, aún decepcionado por no haber estado en disposición de ofrecer un buen espectáculo al público. "Me siento mal por todo el mundo, mal por los aficionados. Obviamente, creo que aquí hay más gente apoyándome que en los otros circuitos. Estoy seguro que les habría gustado que saliera y corriera, pero es un tipo de maldición que llevo desde ayer", ha concluido Ricciardo, que ha tenido el detalle de acercarse a los fans cuando se ha bajado del coche.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top