WOLFF DICE QUE ESTÁN REALIZANDO PRUEBAS

Mercedes no sabe si podrá salvar el motor evolucionado de Rosberg

Una fuga en el sistema de refrigeración dio lugar al fallo en la tercera sesión de libres

De no salvarse, Nico tendría que utilizar en Singapur su cuarta unidad de potencia

AmpliarRosberg utilizó para la carrera de Monza un motor 'viejo' que terminó por romperse - LaF1Rosberg utilizó para la carrera de Monza un motor 'viejo' que terminó por romperse

Toto Wolff ha confirmado ante el portal Motorsport.com que el motor evolucionado de Mercedes que Nico Rosberg usó durante las tres sesiones de entrenamientos libres en el Gran Premio de Italia tendrá que someterse a más pruebas durante los próximos días para saber si podrá usarse en la próxima carrera en Singapur.

Mercedes llevó a Monza un motor de nueva especificación en el que gastó los siete 'tokens' de desarrollo que tenía disponibles para esta temporada en un intento por mejorar, entre otras cosas, la fiabilidad y combustión del mismo, así como utilizarlo de ‘base’ para su unidad de potencia de 2016. Sin embargo, Rosberg se vio obligado a cambiar a un propulsor antiguo tras la tercera sesión de entrenamientos libres.

Sobre el motor nuevo: "Todavía no sabemos si está dañado terminalmente"

Un fallo en la refrigeración fue el causante de esta situación, algo que lastró las opciones del alemán, quien no pudo finalizar la carrera después de que el propulsor que también uso en Spa se rompiera en las últimas vueltas. Ahora, tal y como ha señalado Wolff, Rosberg tendrá que esperar unos días para saber si podrá usar el propulsor de nueva especificación que estrenó en Monza o, por el contrario, se verá obligado a montar el cuarto del año en Singapur.

"No sabemos aún si está dañado terminalmente. Y, para aclararlo, no fue un fallo específico del motor, sino una fuga en el sistema de refrigeración lo que dio lugar a que el motor fallara", comenta el austriaco, afirmando además que la rotura de Nico  el domingo les cogió de improviso: "El motor estaba en su sexta carrera, así que tenía muchos kilómetros. No tuvimos ninguna advertencia, no. Le dimos un pequeño empujón para intentar alcanzar a Vettel y fue ahí cuando decidió pararse".

Y sobre el motor viejo: "Estaba en su sexta carrera, no tuvimos ningún aviso"

Por otro lado, Wolff ha asegurado no arrepentirse de la arriesgada decisión de gastar del tirón todos los 'tokens' de desarrollo que tenían disponibles (siete) e introducirlo con todavía ocho carreras por disputarse del calendario, asegurando que era un movimiento esencial de cara a la preparación para el año próximo, lamentándose además de la mala suerte de Rosberg.

"Trajimos esa fase cuatro del motor porque queremos entender si la dirección del desarrollo era la adecuada. Fue un movimiento algo arriesgado. Vimos lo que pasó con Nico y ese fue el resultado de ese motor. Los rodajes de fiabilidad tenían bastantes kilómetros pero aún no estaban acabados, así que, en retrospectiva, perdimos un coche y Nico puntos valiosos. El del año que viene será un campeonato muy competitivo y cuanto antes puedas comprender en qué dirección necesitas ir, mejor", concluye.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top