NOVEDAD

Lotus Exige Race 380: una bestia de circuito

AmpliarLotus Exige Race 380 - SoyMotor.comLotus Exige Race 380

Lotus acaba de anunciar el inicio del desarrollo de un modelo pensado únicamente para los circuitos: el Lotus Exige Race 380.

El coche está basado, obviamente, en el estupendo Exige Sport 380, que con su motor V6 sobrealimentado de 3.5 litros, generaba una potencia de 375 caballos, con una aceleración de 0 a 100 en 3’7 segundos, y que ya había supuesto un gran avance en cuanto a disminución de peso y rendimiento aerodinámico.

20161123130320-48958c41_0.jpg

Lotus Exige Sport 380

El Race 380, sin embargo, ha visto mejoradas las suspensiones, la caja de cambios, la aerodinámica –con un alerón visiblemente más grande–, y el sistema eléctrico. Todo para mejorar el rendimiento de un coche ya de por sí excelente.

Jean Marc Gales, CEO de Lotus, explica:

"El Lotus Exige Sport 380 es un matagigantes en la carretera, y uno de los más rápidos supercars. Nos dio la plataforma ideal para desarrollar el nueva Exige Race 380, un coche de competición sin igual diseñado para batir al mejor. Al establecer su peso por debajo de 1.000 kilos, su relación peso-potencia es insuperable en su clase. En Hethel, fue 1,5 segundos más rápido que el anterior Exige Cup R, lo que es una enorme ganancia. Es un coche de carreras incomparable que sigue la filosofía de Colin Chapman y no podemos esperar a que los clientes experimenten sus capacidades".

20170112124153-af524ad8.jpg

El motor, el mismo V6 sobrealimentado, mantiene los 375 caballos, pero unido a una caja de cambios X-trac de seis velocidades que permite exprimirlo mejor. Su tiempo en Hethel fue de 1’23"5, el más rápido para un Exige. Acelera de 0 a 100 en unos impresionantes 3’2 segundos.

En el apartado aerodinámico, aparte del alerón, tiene ventilaciones en el frontal para mejorar el flujo de aire, un nuevo splitter, y una parrilla trasera ayuda a refrigerar el motor. Todo unido a un nuevo difusor, que otorga una carga aerodinámica de 240 kilos a 273 kilómetros/hora.

20170112124154-248d8e85.jpg

La suspensión consiste en amortiguadores Öhlins de competición, ajustables, y barras de torsión tanto delanteras como traseras para mejorar el manejo en circuito. Precisamente por ello, incorpora jaula de seguridad, pero no airbag. Ni tampoco faros.

Porque no se podrá usar en carretera. Es una bestia de circuito que llegará a sus primeros propietarios en mayo de este mismo año, para su disfrute. Por sólo 114.192 euros.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top