industria

Anfac pide más facilidades para invertir en tecnología

Reclama más "flexibilidad laboral" para adaptarse al mercado actual

Quiere un marco regulatorio moderno y menos burocrático

AmpliarAntonio Cobo, director general de GM España y Anfac. Jornada Desafíos del sector de la Automoción - Fran Rodríguez ExpansiónAntonio Cobo, director general de GM España y Anfac. Jornada Desafíos del sector de la Automoción - Fran Rodríguez Expansión

La industria del motor española aboga por la flexibilidad laboral para adaptarse a un mercado global y ha dejado claro su deseo de trabajar en un marco regulatorio moderno y menos burocrático que impulse la movilidad inteligente y el vehículo autónomo, según ha indicado el presidente de la asociación de fabricantes de automóviles, Antonio Cobo, en el segundo encuentro "Desafíos del sector de la automoción", un evento organizado por el diario Expansión y ACICAE, Clúster de Automoción del País Vasco.

Anfac espera una mejora de las cifras de fabricación del año pasado y se marca como objetivo llegar a los tres millones de vehículos –números previos a la crisis–, de los que casi el 85% se destinarán a la exportación, además de matricular casi 1,5 millones de vehículos.

"La automoción está en una encrucijada ya que se enfrenta a una auténtica revolución que marcará su futuro con la electrificación de los coches y el impulso de los automóviles autónomos y conectados y de la movilidad. La competencia para atraer todo este negocio será feroz entre todos los países por lo que España, si quiere seguir manteniendo su posición como octavo fabricante, no puede pararser y debe seguir mejorando. Para mí lo más importante es que esta es una industria de industrias y vamos a crear mucho empleo, empleo directo en las fábricas, pero también empleo indirecto arrastrado por esta industria", ha expuesto Cobo.

Esta industria española también pide mejora en la logística y más financiación para modernizar las fábricas actuales, sobre todo por la necesidad de digitalizar sus procesos. También se ha recordado que los directivos que deciden los planes futuros de producción están fuera de España e insistieron en que se espera que la industria continúe con la reducción de costes.

"Deslocalizar una planta es sencillo, lo que evita esto para que la planta siga en España es apostar por la innovación y ser más competitivos cada día. Para que alguien que está en Detroit se incline por España, hay que demostrarles, primero, que somos los mejores gestionando su dinero, mejores que los coreanos y los japoneses", ha apuntado Ramón Paredes, vicepresidente ejecutivo de Seat.

Los fabricantes de componentes españoles han destacado que se encuentran en una buena racha, pues el sector cerró el año pasado con récord de ventas, tras crecer un 7%, hasta los 34.000 millones. Además, las empresas de la industria auxiliar aumentaron un 4% sus plantillas, lo que supone más de 8.000 empleos nuevos.

"Este año se mantendrá este impulso porque esperamos que las ventas crezcan un 5% y que el empleo suba un 3%", ha explicado María Helena Antolín, presidente de Sernauto, la patronal de componentes.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top