Blog de Virutas de Goma

21
Mar
2017

La guerra silenciosa

La guerra silenciosa - SoyMotor.com

Es como un ataque a un castillo medieval. El primero que sube a la almena se lleva un premio pero tiene que trepar el muro, probablemente derribar a alguno de los arqueros defensores de su puesto y eludir un foso con agua que rodea a la edificación. Algo parecido ha sido tradicionalmente el salto final de llegar a la Formula 1 pero es que en los dos últimos años en la charca que rodea la empalizada han echado cocodrilos, tigres, leones, dinosaurios y a seiscientos clones de Rambo armados hasta los dientes y cabreados. No es que llegar a la F1 se haya vuelto caro, siempre lo ha sido, es que ahora las reglas y paradigmas de toda la vida empiezan a no servir.

Los alrededor de 6.000 componentes de la serpiente multicolor del Bern… perdón, de Libertycircus, andan como locos mandando fotos de las estrecheces de sus aviones, de los carteles aeroportuarios del destino Melbourneño, o de la extrañamente solitaria playa de Santa Kilda, pero existe una guerra silenciosa justo por debajo y protagonizada por los que sueñan con realizar dentro de unos años ese mismo trayecto… hasta ahora. El sueño se amarga como muy pocas veces y los escalones que durante décadas han recorrido otros empiezan a resquebrajarse porque las reglas escritas empiezan a no valer. 

Las categorías inferiores están pasando una crisis galopante y de consecuencias insospechadas que van a marcar la Fórmula 1 del próximo lustro, y que de hecho ya la están marcando. El advenimiento de Max Verstappen directamente desde la Fórmula 3 FIA, y después de Lance Stroll desde la misma plataforma hizo automáticamente innecesario su paso por la GP3, las World Series o la GP2 rebautizado como Formula 2 en lo sucesivo y esto ha provocado un replanteamiento general de su existencia. 

En una escalada de potencias, experiencias y las complejidades técnicas propias de cada espacio, un piloto podría salir de un largo ciclo en karting de no menos de seis u ocho años, pasar por los primeros monoplazas como la Formula 4, la Ford o unos Formullinos. Más tarde hacer parada en alguna Fórmula 3, o equivalente como la Renault 2.0, y pasar al final por la GP3, las World Series o la nueva/vieja Fórmula 2. Un piloto estará preparado para disputar en Fórmula 1 cuando en estas tres categorías, especialmente las dos últimas, esté ganando de forma constante. Por ese escenario pasaron tipos como Valtteri Bottas –GP3– Carlos Sainz –World Series– o Nico Rosberg, Pastor Maldonado, Checo Pérez o Lewis Hamilton –GP2–. Si exceptuamos a Verstappen, una rareza muy poco frecuente, la llegada de Stroll a la F1 está repleta de dudas y es sintomática de la situación. No es que el canadiense sea flojo; ha ganado casi todas las categorías por las que ha pasado en condiciones muy especiales, algunas–. El dilema es que carece de la experiencia necesaria que se suele desarrollar en los aguerridos últimos escalones de la pirámide de la velocidad. El señor padre de Stroll es muy dueño de gastarse su dinero como le venga en gana. Es más, si tu hijo tuviera que elegir y estuvieras en esta situación, elegirías lo mismo. La puerta estaba abierta, el ticket comprado… pues a correr, que después será más complicado. ¿Para que perder tiempo en cosas menos lustrosas si el plan es llegar a la F1 y podemos ir directamente? 

Las categorías inferiores no están solo para rellenar fines de semana en los circuitos, sino para formar a pilotos, que adquieran la experiencia necesaria y lo normal es que saltar escalones de tres en tres te lleve a rociar en el suelo y perder los incisivos. Si la F1 es la guerra, esto es la instrucción. Hubo mucho cachondeo en el paddock de las World Series el sábado tras el cualifáin en su prueba de aquella pista. Alguien dijo rascándose la cabeza "pues el poleman se podría haber clasificado en la parrilla de la F1 del GP de este año", y es que el World Series fue más rápido que los tres peores F1 de aquella temporada. Las carreras no son peores sino incluso a veces… mejores, y costando unas cien veces menos o más.

La F3 FIA a duras penas reúne a una veintena de pilotos, la Renault 2.0 que hace un par de años juntó a más de 35 coches en pista ahora malamente llega a la mitad, la GP3 tiene formados a ocho colegas, una docena en World Series en sus entrenos de pretemporada con seis escuderías que se espera sean siete y en GP2/Formula 2 tampoco las tienen todas consigo. Se sabe que al menos hay un piloto firmado por cada formación y aunque existe el deseo de ingresar de algún equipo, todo indica que serán veinte coches los que veamos en pista, un poco justos. 

La verdadera diatriba de estas categorías es que ganarlas no te lleva automáticamente a la F1. Allí llegas si tienes los diez millones, mínimo, que te pide un equipo de la cola del pelotón por subirte. De Sauber desapareció Felipe Nasr coincidiendo con la marcha de Banco do Brasil. Pastor nos dejó exactamente el mismo día que los de PDVSA hicieron sus maletas. Esteban Gutiérrez se marchó paralelamente a la desaparición de los adhesivos del grupo Claro en el paddock. Tienes dinero, te subes; no tienes dinero, saludas con la mano. Una lástima, aunque una realidad, porque lo de la calidad, la aportación, queda en un plano secundario. 
¿Como se ha llegado a esto? 

Hay varias razones, encadenadas. Esto arranca en la crisis de los medios de comunicación. En una atmósfera económica adversa a nivel global hemos visto desaparecer muchas publicaciones especializadas. Sin ellas, con espacio para dedicar a estas categorías, ha desaparecido una plataforma dedicada. Igualmente ocurre en televisión. Los bajos índices de audiencia ante su falta de promoción, y la necesidad de optimizar esas horas de antena, han pasado las carreras a canales residuales, a ser rellenos a horas intempestivas o simplemente no se ofrecen porque es que además las cadenas han de pagar suplementos para ofrecer un producto que no es premium. Debido a la falta de eco mediático, las marcas, empresas y patrocinadores han casi desaparecido. Con aportaciones ridículas para multinacionales no están IBM, ni Microsoft, ni Coca-cola, ni Zara, ni Adidas. No está Sony, ni Apple. No está nadie. Sólo el apenas un par de compañías con programas de jóvenes pilotos como Red Bull, y el resto ha de ser abonado por padres-de-pilotos y los amigos ricos a los que son capaces de atracar en pago a favores y otras contraprestaciones. ¿Un ejemplo? Ha habido equipos que han cobrado no en dinero sino con materiales de construcción. Mucho respeto por la jugada pero no es desde luego lo idóneo. 

Liberty quiere acabar con esta situación, al menos en parte, y una de sus ideas es la de subir a un F1 al ganador de la F2. Para que un equipo de Formula 1 acepte esto sólo será a cambio de dinero. Los yankees no van a poner nada, pero si pueden quitar de fees de acceso, por toneladas desplazadas, cánones por el uso del paddock o algún pequeño pellizco extra en el reparto de la pasta a finales de año. Esto nos llevará a otra jugada: si una temporada en F2 cuesta millón y medio… pon medio más, contarás con los mejores materiales, para subirte en un F1 a cambio de esa modesta aportación extra, y no te harán falta los diez millones que hasta ahora tendrías que pagar por subirte sin esta nueva oferta. De manera complementaria Liberty quiere dar mucho más espacio televisivo a estas categorías, al menos a las que dependen de ellos. A más TV, más exposición, más interés, y se les abre más la oportunidad de encontrar la rentabilidad perdida, en unas categorías en las que tradicionalmente los elementos auxiliares como neumáticos, gasolina, o cánones (hay más ejemplos) eran gratuitos y ahora hay que pagarlos, como las piezas y recambios, con precios inflados en una cadena de distribución única e inevitable. 

¿El resultado? Esto se va a reorganizar, y van a desaparecer categorías… y asientos. Se cerrará el mercado, y se encarecerán las oportunidades de llegar a lo más alto de la almena para derribar a un arquero y hacerse sitio, como en el asalto del castillo rodeado de tiburones, tiranosaurios y todos los malos de las películas de Bruce Willis juntos. Si en la F1 ves batallas, justo debajo hay una guerra mucho más sangrienta que muy probablemente congele el mercado de asientos de arriba durante un tiempo. Vas a ver las mismas caras unos pocos años si atendemos sólo a este elemento… 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
29 comentarios
Imagen de Keep the line

qué fácil sería eliminar los pilotos de pago, simplemente prohibiendo cualquier pago por parte del piloto.

Imagen de guses

(virutasdegoma). Soy venezolano mi estimado José Zapico. No tengo nada contra Pastor, a este piloto le fue muy bien en categorías inferiores a la F1, pero como todo piloto de pago su futuro está supeditado al dinero que lo acompaña, no importa si es buen o mal piloto, mediocre, agresivo, imprudente, si tiene o no méritos para estar ahí, aquí lo que importa es su patrocinio. Siempre sostuve que lo de Maldonado era la crónica de una salida anunciada, porque PDVSA no puede sostenerlo en virtud de los bajos precios del petróleo. Ahora bien, el gobierno venezolano irresponsablemente pagó una cantidad incalculable de dólares para que Maldonado se divirtiera en la F1, estando al tanto de la situación crítica del país, lo que considero inaceptable. No te molesto más con este tema mi amigo, pero lo consideré oportuno por el gran artículo que preparaste, que como te dije es trágico pero verdadero y un reflejo del futuro de la categoría. Abrazos.

Imagen de guses

Se me olvidó agregar que estoy consciente que el negocio desplazó al deporte. Reitero mis saludos.

Imagen de guses

(virutasdegoma) A lo mejor no le di el enfoque correcto pero a eso me refería en línea general. Lo que yo lamento es que gran parte del capital para el funcionamiento de este costoso deporte, se lo debemos no solo a la empresa privada sino al inescrupuloso uso de los fondos públicos de los gobiernos en detrimento de los ciudadanos. Saludos.

Imagen de virutasdegoma

Me da la sensación de que me habas desde Venezuela, es correcto? 

Imagen de eluru

Buenos días gente. Soy de Uruguay, país pequeño si los hay en sudamérica, donde el deporte motor tiene unos cuantos adeptos, pero poca o nula difusión. Justamente por ser pequeños ha habido pocos pilotos salidos de acá, hoy hay uno (Santiago Urrutia) que está en la Indy Lights pero si no la gana (el año pasado salió segundo) no tiene opción de seguir escalando y al ya ser el segundo año en la categoría se le va cerrando el futuro, a no ser que encuentre alguien que le de los $ suficientes. Lo injusto es que el pibe es muy bueno. Saludos para todos.

Imagen de guses

Definitivamente el negocio y el deporte se encuentran asquerosamente fusionados. Es indignante que para la supervivencia de nuestra amada actividad deportiva, en la mayoría de los casos se tenga que recurrir a capitales deshonestos para encontrar la rentabilidad necesaria, esto ocurre en todos los ámbitos y esferas del automovilismo, sean circuitos promocionados o pilotos pagados por gobiernos y empresas dependientes de un estado, que con irresponsabilidad y malversación de fondos públicos deterioran la economía de sus ciudadanos. Esta situación la observamos con un sin número de grandes premios, los cuales se gastan un dinero exorbitante y al final el retorno no satisface ni siquiera los costos; asimismo aquellos pilotos de pago como Maldonado, cuyo asiento demandó mucho dinero sin justificación alguna, encontrándose un país como Venezuela hundido en una profunda crisis económica. Esa es la realidad de la F1 y de las categorías inferiores, espero que cambie el futuro un poco.

Imagen de virutasdegoma

Siento diferir contigo. No es que estén entremezclados, sino que es un deporte encerrado dentro de un negocio, hay dos niveles y el deporte es secundario: si el negocio no funciona, el deporte tampoco. Estamos hablando del deporte más costoso del mundo.  

Imagen de guses

Saludos José Zapico. Excelente artículo. Trágico y preocupante pero es la cruda verdad. Acompaño el punto de vista de mi estimado @Diablo y del resto de compañeros.

Imagen de virutasdegoma

Bueno, gracias... cuento un poco lo que hay, lo que me cuentan, y a lo que intento dar un poco de sentido. Es evidente que esto va a cambiar de aqui a uno o dos años. 

Imagen de Diablo

Un abrazo gentil amigo

Imagen de virutasdegoma

Lo mismo te digo, mi querido Lucifer

Imagen de guses

Saludos José Zapico. Excelente artículo. Trágico y preocupante pero es la cruda verdad. Acompaño el punto de vista de mi estimado @Diablo y del resto de compañeros.

Imagen de virutasdegoma

Muy agradecido por tus palabras. Palabras doy, palabras recibo. Ese es mi sueldo. 

Imagen de Perán

Yo creo que la FIA tendría que ser mas exigente antes de otorgar las superlicencias. Exigir que hayan ganado, o bien la GP2, o bien otras categorías independientes de máximo nivel; como puede ser la IndyCar, la Súper Fórmula japonesa, la WEC o la DTM.

Imagen de virutasdegoma

Bueno, esta es la idea que se ha impuesto recientemente. El problema es otro: ¿que le ocurre al primero, segundo, tercero, cuarto y quinto de la GP2 que tienen puntos para la Superlicencia, pero es solo el sexto, el que tiene dinero para ir a la F1? Dile a un equipo tipo Manor (siempre con mucho respeto) que "es que el tio que tiene la pasta es sexto y que su cara no les gusta, y que la escudería se va a ir al carajo porque el chico tiene 15 millones de euros pero hay que ser exigentes con el nivel y tal.." El chico no llega a la F1, los millones se dispan, no se usan, y el equipo se va a cuerno. Esto ocurriría. 

Imagen de Perán

Claro, el problema está en el dinero. Si el automovilismo fuera mas atractivo, los pilotos ganadores de las categorías mencionadas no tendrían problemas en encontrar patrocinadores y reunir fondos necesarios para entrar en la F1.

Imagen de SantiJovi

Hoy se confirmó que el argentino Marcos Siebert va a participar de los test de la GP3 con el equipo Campos Racing. Pero sólo eso, o sea que todavía no tiene confirmado si va a correr en GP3 o en otra categoría. A pesar de haber salido campeón 2016 de la Formula 4 italiana, desde ese entonces se habló más en los medios especializados de Mick Schumacher (por ser hijo de) que salió segundo que de Siebert. Lo cual me hace pensar que si los pilotos europeos, o de origen sajón, ya la tienen difícil para llegar a la Formula 1 entonces los pilotos latinoamericanos la tienen peor.

Imagen de virutasdegoma

Del cono sur (y México) nos mandáis a Europa, por regla general, gente bastante interesante. Ciertamente para los latinoresidentes es mucho más complicado todo esto y el éxito solo llega si se vienen a correr a Europa. Renaut 2.0, F3 FIA, y luego GP3 (que no me gusta mucho) y las que más, World Series y GP2/Formula 2 que me gustan un poco más. La idea de FIA es hacer una Formula 3 en América, otra en Asia, y a donde vaya la Formula 1 de estos continentes hacerlos correr en el mismo fin de semana. Esto ayudaría mucho a la escasez de categorías de monoplazas en tu tierra. Es una lástima que no las haya, pero habría que ver que presupeustos se pueden manejar. Me gustaría mucho que hubiera un par de F3 en Latinoamerica. No se si es una locura, pero partirla en tres, sur, centro y norte, y crear tres categorías sería acojonante. Ojalá ocurriera esto. 

Imagen de SantiJovi

En Argentina pasa, lamentablemente, que hay pocas empresas con proyección internacional que les sirva que su marca se vea en un auto corriendo en algún país de Europa. Las empresas que invierten en automovilismo lo hacen directamente en la actividad local, con el Súper TC2000 y el Turismo Carretera a la cabeza, porque el retorno de la inversión publicitaria es más rápido y menos costoso. Nunca se pudo aprovechar el "bum" que significó la campaña de Reutemán en la Formula 1 ni se pudo formar un grupo de trabajo para apoyar la carrera de pilotos que quisieran correr en Europa e intentar llegar a la Formula 1. Los que llegaron después lo hicieron por esfuerzos personales y no de una manera coordinada o con apoyo continuo. Los que tuvieron cierto apoyo, lo lograron a una vez estando en "las puertas" de la Formula 1. Con respecto a la Formula 3, en Sudamérica hubo Formula 3 Sudamericana desde 1987 hasta 2013. Mayoritariamente los campeonatos se corrían en Argentina, Brasil y alguna carrera en Uruguay. En los últimos años estuvo dominada por equipos y pilotos brasileños que siempre contaron con mayores presupuestos que pilotos/equipos de otros países. No tengo claro el por qué desapareció la categoría, pero supongo que los motivos serán económicos.

Imagen de Diablo

En la actividad “deportiva” más costosa del planeta y teniendo en cuenta para dónde “gira” éste, cada vez será más difícil que accedan quienes por propio mérito lo merezcan. El gran circo tiene propietarios, empresarios que solo van a por el mayor rédito posible. Las estrategias de negocio hoy de Liberty, apenas son matices (más modernos) respecto a la administración del viejo bernie, pero al igual que la anterior, no veo que contemplen reinvertir parte de sus fabulosas ganancias en su propia empresa, la F1. En tanto y en cuanto la expresión máxima del automovilismo mundial se constituya por una clase de pocos equipos dominantes y otra “de relleno” sin posibilidad de evolucionar, estoy convencido que cada vez arribarán más “stroll” a la F1...Saludazo José Manuel!

Imagen de Alfavuelve

Hola Diablo, se que nuestras riñas ya son casi un clásico en las páginas de F1 en la parte de comentarios, pero te quiero hacer una pregunta, me voy mal del tema, con las disculpas del caso y es la siguiente: vos en la vida real sos una persona muy interiorizada acerca del pilotaje de coches de carrera?? Esa es mi pregunta mi estimado...........

Imagen de Diablo

Alfavuelve, algo así. Un saludo.

Imagen de Alfavuelve

Luego de un análisis todo me coincide y creo que pude deducir quien eres compañero, le has hecho la competencia a Jorge O...??.............. me quiero pegar un tiro en el medio de donde te imaginas........ no puedo creer como pude llegar a darme cuenta xDD!..... Saludos grande JV, todo mi respeto y reconocimiento.........

Imagen de Manu

Hola Virutas. Un análisis muy detallado. Las fórmulas de iniciación son categorías necesarias, pero se está cayendo en una "profesionalización" de las mismas, son una especie de reflejo en miniatura de la F1. Creo que, como en otros deportes, el reparto de beneficios está muy mal equilibrado sea la categoría que sea. Nos topamos con 2,3 escuderias cuyos medios son superiores a las del resto de la parrilla. Esto hace que cada vez las distintas categorías sean muy "predecibles" y pierdan atractivo, lo que motiva la retirada de patrocinadores, etc, etc, etc.
Yo espero que Liberty actúe "americanizando" la F1, ya que al final, aunque a muchos en principio no guste, terminará aumentando el espectáculo.

Imagen de virutasdegoma

El principla escollo, y el menos visible, es que han pasado de ser formulas de promoción (en el más amplio sentido de la palabra) a un negocio como otro cualquiera. Ahora los equipos han de pagar por todo: gomas, combustible, recambios, transporte, licencias, etc... y antes esto a veces era gratis, a cambio de un precio simbólico, o promocional. Litros de gasolina a 3 euros, caterings a 75 pavos por barba, o recambios de Ford Fiesta por los que se pagan como si fueran piezas de un Ferrari. Liberty va a meter mano en esto, pero el resto de categorías no te se decir y no soy especialmente optimista. 

Imagen de exkmid

Bueno, Virutas. Confiemos en que, a parte de ser muy americanos y muy buenos en hacer dinero, tengan a Ross Brown para encargarse de eso y no como símbolo. Y si es verdad lo que ha dicho, organizará mejor las categorías inferiores, los requisitos necesarios para dar el "salto" y los costes.
Y en cuanto a lo de Stroll, que se pueda seguir comprando un sitio si se tiene el dinero y las ganas de hacerlo, pero que el sitio sea en la categoría inmediatamente superior y tras haber cumplido una serie de requisitos base, garantizándose así la formación necesaria y que se puedan medir con los que ascienden de forma natural.
No sé, nunca he oído que para triunfar en el mundo del motor norteamericano tengas que ser hijo de un banquero o de una estrella de Hollywood. Confiemos que en Europa, con estos señores, no ocurra tampoco. Que el que quería convertir el deporte en algo selecto como el caviar, un yate de lujo o un Rolls Royce de oro no eran ellos, sino Bernie.

Imagen de virutasdegoma

Los cambios en la F1 van a tardar dos o tres años en noarse. Empezarán poco a poco, desde ya, pero serán cosas pequeñas. El deporte no cambiará; cambiará la percepción general de elllo, su fosonomía comercial. El deporte va a cambiar poco, y sólo lo hará a medio plazo. Soy optimista con esto, vamos a ir a mejor, estoy seguro. 

Imagen de exkmid

Se me acaba de ocurrir mientras leía otros comentarios y tus respuestas... ¿Qué te parecería que los equipos satélite, como es el caso de Toro Rosso, se dieran también (o solo) en otras categorías? Algo así como equipos B donde no siempre los jugadores llegan al primer equipo (sino a otros o ninguno), pero ya están en una categoría donde hacen profesión. Creo que eso llevaría afición a estas categorías, pues estarías viendo correr al filial de tu equipo favorito con jugadores de la "cantera".
Esto, además, permitiría dar soporte a los equipos por medio de los sponsors que los equipos grandes son capaces de captar para sus equipos "junior", a parte de con fondos propios y presionar a la FOG para que asuma parte de los costes operacionales. ¿Cómo lo ves? Yo es que no termino de creerme que un equipo de F1 acoja con total naturalidad a alguien que llega de un equipo que es desconocido para ellos o más afín a otro solo porque "ganó el puesto" en F2...

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top