Blog de Blancafort

22
Oct
2017

Brown y Alonso vigilaron las 4 Horas de Portimao

Brown y Alonso vigilaron las 4 Horas de Portimao

El equipo LMP2 de Zak Brown se jugaba el título de las European Le Mans Series pero el milagro que necesitaba no se produjo.

Zask Brown y Fernando Alonso estaban en Austin vigilando con el rabillo del ojo lo que sucedía en Portimao, Portugal.

El trazado portugués ha sido esceneario este fin de semana de las 4 Horas, última prueba de las European Le Mans Series, reservadas a los LMP2, LMP3 y GT.

La razón es clara: el equipo Ultimate Autorsports, propiedad de Brown, se jugaba la corona contra G Drive. Pero necesitaba casi un milagro porque partía con 18 puntos de desventaja, lo que le obligada a ganar y que su rival no acabara en ninguna de las seis primeras posiciones, o bien ser segundos y que su rival no puntuara.

Brown tenía el interés de la corona de una parte y de otra ofrecer un argumento a Fernando Alonso para que acepte pilotar uno de sus Ligier al menos en las 24 Horas de Daytona. Posibilidad admitida por el propio piloloto en Austin.

Filipe Albuquerque, Will Owen y Hugo de Sadeleer, los pilotos del equipo del director del Team McLaren, hicieron todo lo posible pero debieron conformarse con la seguna posición, a 38 segundos de los ganadores, el Oreca del equipo Graff, que está en gran momento de forma puesto que venía de ganar en Spa.

G Drive, con Memo Rojas –que tiene varios títulos IMSA en su haber– y Leo Russel e Hirakawaa, se limitó a una carrera de marcaje, asegurandose la cuarta plaza y el título, en la misma vuelta que el ganador.

Consuelo para Brown. Su equipo dominó la categopría LMP3 con un buen doblete, lo que además le dió el título de la categoría.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top