Entrevista exclusiva a Rudolf Ratzenberger

Hablamos con el padre de Roland Ratzenberger: "Él no tenía miedo"

Se cumplen 20 años de la muerte de Roland Ratzenberger en Imola 1994

Repasamos la vida y la carrera del austríaco con su padre, Rudolf

AmpliarRoland Ratzenberger en sus primeras fotos como piloto de F1, con el mono completamente blancoRoland Ratzenberger en sus primeras fotos como piloto de F1, con el mono completamente blanco

Tiene 81 años y ahora es pensionista del estado de Austria, pero tal día como hoy de 1994 acababa de regresar de unas vacaciones en México cuando vio por televisión cómo su hijo moría sobre el asfalto de Imola en la clasificación del Gran Premio de San Marino.

Rudolf Ratzenberger (Salzburgo, 1933) se casó con Margit y juntos tuvieron a Elisabeth (1962), a Gabi (1973) y a un piloto de Fórmula 1, el mayor de los tres, Roland (1960-1994). Rudolf explica orgulloso que a su hijo nadie le regaló nada en su camino hasta la cima. Recopila minuciosamente todas las cartas de condolencia que recibe de aficionados de todo el mundo. También ha reunido todos los monos de competición, los trofeos y los cascos de Roland. "Vivió su sueño", reza su lápida. Y es que para un hombre de origen humilde que se costeó la Fórmula Ford con su paga y empleos esporádicos, llegar a la categoría reina fue la culminación del trabajo de su vida.

 

Pregunta: Roland empezó a correr relativamente tarde, no debutó con monoplazas hasta los 20 años. Tengo entendido que no le fue sencillo empezar. ¿Podría hablarme de esos años?

Rudolf RATZENBERGER: Roland empezó con 17 años en el Salzburg Ring, un circuito muy cercano a nuestra casa, para correr en Karts. Se lo financió con su paga y otros trabajos puntuales, pero disputó pocas carreras y sin grandes éxitos.

P: Austria ha dado grandes pilotos a la Fórmula 1, quizá los dos más famosos son Niki Lauda y Jochen Rindt, los campeones del mundo. ¿Recuerda usted el día en que Roland le dijo que quería dedicarse a las carreras?

R. RATZENBERGER: Naturalmente, Jochen Rindt y Niki Lauda fueron grandes modelos a seguir para Roland. Niki Lauda fue obviamente más relevante, también admiraba sus habilidades comerciales. Roland se interesó por el automovilismo desde que tuvo cuatro años y tampoco ocultó su deseo de convertirse en piloto de carreras.

Nosotros, sus padres, supimos inmediatamente del riesgo que traía consigo el automovilismo

P: Roland explicó que a ustedes, su familia, no les gustaba la idea de que se dedicara a las carreras. ¿Qué tenía el mundo del motor que les hacía ser escépticos?

R. RATZENBERGER: A mí, como padre suyo que era, me habría gustado que Roland hubiera estudiado en el Höhere Technisque Lehranstalten (Instituto Técnico Superior) y se hubiera sacado un diploma, pero Roland canceló prematuramente sus estudios. Tras su paso por las fuerzas armadas, comenzó a trabajar de mecánico en una escuela de pilotos en Salzburgo, donde también ejercía de instructor. Tuvo los medios económicos suficientes para competir en la Fórmula Ford 1600. Trabajaba de instructor en el Salzburg Ring, el Austria Ring, y también en Alemania e Italia, donde fue apodado como "Rolando Topo die Montana". Nosotros, sus padres, supimos inmediatamente del riesgo que traía consigo el automovilismo.

P: Puede que empezara tarde, pero empezó haciendo ruido: terminó segundo en el Formula Ford Festival de 1985 y en 1986 regresó a Brands Hatch y ganó el Festival en un final de infarto con Favre. Eso le abrió las puertas de la Fórmula 3.

R. RATZENBERGER: Brands Hatch fue importante porque puso a Roland en la atención mediática de las carreras. Nos alegramos muchísimo. Roland es, hasta ahora, el único piloto de habla alemana que ha ganado el Formula Ford Festival. Pero él siempre estaba buscando patrocinadores que tuvieran fuerza económica, porque en Austria no había casi ninguno.

P: Roland era uno de esos pilotos a los que les gustaba correr con cualquier coche en cualquier carrera. En 1987 participó en el WTCC y no lo hizo nada mal: tres podios con un BMW y por delante del español Luis Pérez-Sala en la clasificación.

R. RATZENBERGER: Roland quería aprovechar cada oportunidad para subirse a un monoplaza, pilotarlo, y a ser posible obtener éxitos. Ya que en el caso de Roland el dinero siempre era el justo, se movió por Austria, Alemania e Inglaterra para optar al máximo número de asientos posibles. ¡Estaba a la búsqueda de patrocinadores!

 

rudolf-ratzenberger-laf1.jpg
Rudolf Ratzenberger con el casco de su hijo, en Salzburgo

 

P: En 1989 participó en la British Formula 3000 Series, donde terminó tercero. Ganó una carrera y superó a otro español en la clasificación, Antonio Albacete. Y también a un tal Damon Hill. Parecía que el salto a la Fórmula 1 estaba cerca.

R. RATZENBERGER: Ya que no vio que tuviera ninguna posibilidad de ir a la Fórmula 1 por la necesidad de aportar mucho dinero, Roland se fue a Japón en 1989. 

P: Su hijo se sentía atraído por Le Mans, corrió las 24 Horas en seis ocasiones. ¿Qué significaba Le Mans para él?

R. RATZENBERGER: Veía Le Mans como un reto especial. Corrió con Porsche primero y luego con Toyota.

P: Como Irvine, Frentzen o Villeneuve, Roland fue uno de los pilotos europeos que optó por cambiar de rumbo e ir a correr a Japón, como acaba de indicar usted. Imagino que para ustedes fue difícil un cambio tan drástico.

R. RATZENBERGER: ¡Fue el primer europeo! No veía ninguna posibilidad de ganar dinero en Europa.

P: ¿Roland temía que su carrera se quedara estancada?

R. RATZENBERGER: Roland siempre buscó y mantuvo contactos desde Japón con la prensa de Austria, Alemania e Inglaterra. Hablaba un inglés perfecto, ¡y fue por eso que no tuvieron que traducirlo cuando salió en el programa de televisión ‘Roland The Rat’! Ese programa le hizo muy popular en Inglaterra. No tenía miedo de que su carrera se torciera en Japón, era demasiado querido y tenía mucho éxito. También se hacía entender en japonés.

Su madre tenía miedo, se habían producido muchos accidentes mortales. Pero Roland le aseguró que la F1 era la competición más segura

P: Damon Hill recuerda que Roland salió en defensa de una chica en una fiesta, en Japón, a pesar de que un hombre lo amenazaba con una navaja. Destacaba su camaradería, una virtud que no es muy común en un mundo tan egoísta como el del motor.

R. RATZENBERGER: No sé nada de la chica, pero Heinz-Harald Frentzen cuenta que tuvo un ataque violento en un bar japonés y que Roland "le salvó la vida". Roland era muy cercano con sus compañeros.

P: Ganó carreras con los prototipos, y en la Fórmula 3 Japonesa superó a Eddie Irvine... Grandes resultados, ¿no cree?

R. RATZENBERGER: Tenía grandes éxitos con los prototipos y también con BMW. De hecho ya había abandonado sus planes para la Fórmula 1.

P: Pero finalmente llegó: 1994, el salto a la Fórmula 1 con Simtek. ¿Recuerda el día en que le dijo que lo había conseguido, que era un piloto de Fórmula 1?

R. RATZENBERGER: Estaba muy contento. Llegó a la Fórmula 1 de forma sorprendente y entonces llamó a su madre, que tenía miedo porque se había producido una desafortunada racha de accidentes mortales a lo largo de los años. Roland le aseguró que la Fórmula 1 era la competición más segura y que las carreras de prototipos de Japón eran probablemente más peligrosas.

P: ¿Sabría decir cómo surgió la oportunidad de correr para Simtek?

R. RATZENBERGER: No sabemos exactamente cómo se produjo el contacto con Simtek, pero Roland ya conocía en cualquier caso a Sir Jack Brabham, Bernie Ecclestone y a Max Mosley de su etapa en Inglaterra. Simtek buscaba un patrocinador que invirtiera mucho dinero. Roland tenía un piso en Montecarlo, y por ello conocía a la propietaria de la agencia de cultura y deporte Barbara MC, Barbara Florentine Behlau. Para Simtek era muy importante la entrada de Barbara MC como patrocinador de Roland para cinco carreras, ya que era un nuevo equipo con una financiación limitada. El compañero de equipo de Roland era David Brabham, hijo de Sir Brabham.

Roland no tenía miedo, conocía los riesgos, pero al igual que a cualquier otro piloto le impulsaba la voluntad de ganar

P: Nick Wirth, su jefe en Simtek, dijo lo siguiente sobre Roland: "No sé de muchos jefes de equipo que hayan quedado impresionados por alguien que demuestra su talento al volante de un Ford Fiesta de alquiler".

R. RATZENBERGER: Roland era un debutante en la Fórmula 1, pero ya tenía muchos años de experiencia en todas las categorías. Roland no tenía miedo, conocía los riesgos, pero al igual que a cualquier otro piloto le impulsaba la voluntad de ganar. No podíamos apoyarle en gran medida, pero le compramos un VW Käfer (el mítico Escarabajo de Volkswagen) y un Volkswagen Passat antiguo. Los dos coches acabaron rotos.

Traducción a cargo de Miguel Carricas

 

¡ESCRIBE A RUDOLF RATZENBERGER!

Rudolf Ratzenberger recopila todas las cartas de condolencia que recibe de aficionados de todo el mundo y también amasa la información que los medios publican sobre su hijo. Desde LaF1.es animamos a todos los lectores que lo deseen a escribir un correo a la dirección laf1[arroba]laf1.es con unas palabras para Rudolf. Traduciremos todos los mensajes al alemán, su idioma materno, y se los haremos llegar por correo postal.

 

roland_0.jpg
Roland Ratzenberger: la historia del piloto olvidado

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
10 comentarios
Imagen de Slasher
Fue un Fin de semana muy tragico, primero, el gran accidente de Rubens, luego el fatal accidente de Roland en clasificacion y el otro fatal accidente de Senna, A Veces no nos damos cuenta, de lo mucho que se juegan la vida los pilotos. Siempre en nuestras memorias
Imagen de JULIO R SALINAS A
ES UNA HISTORIA MUY ESPECIAL Y SOBRE TODO POR SER UN PILOTO QUE DIO TODO EN LA PISTA GRACIAS POR DARNOS ESTAS NOTAS
Imagen de il undici
Excelente nota y muchas gracias por compartirla con nosotros. MUY BUENO.
Imagen de toleman
Un historia de motivación y tenacidad, la adrenalina que fluía por Roland, que sirva de ejemplo para aquellos que minimizan el esfuerzo de los pilotos que buscan fondos para pagar por correr a pesar del gran talento que tienen!!!!
Imagen de telmex
!! Recordar es vivir, vi los entrenamientos y la muerte de Ratzenberger, me dio mucha tristeza su muerte, un saludo a su Padre desde Leon Gto Mex. ¡¡
Imagen de AntonioTS77
Gran entrevista, voy a pensar algo para escribirle al padre y os lo mando estos dias.Gracias
Imagen de chumas71
Roland contigo el gran circo de la formula 1 también perdió a uno de sus leones. A los padres de Roland fuerza y animos y a no olvidar nunca lo que fue su hijo, e igualmente a todos los aficionados de la formula 1, recordar siempre a Roland.
Imagen de 1571
una pena que su paso por la maxima categoria fuera tan corto,,seguro que su nombre seria mas conocido a dia de hoy,pues tenia lo que todo piloto necesita,,sin duda otra gran perdida,como todas,,felicidades por la entrevista y el articulo,,saludos.
Imagen de rauda
Felicidades por la entrevista! Interesante lo que cuenta. ¡Yo también os mando un mensaje para el padre!
Imagen de Stavelot
Escalofriante… con lo bien que estaba en prototipos… bueno, así es la vida. Al menos hizo lo que quiso. VOY A ESCRIBIROS PARA MANDARLE ALGO AL PADRE!
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top