COMPETICIÓN

Fórmula E: claves para entender la categoría de coches eléctricos

AmpliarFórmula E: claves para entender la categoría de coches eléctricos - SoyMotorFórmula E: claves para entender la categoría de coches eléctricos

Muchos aficionados al automovilismo deportivo se preguntan –y una parte de ellos trasladan su inquietud a SoyMotor.com– cuál es el objetivo de la Fórmula E, la categoría totalmente eléctrica. Quieren saber cómo funciona, si es un sustituto de la Fórmula 1 y muchas cosas más. Aquí intentaremos explicar de la forma más simple posible todas estas dudas. 

La Fórmula E es un nuevo campeonato de la FIA con coches monoplaza de tipo fórmula, alimentados exclusivamente con energía eléctrica. Representa una visión para el futuro de la industria del motor en las próximas décadas, ya que sirve como marco para la investigación y el desarrollo en todos los ámbitos del vehículo eléctrico, la aceleración de interés general en estos coches y la promoción de la movilidad sostenible que, curiosamente, es también un argumento de venta para los constructores automovilísticos. 

La idea de organizar la serie surgió en 2012. Uno de sus impulsores fue Alejandro Agag, actual director ejecutivo de la categoría: "Hace dos años, la FIA tuvo la visión de crear un campeonato con estas características. No había nada: ni coches, ni circuitos, ni pilotos; sólo había una pizarra en blanco desde donde empezar", nos comentó el español cuando tuvimos la oportunidad de entrevistarlo en Argentina en 2014. "Nuestra intención fue que sea complementaria a la F1 y, al mismo tiempo, se diferencie mucho de ella, sin opacarla nunca. Tenemos el objetivo de no ser sólo un campeonato sino también un entretenimiento y, lo más importante, un estímulo para promover tecnologías para el desarrollo de coches eléctricos".

La Fórmula E se ha convertido en la competición más importante del mundo también en el ámbito digital. Con una nueva impronta orientada hacia las nuevas tecnologías, tanto por su perfil de usuario y su compromiso ecológico, como por su integración con las redes sociales y los medios de comunicación de masas. "Nos dirigimos a un público más joven, más acostumbrado a jugar con los teléfonos inteligentes que a quedarse casi dos horas viendo la televisión, y queremos que ellos sean parte activa de nuestro show".

formulae8-soymotor.jpg

"La Fórmula E desempeñará un papel importante en la eliminación de las barreras para el mercado de vehículos eléctricos y ayudará a cambiar la percepción de la gente sobre los automóviles eléctricos. El futuro del transporte moderno, en particular en las ciudades y zonas urbanas, se encuentra en los vehículos eléctricos. La categoría ayudará a acelerar el interés y la adopción de soluciones para tener ciudades más limpias en línea con nuestros objetivos", repite Agag.

 

BASES DEPORTIVAS

La Fórmula E se diferencia tanto del resto de las categorías que el inicio de cada temporada no es a principios de año, sino que arranca al final del verano. Así, ya tenemos dos temporadas culminadas y una en ejecución. Son 2014-15, 2015-16 y 2016-17. El formato de los eventos también es distinto a la mayoría: los entrenamientos libres, clasificación y también la carrera se realizan en un sólo día, un sábado. El ePrix –así se llaman los eventos, con la ‘e’ de ‘eléctrico’ por delante– empieza con salida a coches parados, sin vuelta de formación, y duran aproximadamente una hora. El sistema de puntuación es el mismo que usa la F1 actual: 25 puntos para el ganador, 18 para el segundo, 15 para el tercero y 12, 10, 8, 6, 4, 2 y 1 para los pilotos que terminen entre el cuarto y décimo lugar, respectivamente. Además, se premia la Pole Position con 3 puntos y se lleva otros 2 quien logre la vuelta más rápida en carrera.

Cada piloto dispone de dos monoplazas por carrera, y cambia de coche en boxes en el momento en el que se le van a agotar las baterías. Los neumáticos están limitados a cinco juegos por cita y los equipos pueden disponer de un máximo de 25 personas, de los que 13 son mecánicos. Lamayoría de los pilotos que han participado hasta hoy en la Fórmula E incursionaron en algún momento de su carrera en la F1.

El presidente de la Federación Internacional del Automovilismo –FIA–, Jean Todt, fue el otro puntal que propició la categoría. "El mundo está cambiando y como el organismo más importante de los deportes de motor, decidimos que éstos tienen la responsabilidad de mantenerse al día con esos cambios. Pensé que era importante tener una visión de las nuevas tecnologías para el desarrollo de la industria del motor", nos comentó el francés también en 2014. "El coche eléctrico es realmente el futuro del automovilismo en las ciudades. Y es por eso que empezamos con el campeonato por ciudades". 

formulae5-soymotor.jpg

"Usted puede ver las ciudades que se han comprometido y es simplemente increíble. En todos los ámbitos: medios de comunicación tradicionales, nuevos medios de comunicación, televisión, patrocinadores, ciudades, equipos, fabricantes, proveedores… todo el mundo está muy entusiasmado con la Fórmula E".

Una parte sustancial de la contaminación mundial está provocada por la fabricación y uso de los medios de transporte. A través de la promoción de fuentes de energía alternativas, la Fórmula E alienta el cambio hacia un modelo de ciudades más limpias y sostenibles. "A partir de que Jean Todt asumiese la presidencia de la FIA, una de las zonas que más se ha desarrollado es la sinergia entre dos de las áreas que el órgano de gobierno tiene; el deporte y la movilidad. En este sentido, la Fórmula E cumple perfectamente este papel a través de una categoría que promueve la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente", agregó Agag. 

 

CAMBIOS EN LA NORMATIVA POR TEMPORADAS 

Temporada 1 (2014-15)

El campeonato comenzó con un sistema de propulsión igual para todos los equipos, que se basó en una caja de cambios secuencial de cinco marchas suministrada por McLaren Applied Technologies y montada longitudinalmente dentro de una campana de aluminio fundido. La transferencia de la energía eléctrica, entre la batería y el motor, es un inversor que también fue suministrado por McLaren Applied Technologies, montado encima de la batería y detrás del arco antivuelco del chasis.

La alimentación de este tren de potencia se aseguró con una batería suministrada por Williams Advanced Engineering. Esta unidad era, efectivamente, una caja negra sellada para los equipos, y ellos no podían tener acceso ni hacían el mantenimiento. Renault Sport fue la encargada de ensamblar toda esta compleja maquinaria eléctrica para crear la primera unidad de potencia.  La duración de la batería es de 30 minutos y tarda 50 minutos en recargarse en su capacidad de 28 kilovatios hora.

formulae1-soymotor.jpg

El coche es el mismo para todos los equipos. La firma italiana Dallara fue la responsable de fabricar el chasis monocasco de fibra de carbono. Mide cinco 5 metros de largo por 1,8 de ancho, y pesa –incluido el piloto– 888 kilos. Los neumáticos también son idénticos para todos los coches, para esto se asoció a la serie el fabricante Michelin que provee ruedas rayadas para llanta de 18 pulgadas que pueden utilizarse tanto en pista seca como bajo el agua.

Inicialmente, los motores en carrera iban a tener una potencia de 133 kilovatios, pero antes de iniciar la primer temporada su potencia se elevó a 150 kilovatios. Para las sesiones de entrenamientos y clasificación se empleó una potencia máxima de 200 kilovatios, y la cantidad de energía que puede ser entregado al sistema de propulsión por el RESSRechargeable Energy Storage System– quedó limitada a 28 kilovatios hora. La potencia de un Fórmula E es, en unidades más comunes, de 270 caballos y acelera de 0-100 kilómetros/hora en 3 segundos, para alcanzar una velocidad máxima de 220 kilómetros/hora.

Para la clasificación, los pilotos se dividieron en cuatro grupos de cinco pilotos, de modo que la Pole fuera para el piloto que lograse el mejor registro en una sola vuelta lanzada. El público podía votar por sus tres pilotos favoritos, en un sistema bautizado FanBoost, para que pudieran obtener un extra de potencia hasta 243 caballos –180 kilovatios– durante cinco segundos del que se podrían aprovechar en carrera. Los pilotos ganadores de este 'premio popular' eran anunciados minutos antes del inicio de la carrera, para que esta circunstancia no afectase a la estrategia.

 

Temporada 2 (2015-16)

En la segunda campaña de Fórmula E, se abrió la normativa para que cada equipo pudiera diseñar y construir sus propios sistemas de propulsión. La batería de tracción se mantuvo con una especificación fija y los equipos sólo tenían autorización para desarrollar las partes del sistema de propulsión como el motor eléctrico, la caja de cambios, los diferenciales y los recubrimientos de los componentes. Algunos equipos optaron por mantener el hardware de la temporada 1, o apelaron a los socios fabricantes para desarrollar el hardware.

Para la clasificación, además de los cuatro grupos de la primera temporada, los pilotos sólo tenían tiempo para una vuelta de salida de boxes, una vuelta de calentamiento a 170 kilovatios y una vuelta rápida a 200 kilovatios de potencia. Los cinco primeros clasificados participaban de la Super Pole, en la que el quinto mejor piloto de la fase de grupos era el primero en salir a pista, y así sucesivamente hasta llegar al primero. El orden de los pilotos en el Super Pole determinaba los primeros cinco puestos en la parrilla; el resto de los pilotos se determinaba por el mejor registro logrado en los grupos de clasificación. 

El sistema FanBoost también recibió cambios: la votación se cerraba durante los seis primeros minutos de la carrera y los tres pilotos ganadores lograban un extra de potencia para usar. El piloto y el equipo podían optar por utilizar un impulso a corto plazo o darle al motor una potencia ligeramente inferior durante un tiempo más prolongado. La votación se podía hacer desde diversas plataformas –web oficial, app y redes sociales–, y solamente se podía votar una vez al día, a través de cada uno de los canales disponibles.

Cada equipo sólo podía hacer dos cambios de pilotos, y no se permitían cambios en las tres últimas carreras de la temporada. Además, todos los pilotos tenían que cumplir con el nuevo sistema de e-licencia, la réplica de la superlicencia FIA para tomar parte del Mundial de Fórmula 1. 

También se implementó el sistema de Full Course Yellow –FCY–, una neutralización de la carrera al estilo del Virtual Safety Car de la F1, por el que los pilotos tenían que limitar la velocidad de sus coches a 50 kilómetros/hora, de modo que se mantuviese la distancia que tenían con el coche precedente. El carril de boxes permanecía abierto durante el período FCY, pero los coches debían seguir respetando el límite de velocidad de 50 kilómetros/hora en su tránsito.

formulae4-soymotor.jpg

 

Temporada 3 (2016-17)

La libertad para desarrollar el tren de potencia se mantiene para la temporada 3, hay pocas nuevas regulaciones que afecten al diseño del sistema de propulsión, pero se ha permitido que el tiempo de desarrollo adicional de todos los fabricantes para desarrollar un sistema de propulsión no guarde relación con el paquete de la primera temporada. Eso sí, aunque varios de los nuevos sistemas de propulsión son nuevos, muchos son aún parientes de su diseño básico.

Resulta refrescante que cada fabricante haya optado por seguir su propio camino de desarrollo, no hay dos sistemas de propulsión iguales y esto muestra las diversas posibilidades técnicas de las carreras eléctricas. Así pues, ahora tenemos ocho sistemas de propulsión diferentes, con dos equipos que optan por tener un suministro de cliente.

El objetivo para cada fabricante es hacer que el sistema de propulsión sea más eficiente. De esta manera, la electricidad que suministra la batería maximiza su potencial en forma de potencia. Así pues, el coche será más rápido. Es objetivo de los fabricantes reducir las pérdidas, la fricción y el peso, todo para ayudar al rendimiento del coche en la pista. 

Se ha implementado un nuevo alerón delantero que no genera cambios a la carga aerodinámica de los coches, sino que solamente modifica su estética. Su objetivo es que la Fórmula E posea una identidad visual distinta al resto de los monoplazas de competición y lo cierto es que este alerón aporta un diseño más agresivo al monoplaza.

Se ha aumentado la cantidad de regeneración de energía permitida, de 100 kilovatios se ha pasado a 150 kilovatios. Esto permite que cada equipo elabore una estrategia diferente y los pilotos la administren en base a sus habilidades de conducción. Para esto, Williams ha fabricado una nueva versión de sus baterías, aunque aún tienen una capacidad de 28 kilovatios hora, con una potencia máxima de 200 kilovatios.

Michelin ha presentado un nuevo compuesto para la nueva temporada, llamado Pilot Sport EV. Son ruedas para llanta de 18 pulgadas, más blandos y eficaces, sin perder su eficacia en asfalto mojado. Cada equipo contará con un juego nuevo de neumáticos por cada ePrix. Hasta la temporada pasada se otorgaban dos puntos por récord de vuelta, a partir de esta temporada solamente es uno. La votación para que tres pilotos reciban un extra de 100 kilojulios está abierta durante la carrera: esto implica que solamente estará disponible durante cinco segundos cuando el piloto utilice el segundo coche.

Los coches que han excedido el uso de la energía máxima permitida durante la carrera, deben realizar una desaceleración lineal hasta que deje de utilizarse energía extra dentro de los cinco segundos en los que se use. Ahora, la luz testigo de lluvia de la parte trasera del coche y una luz en el volante deben parpadear para alertar a otros pilotos en la pista. 

Después de que el piloto cruce el pitlane para cambiar al segundo coche, o la línea de meta cuando ya lleve el segundo, el piloto debe ser capaz de llegar hasta boxes y llegar hasta la zona de parque cerrado, respectivamente. 

formulae2-soymotor.jpg

 

Próximas temporadas:

Para la temporada 2018-19, que será la quinta temporada de la Fórmula E, la categoría tiene previsto la utilización de un sólo coche por piloto en cada ePrix. Williams se encargará del suministrar las baterías hasta finales de la cuarta temporada, mientras que McLaren Applied Technologies será el proveedor exclusivo de baterías a partir de la temporada 2018-19. Lo mismo va a ocurrir con el chasis Dallara. Cuando termine la temporada 2017-2018 cambiarán los chasis.

Por último, para la séptima temporada, la 2020-2021, está estipulada la llegada de una tercera generación de baterías. Pero aún queda mucho tiempo para eso, así que antes habrá que disfrutar las carreras de este calendario, y la próxima se disputará en Buenos Aires, prueba que cubriremos en vivo y en directo desde SoyMotor.com.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de fenix80
Da gusto ver una categoría donde permiten evolucionar, es interesante ver las distintas opciones de los trenes de potencia (motor, caja de cambios, refrigeración, diferencial…) de cada equipo (http://automovil.com.do/la-formula-e-una-categoria-de-cambios-en-sus-motores-y-baterias/). Aunque están siendo muy escalonados modificando y liberando poco a poco los componentes.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top