Artículos LaF1.es

Espectadores demasiado valientes, un problema global en la Fórmula 1

El espontáneo de Singapur, el último de una larga lista de 'valientes' que saltaron a la pista

AmpliarEl espontáneo de Singapur caminando por la pista del Marina Bay - LaF1El espontáneo de Singapur caminando por la pista del Marina Bay

Tras la disputa del Gran Premio de Singapur el pasado fin de semana, puede que el punto más curioso y comentado -además de peligroso- sea el de la invasión de pista durante la carrera. Un espectador se coló por alguna puerta sin vigilar y terminó en medio del circuito, poniendo en riesgo su propia integridad y la de los pilotos. Por ello se siguió el procedimiento habitual y se decidió sacar el coche de seguridad. ¿Procedimiento habitual? En efecto, puesto que no es la primera vez que la Fórmula 1 se encuentra con un caso como este.

El nuevo milenio ha 'inaugurado' una tradición al estilo 'streaker' que ha dado varios episodios a lo largo de los años, aunque ahora hacía casi una década que no se daba un caso en la categoría reina... en una carrera. En algunos casos se habla de una ausencia de seguridad endémica en ciertos lugares del mundo pero la realidad es que el primero de estos casos se dio nada más y nada menos que en el circuito de Hockenheim. Puede que fuera una travesía cruzando los bosques o simplemente consiguió colarse de forma más estándar -si es que existe un procedimiento estándar para colarse-.

El caso es que Robert Sehli, un francés de 47 años que había sido trabajador de Mercedes-Benz en su fábrica en Le Mans, apareció en las imágenes de televisión con un mensaje de protesta hacia la marca y cruzando el asfalto del rapidísimo trazado alemán -se trataba del Hockenheim previo a su modificación-. Sehli había sido echado de su puesto de trabajo tras 22 años sin compensación y tras un intento fallido en el Gran Premio de Francia y otro en la vuelta de formación del mismo Gran Premio de Alemania, acabó cometiendo la imprudencia en otro momento.

Aunque Sehli fue detenido por la policia y recibió dos multas por sus acciones, al final acabó recibiendo 40.000 euros en compensación de Mercedes, con lo que se salió con la suya -en su defensa, aunque la protesta fue exagerada, había sido tratado injustamente-. En cualquier caso, la presencia de Sehli en pista provocó la salida de un coche de seguridad que eliminó por completo la ventaja que Mika Häkkinen tenía sobre sus rivales y al final, eso hizo que Rubens Barrichello con Ferrari pudiera aprovecharse de la situación para ganar la carrera en un emocionante final gracias a la lluvia. Era su primera victoria.

alex5.jpg

Robert Sehli en Hockenheim 2000

Precisamente Barrichello y Ferrari se impusieron en el siguiente Gran Premio con invasión de pista. Fue en Silverstone, Gran Bretaña, en la temporada 2003 y sin lugar a dudas se trata del caso más espectacular. Neil Horan, un británico expulsado del sacerdocio, ¡se coló en el circuito al encontrarse una puerta abierta! Horan, que declaró que entendió la puerta abierta como una señal divina, entró con unos carteles instando a la gente a leer la Biblia y arrancó a correr por la recta del hangar mientras los coches le esquivaban.

El coche de seguridad salió a pista de forma inmediata y Horan fue aprehendido por un comisario que más tarde recibió una condecoración por su valentía. Fue tras este evento, que Peter Sauber hizo sus famosas declaraciones. "Si un hombre se prende fuego en medio de las calles de París, nadie culpará a París", refiriéndose a que Horan debía ser considerado culpable, no el circuito de Silverstone -aunque en este último pudiera recaer la responsabilidad de vigilar las puertas-.

También en España hubo un caso con motivo del Gran Premio de nuestro país en 2004. Jaume Marquet, conocido como 'Jimmy Jump', apareció en la pista durante la vuelta de formación de la carrera. Afortunadamente, fue sacado del circuito con rapidez y no hubo más consecuencias. Curiosamente la carrera terminó con otra victoria de Ferrari, esta vez con Michael Schumacher delante de Rubens Barrichello, segundo. Desde entonces y hasta el pasado fin de semana no hubo ningún 'invitado sorpresa' en un domingo de carrera aunque sí los hubo durante algunos entrenamientos libres.

alex2.jpg

Jimmy Jump en España 2004

En 2011, un fotógrafo saltó las barreras en una de las curvas del circuito de Buddh durante unos entrenamientos libres para tomar mejores fotos. Afortunadamente no sucedió nada, al igual que el caso de los entrenamientos libres del Gran Premio de China de este mismo año, cuando un hombre cruzó la pista por la zona de la línea de meta. Todos estos casos forman parte de la época en la que el acceso a los circuitos está especialmente controlado. En el pasado hubo también algunos casos aunque a menudo era 'simplemente' una imprudencia de alguien que estaba trabajando en el circuito.

El caso más recordado es el de Jansen Van Buuren, un comisario que perdió la vida al ser arrollado por el coche de Tom Pryce -quien falleció también al recibir el golpe del extintor que llevaba Van Buuren- mientras iba a auxiliar a un coche en llamas en el Gran Premio de Sudáfrica de 1977. Pero hubo otros, como la presencia del mismísimo Jean-Marie Balestre en pista en la salida del Gran Premio de Gran Bretaña de 1989 o el anónimo protagonista del Gran Premio de Brasil del mismo año, que cruzó la pista justo por delante de Nigel Mansell justo cuando este se dirigía a la línea de meta para ganar la carrera -su primera con Ferrari-. Dos años más tarde, en 1991, Ayrton Senna estuvo a punto de llevarse por delante un comisario en Mónaco aunque por fortuna, se evitó el desastre.

Más allá de las invasiones humanas, hay que hacer mención especial a la presencia de perros en algunos circuitos de Fórmula 1 como el Istanbul Park en Turquía o el circuito de Buddh en India. Aunque hay animales en otros lugares del mundial, en esos casos hubo una mano humana que soltó a los canes deliberadamente en el circuito, poniendo en riesgo a los propios animales y a los pilotos. Afortunadamente, han sido pocos casos y parecen ser situaciones aisladas en lugares muy concretos que la Fórmula 1 ya no visita. Aunque evidentemente, no está de más mantenerse alerta.

alex3.jpg

Espontaneo China 2015

Diseñar un circuito de Fórmula 1 es mucho más que decidir qué curvas habrá, donde está la salida y qué medidas de seguridad encontraremos en él. Hay que tener en cuenta la posición de los puestos de comisarios, los accesos tanto del público como de los trabajadores e incluso el posicionamiento de las carreteras de servicio que utilizan las lanzaderas para los fotógrafos o los propios comisarios si tienen que moverse de un lugar a otro. Todo este entramado de caminos ya es difícil de proyectar en un circuito permanente.

Cuando se incluye una ciudad en la ecuación, la situación se vuelve aún más compleja. En prácticamente el 100% de los casos, el circuito está rodeando casas, comercios y demás edificios que no pueden quedarse incomunicados ni siquiera durante los pocos días del Gran Premio. En ese caso hay que trazar unos caminos para que todos los elementos que quedan dentro del perímetro del circuito sean accesibles. Todo esto, mientras se preparan los mismos puestos de comisarios y unos caminos de servicio que en muchos casos no pueden ni ser carreteras por cuestiones de espacio.

Adicionalmente, hay que crear entradas y salidas a lo que se considera 'la zona del circuito' para que el público no pueda entrar sin pagar pero también para que quienes no están interesados en la carrera sepan dónde no hay que ir. El resultado en una ciudad es un laberinto digno de un hormiguero que en el caso de Singapur incluye hasta el hecho de acordonar ciertas áreas de varias estaciones del metro de la ciudad para que sirvan como pasos subterráneos y quede la zona superior algo menos congestionada. Hay un viejo dicho medieval que habla sobre como no importa lo tupida que sea la cota de malla, pues un mosquito siempre encontrará la forma de entrar.

alex1.jpg

Renzo Zorzi en Kyalami 1977

Esto es en cierta forma lo que le pasa a un circuito de Fórmula 1 en una ciudad. Hay mucho glamour, es visualmente atractivo pero es muy complicado organizarlo y no cometer absolutamente ningún error. Si hay suerte, los errores son menores y nadie sale perjudicado. Si no la hay, alguien se aprovecha de ese pequeño error y sucede lo que vimos este fin de semana, con un 'invitado sorpresa' cruzando la pista tras la curva 13 en el Marina Bay Street Circuit de Singapur. Pero hay que tener en cuenta que cualquier circuito y en especial cualquier trazado en medio de una ciudad tiene los mismos riesgos.

El propio circuito de Valencia le dio a un servidor una terrorífica experiencia cuando durante la disputa de varias de las sesiones de entrenamientos libres como oficiales, el viento tiró unas vallas de una solidez cuestionable, dejando al descubierto un 'camino de baldosas doradas' hacia la pista. Sin ningún comisario, sin vigilancia, sin protección. Cualquiera podría haberse colado en medio de la pista, creando una situación peligrosa para todos aunque también es importante recalcar que para acceder a dicha zona desprotegida, había que estar en el paddock de soporte. Aún así, un fallo de seguridad así es inexcusable.

¿Fue peor esta negligencia en España que la del pasado fin de semana en Singapur? En ningún caso. Hay que ser racional y juzgar los hechos por los procedimientos llevados a cabo y no por los resultados. Que una persona consiga entrar en la pista no significa que la seguridad del circuito sea peor que la de otro lugar donde no sucede. Es por ello que hay que analizar las causas y los motivos de lo ocurrido antes de condenar a la organización de la carrera. Sobre lo sucedido este fin de semana, es grave, por supuesto. Pero, ¿duda alguien de que las medidas de seguridad en este sentido serán ejemplares en 2016?

Si te interesa esta noticia
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de agarcia
[#1 cristiann_955] Correcto. Hubo un problema en el etiquetado. Se trata de Renzo Zorzi, en el incidente que dio comienzo a la serie de acontecimientos cuyo triste final ya conocemos. Saludos.
Imagen de cristiann_955
La ultima foto es en Kalaymi en 1977 y el piloto no me acuerdo pero no es el!
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top