FreePractice4

¿Cuánto tiempo echaremos de menos la temporada 2012?

Hace tres años vivimos un Mundial con una igualdad enorme, ¿cuándo se repetirá?

AmpliarEl de Valencia 2012 fue uno de los GGPP más ajustados de los últimos años - LaF1El de Valencia 2012 fue uno de los GGPP más ajustados de los últimos años

Aunque el Gran Premio de Malasia, con la victoria de Sebastian Vettel por delante de los Mercedes, supuso un gran revulsivo para el espectáculo de la Fórmula 1, como comenté en el anterior artículo, todavía queda bastante camino por recorrer para recuperar las máximas cotas de espectacularidad de este deporte. Como explicaba la semana pasada, los 'ingredientes' esenciales para ello son: un factor que altere el orden lógico de los monoplazas, neumáticos que favorezcan la variabilidad estratégica, lucha por el liderato y el podio (si es posible, con adelantamientos en pista), e igualdad entre monoplazas.

Precisamente, destacaba que el cuarto factor es lo único que había faltado en Malasia: la igualdad entre monoplazas. Y, probablemente, este es el factor más importante, ya que la igualdad entre los distintos bólidos favorece a los otros tres factores. Pero también es el más difícil de conseguir. Desgraciadamente, durante los últimos tiempos la igualdad brilla por su ausencia en la parrilla. Y no solo en cabeza, donde Mercedes (y anteriormente Red Bull) han disfrutado de dominios hegemónicos, sino que también en la lucha por el podio y por las posiciones delanteras, que ha quedado muy restringida, con apenas dos equipos con opciones de subirse al podio en cada carrera.

Si esto todavía se analiza más a fondo, resulta evidente que la poca igualdad entre monoplazas reduce ostensiblemente las luchas en pista, ya que con frecuencia vemos llegar a meta a los coches ordenados por equipos. Buen ejemplo de ello fue el GP de Malasia, en el que los pilotos de los equipos que completaron la carrera con ambos coches lo hicieron de forma ordenada: Ferrari 1º-4º (hay que ver dónde habría terminado Räikkönen sin el incidente de la vuelta 1), Mercedes 2º-3º, Williams 5º-6º, Toro Rosso 7º-8º, Red Bull 9º-10º y Force India 13º-14º.

Por lo tanto, aunque el GP de Malasia fue entretenido, todavía le faltó algo para ser realmente espectacular. La pregunta ahora es: ¿cómo es un GP espectacular, y cuál fue el último que se disputó con estas características? Obviamente, en la respuesta a esta pregunta hay un claro elemento subjetivo, pero un gran ejemplo se podría encontrar a lo largo de la temporada 2012. Porque, ¿quién no echa de menos esa sensación de sentarse a ver los libres 3 la mañana del sábado, con la incertidumbre de no saber si tu piloto favorito va a luchar por la pole o va a quedar eliminado en Q2? Es exactamente lo que tuvimos la gran suerte de vivir en muchas citas a lo largo de 2012.

La temporada comenzaba con sorpresas ya el sábado del GP de Australia, donde se confirmaba la gran igualdad: 17 pilotos en solo un segundo en Q1, y 14 en Q2. Además, en Q3 se rompía el dominio de Red Bull del año anterior con una primera línea de McLaren. En carrera Red Bull mejoraraba, y Button, Vettel, Hamilton y Webber (en ese orden) cruzaban la línea de meta separados por menos de cinco segundos. Las diferencias aquí ya son muy significativas en relación con la temporada actual: gracias a la mejoría de Ferrari, se puede aspirar a ver a tres o cuatro coches en el mismo segundo, y ya es mucho, pero 17… De todas formas, la igualdad en 2012 no acabó en Australia.

En el segundo GP del año, disputado en Sepang, las exiguas diferencias entre monoplazas todavía, si cabe, se redujeron más. En Q1, del primero (Hamilton) al 17º (Kobayashi) había apenas seis décimas de diferencia. De todas formas, siempre se puede argumentar que en esa primera parte de la clasificación los equipos punteros no van al límite. Pues bien, en Q3 la vuelta que le dio pole de Hamilton solo fue cuatro décimas mejor que la de Rosberg, que terminó en octava posición, algo totalmente impensable durante estos últimos años. Sobre la carrera ya es más difícil realizar un análisis fiable, debido a la lluvia que cayó, pero basta con recordar que las dos primeras posiciones las ocuparon los dos pilotos que salían en quinta fila (9º y 10º), Fernando Alonso y Sergio Pérez, remontando cada uno hasta ocho posiciones.

Pero todavía no era suficiente, aún se podían reducir más las diferencias entre monoplazas, por inverosímil que parezca. Esto es exactamente lo que sucedió en el GP de China, donde además McLaren cedió el testigo de equipo dominante a Mercedes. En Q1, la diferencia entre el primero (esta vez 'Checo' Pérez) y el 17º fue de siete décimas. Pero el momento cumbre llegaría en Q2: con la bandera a cuadros ya ondeando, el entonces vigente Campeón del Mundo, Sebastian Vettel, era el último coche en cruzar la línea de meta, y marcaba un 1:36.0. Ese tiempo se quedaba a solo tres décimas del líder de la sesión, su compañero Webber. Sin embargo, esas tres décimas le supondrían a Webber pasar a la Q3 en primera posición, mientras que Vettel quedaría eliminado por menos de media décima. Hasta 11 pilotos en 0.3 segundos, uno de los resultados más igualados de la historia del formato Q1-Q2-Q3.


La carrera reflejó totalmente esa igualdad (ver cambios de posiciones en el Lap Chart), y si no llega a ser por el gran ritmo de Rosberg, que ganó cómodamente tras deshacerse del grupo desde las primeras vueltas, más de la mitad de la parrilla hubiera optado a la victoria. Puntualmente, llegamos a ver un 'tren' de hasta 13 coches que rodaban cada uno a menos de un segundo de su predecesor. Y, aunque en las últimas vueltas las diferencias se ampliaron, del segundo (Button) hasta el 16º (Vergne) apenas hubo medio minuto en la línea de meta, lo que contrasta con los 45 segundos que hubo del segundo al cuarto clasificado en el pasado GP de Malasia. Además, volviendo a China, del 3º (Hamilton) al 13º (Massa), la diferencia fue de tan solo 15 segundos. En una carrera en la que no hubo factores externos que propiciaran esta igualdad como pueden ser situaciones de Safety Car, lluvia, etc.

A lo largo de la temporada, esta situación se repitió con cierta frecuencia (especialmente hasta el parón de verano), pero hubo un circuito en el que todavía los monoplazas se igualaron más: en Valencia vimos la Q2 más ajustada de la historia del formato en tres sesiones: desde Romain Grosjean, que lideró esa sesión, hasta Fernando Alonso, que fue 11º, la diferencia fue de unas exiguas 218 milésimas.

Eran carreras en las que, antes de que se apagara el semáforo, era imposible saber si el podio lo iban a formar un Sauber, un Red Bull y un Williams, o un Lotus, un Ferrari y un Mercedes. Prácticamente toda la parrilla tenía opciones de estar arriba si la estrategia funcionaba, y es algo que no solo favorecía extremadamente el espectáculo (hay que recordar que hasta siete pilotos diferentes ganaron las siete primeras carreras), sino que permitía a los pilotos brillar, y castigaba los errores. Y, para redondear la temporada, no solo pudimos disfrutar carrera a carrera de esta gran igualdad (excepto cuando el dominio de Red Bull y Vettel se fortaleció en las últimas carreras), sino que el Mundial se decidió con dos carreras espectaculares (Abu Dhabi y, en mayor medida, Brasil) y con una lucha Vettel-Alonso de las que, independientemente del ganador, no se olvidan.

Retomando el ejemplo de antes, en la Q2 de China 2012: Sebastian Vettel quedó a apenas tres décimas de su compañero (que lideró la sesión), pero fue eliminado. ¿Qué pasaría ahora si Rosberg queda a tres décimas de Hamilton? El mejor ejemplo lo tenemos en la Q3 de Australia: Rosberg, con una nefasta vuelta, terminó a seis décimas de su compañero. En una parrilla como la de 2012, eso podría haber supuesto, perfectamente, diez posiciones de diferencia entre ambos pilotos. Las cuatro décimas que le sacó Hamilton a Rosberg en Malasia tampoco hubieran supuesto una sola posición de diferencia entre ambos, ni las cuatro que también le sacó Ricciardo a Kvyat (terminaron 4º y 5º), ni las siete que le sacó Massa a Bottas (7º y 9º), y como estos se dan muchísimos más ejemplos en cada carrera.

En definitiva, una parrilla en la que los monoplazas tienen un ritmo similar no solo aporta un mayor espectáculo (y de mayor calidad), sino que premia a los pilotos que lo hacen bien (hoy en día sería impensable ver a Hülkenberg liderar un GP como Brasil 2012, por mucha lluvia que cayera) y castiga fuertemente a los que cometen errores (como los ejemplos que he aportado de pilotos que, aun quedando muy cerca de su compañero, terminaban muchas posiciones por detrás). Una parrilla con monoplazas de ritmos similares es simplemente más justa para el piloto, y nos permite dilucidar más fácilmente qué pilotos son más talentosos. Porque cuando los errores no se pagan, como sucede con frecuencia actualmente, es muy fácil llegar a conclusiones erróneas a la hora de valorar a los pilotos. Por todo ello, ojalá se repita pronto una temporada como la de 2012, que aunque se disputara hace tan solo tres años, queda ya lejísimos.

Si te interesa esta noticia
Me echaréis de menos cuando me haya ido
El hombre de las mil manos
James Allison en Malasia - LaF1.es
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
6 comentarios
Imagen de Gonzalo.V
Reitero lo del comentario 3 en brasil sobre los HRT: Si los HRT hubieran hecho en Brasil una estrategia de usar 55 vueltas con neumático medio nuevo y hubieran parado a poner neumáticos intermedios en la 56 hasta el final, De la Rosa hubiera terminado décimo y Karthikeyan decimocuarto (tras Ricciardo).
Imagen de Gonzalo.V
Lo que hubiera sido muy interesante (en cuanto a los que siguen a la "cola" de la carrera) es que: Karthikeyan hubiera corrido con el coche de Alonso. De La Rosa hubiera corrido con el Force India de Hulkenberg. Hukenberg y Alonso hubieran corrido con el HRT. Así hubiera habido también mucha lucha y sorpresas por la parte trasera. De haber Hulkenberg y Alonso corrido esa carrera con el HRT y haber usado la misma estrategia que usaron los HRT, según creo yo, el resultado sería así: 1.BUT 2.MAS 3.WEB 4.VET 5.MSC 6.VER 7.KOB 8.DLR 9.HUL 10.KAR 11.RAI 12.ALO 13.PET 14.PIC 15.RIC 16.KOV 17.ROS 18.GLO
Imagen de Gonzalo.V
Y en Brasil 2012, se batió el récord de adelantamientos de la historia (147).
Imagen de Gonzalo.V
Lo mejor de 2012 fue la carrera de Brasil (una pena que Hulkenberg no ganase por culpa del choque con Hamilton, en mi opinión, culpa de Petrov, que no le dejó espacio para que le doblara). Pero en todas las carreras siempre hubo bastantes "luchas": Australia:Alonso remontó del duodécimo al quinto, Raikonnen del decimoséptimo al séptimo y Pérez del último (22, debido a que los HRT no pasaron del 107%) al octavo y Ricciardo del último debido a un toque con Senna en la salida al noveno. Malasia: Fue una lucha entre Alonso y Pérez y no hay que olvidar que Senna que iba último en la primera vuelta, remontó hasta el sexto puesto. China: Un error de Alonso le relegó del cuarto al noveno y Raikonnen, con una nefasta estrategía, cayó del cuarto al decimocuarto. Y Vettel remontó del undécimo al quinto. Bahréin:Se vivió una buena lucha entre Rosberg-Di Resta-Alonso-Hamilton por el quinto puesto y otra entre Ricciardo-Petrov por el décimoquinto puesto. España: Se vivió una intensa lucha entre Maldonado y Alonso y Hamilton remontó desde la última posición hasta la octava. Mónaco:Webber, Rosberg, Alonso y Vettel lucharon por la victoria. Canadá: La degradación de los neumáticos de Alonso le relegó a la quinta plaza y además Pérez remontó de la decimoquinta plaza a la tercera. Valencia:Alonso remontó de undécimo a primero y Schumacher regresó al podio. Y Maldonado estuvo a punto de terminar tercero. Gran Bretaña: Gran batalla entre Alonso y Webber. Alemania:Gran lucha más allá de la victoria y Petrov terminá delante de Senna y Grosejan. Y también De la Rosa supera a Glock. Hungría: Gran batalla entre Alonso, Hamilton, Senna y Webber. Bélgica: Vettel a pesar de estar en la primera vuelta detrás de Kovalainen, remontó hasta la segunda posición. También Raikonnen hizo muy buenos adelantamientos y Hulkenberg estuvo a punto de quedar en el podio. Tampoco hay que olvidar la que "montó" Grosejan en la salida... Italia:Alonso remonta de la décima a la tercera posición y Pérez de duodécimo a segundo. Singapur:Gran lucha entre De La Rosa, Glock, Hulkenberg, Kobayashi, Webber, Pérez, Pic y Kovalainen por la décima plaza. Japón:Gran actuación de Kobayashi y Webber remonta del último al noveno puesto. Corea: Gran adelantamiento de Hulkenberg a Grosejan y a Hamilton. India: Gran carrera y adelantamientos de Alonso. Abu Dhabi: Gran carrera, con mucha emoción debido a las grandes actuaciones de Alonso y Vettel. USA:Gran lucha por la victoria entre Hamilton y Vettel. Brasil: Menudo carrerón (memorable): Gran lucha entre Alonso y Vettel, carrera maestra de Hulkenberg y gran variedad estratégica. Por ejemplo: De haber usado Petrov y De La Rosa la misma estrategía, De la Rosa hubiera quedado décimo (delante de Raikonnen, Petrov, Pic, Ricciardo, Kovalainen, Rosberg, Glock y karthikeyan, ya que si sumas el ritmo medio de las vueltas el resultado es: Ritmo medio DLR:1:26.602 Ritmo medio PET:1:26.662
Imagen de Sakhir
Y la gano el mejor piloto de la actualidad, el que no se achica a la hora de definir.
Imagen de cristiann_955
Que temporada la de 2012, carrerones como en Malasia,Valencia,Abu Dhabi, Brasil.. que pena que no se repita ese mundial...
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top