"Encantado" ante la carrera en su país natal

Boullier influyó en Ecclestone para la vuelta del GP de Francia en 2018

El directivo francés aprovechó el prestigio global de McLaren para persuadir a la FOM

"Fui capaz de asegurar que hubiera conversaciones, y ellos entendieron los mensajes"

AmpliarBoullier durante un Gran Premio esta temporada - LaF1Boullier durante un Gran Premio esta temporada

Eric Boullier ha confesado que el retorno del Gran Premio de Francia a la Fórmula 1 se produjo en parte gracias a su implicación en las negociaciones junto a Bernie Ecclestone, a quien transmitió su deseo de recuperar uno de los eventos más icónicos en la historia del deporte tras ausentarse en el calendario mundial desde hace ocho temporadas. El circuito de Paul Ricard ha sido designado como sede de la carrera a partir de 2018, y aunque aún emerjan dudas sobre su capacidad para albergar una competición de semejante alcance, Boullier se muestra "encantado" tras influir en un acontecimiento positivo para el interés global del automovilismo.

Una de las figuras institucionales que mayor importancia ha adquirido a la hora de cerrar el acuerdo con la FOM es Christian Estrosi, antiguo piloto de motociclismo y presidente de la región Alpes-Cote d’Azur por el partido republicano. Estrosi ha perseguido con fuerza la celebración de una carrera en Paul Ricard como un proyecto beneficioso para toda la ciudadanía, hasta el punto de que los organizadores vaticinen un beneficio de 30 millones de euros entre las ventas de entradas y los subsidios de la administración pública. Las negociaciones arrancaron en enero y se prolongaron hasta el pasado 30 de noviembre, fecha en la que la FOM ratificó oficialmente el convenio.

Además de las autoridades gubernamentales, Boullier confiesa que su distinción de director deportivo en McLaren le permitió acercar posturas con Ecclestone de cara al retorno de Francia en 2018, una iniciativa también impulsada por otras personalidades como Jean Todt, presidente de la FIA: "Estoy encantado con el proyecto de la vuelta del Gran Premio de Francia. Como francés, he intentado realizar mi propia colaboración modesta para apoyar el proyecto, que fue ideado por Christian Estrosi, y haré todo lo que sea para ayudar a que ocurra", explica Boullier.

Acceder de forma más sencilla a Ecclestone me permitió asegurar que hubiera conversaciones"

"Concretamente, y al ser francés viviendo en Inglaterra al cargo de uno de los mejores equipos ingleses de la Fórmula 1, puedo acceder de forma más sencilla a Bernie Ecclestone de lo que pueden hacerlo otras personas menos conectadas fuera del Reino Unido. En este contexto, fui capaz de asegurar que hubieran conversaciones, vimos una presentación, la consideramos, y una serie de mensajes adecuados fueron entendidos", añade.

Paul Ricard organizó por última vez un Gran Premio en 1990, fecha en la que Magny-Cours le sustituiría como único representante de Francia en la Fórmula 1 durante los próximos 17 años. Desde entonces, ha servido de utilidad a la categoría reina como sede de algunos test privados y jornadas de pruebas con los neumáticos Pirelli, tal y como ocurrió al inicio del pasado invierno cuando Ferrari, Red Bull y Mercedes utilizaron sus casi 4 kilómetros de longitud para rodar con los nuevos PZero sobre asfalto mojado. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top