WRC2

Skoda hace honor a su historia en Montecarlo

AmpliarSkoda rinde tributo a su historia en Montecarlo - SoyMotor.comSkoda rinde honor a su historia en Montecarlo

Skoda acaba de lograr el doblete en el Rally de Montecarlo en la categoría de WRC2, con Andreas Mikkelsen y Jan Kopecký, a bordo del Fabia R5. Un excelente resultado que rinde tributo a su historia.


Hace cuarenta años, Skoda también venció en el Rallye de Montecarlo de 1977, dentro de la categoría reservada a vehículos hasta 1.300 centímetros cúbicos, al llevar el piloto checo Václav Blahna su Skoda 130RS hasta el Principado, con una decoración que Skoda reprodujo para esta edición. Eso es mimo por la historia de la marca.



Una historia de raíces muy profundas, que nacen en 1895 como 'Laurin and Klement', una marca de bicicletas y motocicletas que en 1905 comenzó a construir también automóviles. Tras la Primera Guerra Mundial, la crisis afectó a la compañía, que fue adquirida en 1925 por Skoda Works.



Uno de los últimos modelos con el emblema 'L&K' fue el 110, que es el antecesor del legendario eslogan de Skoda: 'Simply clever', o 'sencillamente inteligente'. ¿Y por qué?. Porque el 110 tenía una fila central de asientos completamente plegable para conceder más espacio para las piernas traseras de las personas sentadas en la parte posterior. No sólo eso, sino que también contaba con un parabrisas inclinable, y fácil acceso a las ruedas de repuesto ya que éstas estaban a los lados del capó frontal, lo que significaba que el conductor no tenía que quitar el equipaje antes de llegar a las ruedas. Practicidad.



laurin-klement-110.jpg



Más todavía, el 110 podía ser una multiplicidad de coches: un roadster, o bien un 'phaeton' de cuatro o seis plazas, pero también un vehículo de carga en el que la parte posterior, plana, permitía llevar hasta 500 kilogramos. Luego, con quitar el suelo de carga y añadir unos asientos, teníamos de nuevo un coche de cuatro plazas.



Otro buen ejemplo de la inteligencia de Skoda era el 256, que podía ser un autobús, una camioneta, una ambulancia, una unidad móvil de radio, o un taller. Pero a veces, las carreteras eran una trampa. No importa, apliquemos la filosofía 'simply clever': el 256 tenía una caja deslizable instalada en un espacio no utilizado situado debajo de la zona de la rueda trasera izquierda, que contenía arena de carretera para ayudar a los conductores en caso de un problema con la tracción. Para usar la arena, los conductores tenían una pala de estaño incluida en el lote. En frente de la rueda trasera derecha, había varias cajas con compartimientos de deslizamiento incorporados que tenían otros artículos prácticos.



skoda-simply-clever.jpg



Maravilloso. Pero cuando una marca se vuelca en la comodidad de su usuario, y en hacerle la vida más fácil al volante, se nota. Y no se puede ocultar ni dejar de poner en práctica. Por eso, el Skoda Popular, de los años treinta, recibió una serie de accesorios muy útiles, incluyendo un conjunto de esquís de metal que se probaron en 1935 en el área de esquí de Špindler Mill. La razón por la que Skoda se le ocurrió la idea de convertir el Popular en un esquí motorizado es porque durante los duros inviernos era difícil para abastecer chalets de montaña. También demostró ser útil para patrullar las fronteras montañosas, permitiendo que la policía de aduanas montara en coches en lugar de usar esquíes o trineos tirados por caballos. Estos modelos de 20 HP personalizados tenían esquís de metal en el eje delantero y cadenas en la parte trasera. Y así se hacía la vida más fácil.



skoda-popular.jpg



Pero si crees que Skoda, con el paso de los años, ha dejado de ser fiel a su historia, sea en la competición o en el producto de calle, te equivocas. Hoy, coches como el Octavia o el Kodiaq cuentan con detalles inteligentes, como paraguas integrados en las puertas por si la lluvia te coge desprevenido, lámparas LED desprendibles mediante una base magnética, o un raspador de hielo para los parabrisas perfectamente integrado en el coche y que, por alguna razón, se transforma en lupa.



La historia de Skoda es la de una marca que apuesta por los detalles inteligentes, siendo absolutamente leales a su eslogan: 'Simply Clever'.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top