NOVEDAD

Sin R1 550 2017: el deportivo de los Balcanes

Tras unos inicios confusos, desveló su versión de producción en Frankfurt 2015

Su motor es de origen Chevrolet y cuenta con una potencia de 550 caballos

Está fabricado íntegramente en Bulgaria y de manera 100% artesanal

AmpliarSin R1 550 - SoyMotorSin R1 550 - SoyMotor

Pocos vehículos se construyen en los Balcanes y con Dacia como máximo exponente, al margen de la presencia de una factoría del fabricante chino Great Wall, realmente hay pocas alternativas. Por eso, el naciemiento del Sin R1 hace dos años no dejó indiferente a nadie, pues se trataba del primer deportivo fabricado en Bulgaria, un país con un pasado comunista y, por lo tanto, sin una herencia automotriz orgullosa, pero que estaba dispuesto a rivalizar con vehículos como el Ferrari 488 GTB o el McLaren 570S.

Después de 750 días de duro trabajo con varios socios que resultaron fallidos y sobre 20 unidades iniciales que han contado con un corazón de 525 caballos, la empresa de Rosen Daskalov con sede en Ruse, ha dado un nuevo paso en la construcción de lo que él mismo llama "el deportivo definitivo", ya que ahora cuenta con 25 caballos más de potencia, hasta los 550, sobre el mismo motor V8 de 7 litros de origen Corvette LS7 situado en posición central.

Visualmente, cuenta con un frontal afilado coronado por las luces diurnas y unas ópticas de radical diseño en un capó en ángulo descendente. Su imagen lateral nos deja unos espejos retrovisores de gran tamaño y posición alejada de la carrocería, para mejorar la aerodinámica. Sin duda, uno de sus elementos más llamativos son las grandes tomas de aires que presiden los pontones laterales y el techo. Su gran alerón y su trio de ópticas traseras concluye el diseño con originalidad, elegancia y deportividad. Cabe decir que todos los paneles de la carrocería están construidos en fibra de carbono.

sin_r1_trasera.jpg

Como suele suceder en estos casos, el Sin R1 550 coge 'lo mejor de cada casa'. Está construido sobre un rígido chasis de BMW pero equipa un propulsor que, como ya hemos indicado con anterioridad, viene de Chevrolet. En combinación de un peso inferior a los 1.300 kilogramos en vacío, una torsión máxima de 640 Newton metro en un amplio régimen de revoluciones y una transmisión que bien puede ser manual de 6 relaciones o automática secuencial, el Sin R1 consigue una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,5 segundos y puede llegar a alcanzar los 300 kilómetros por hora de velocidad punta.

A diferencia de lo que pensabamos antes de conocer su versión definitiva, el renovado Sin R1 550 no es tan diferente a su prototipo inicial, por lo que no ha dejado atrás su espartano diseño interior con asientos tipo bucket a medida, aunque ya incorpora ayudas a la conducción como el ABS y un control de tracción con diferencial de deslizamiento limitado programable. Sin embargo, la cabina cuenta con todo tipo de comodidades y está forrada en cuero y carbono. También tiene un nuevo cuadro de mandos, un nuevo volante y un sistema de infoentretenimiento de última generación.

sin_r1_interior.jpg

Por otro lado, su moderna fábrica ha recibido existencias de frenos firmados por AP Racing y amortiguadores ajustables Ohlins con el propósito de que este monstruo de la velocidad pueda exprimirse en un mayor número de situaciones controladas y no sea un despropósito en el que sólo importe la fuerza bruta. ¿Qué tiempo haría en Nürburgring? Precisamente en este sentido, Sin Cars ha anunciado que participará en un programa para carreras de GT4, si bien es muy probable que emplee para ello un modelo todavía más potente, el R1 650, que no deja de ser el mismo coche pero con un motor sobrealimentado.

El Sin R1 550 tiene un precio aproximado de partida de 200.000 euros y su creador asegura que puede mantener un ritmo productivo de 30 unidades al año gracias al buen número de pedidos que tiene especialmente en Reino Unido, donde reside su distribuidor de lujo Clayton Kingman, así como por parte de las grandes fortunas de los Balcanes, que no perderán la oportunidad de tener un superdeportivo 'de su casa' con uno de los puestos de conducción más bajos de su categoría y un sistema de escape muy logrado que les llevaran a experimentar sensaciones al volante a las que muy pocos mortales pueden optar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top