NOVEDAD

Bosch apuesta por el mercado de coches eléctricos

El sistema eAxle abarata el coste de producción de estos vehículos nuevos

El 62% de los compradores creen que en diez años alguien de su familia tendrá un eléctrico

AmpliarBosch presenta nuevos componentes en Detroit - SoyMotor.comBosch presenta nuevos componentes en Detroit

Bosch es una de las mayores empresas de componentes de automoción del planeta. De hecho, el 60% de las ventas del conglomerado de actividades de Bosch está referida a la vertiente automovilística y de esa importancia, nace la necesidad de presentar con frecuencia innovaciones para la industria automotriz, como las que han hecho públicas en el Salón de Detroit.

Y lo ha hecho tanto en el campo de las tecnologías eléctricas como de las de combustión, pero focalizándose en las primeras, ya que según la compañía, “el 62 por ciento de los compradores de automóviles nuevos cree que su familia será propietaria dentro de los próximos diez años, al menos, de un vehículo totalmente eléctrico, y el 71 por ciento cree que todos los vehículos propiedad de su familia será totalmente eléctrico dentro de 15 años".

Así que Bosch, en base a sus estudios internos, sabe que debe centrarse en la tecnología eléctrica. Uno de los productos estrella fue el Bosch eAxle, un ingenioso sistema que abarata el coste de producción del conjunto cambio-motor en los automóviles eléctricos, puesto que unifica en un solo elemento tanto motor como cambio. Pero además de reducir costes, reduce espacio, lo que es fundamental en la evolución de los coches eléctricos, cuyos motores y baterías todavía alcanzan dimensiones, a veces, algo excesivas.

bosch_electricos_soy_motor_0.jpg

Por otra parte, presentaron un nuevo sistema de dirección asistida, pensado para ahorrar energía eléctrica. Este nuevo EPS, además, permitiría que, aún sin nada de electricidad en el coche, la dirección tuviera un 50% de asistencia, sin dejar nuestro vehículo, por lo tanto, sin dirección. O al menos, no con una dirección indomable.

En el plano eléctrico, Bosch también trabaja en la Thermal Management Station, que mejoraría tanto el calentamiento como el enfriamiento, pensando en invierno y verano respectivamente. El objetivo es mejorar el rango de utilización de los eléctricos, puesto que la eficencia térmica del vehículo puede suponer un ahorro energético que rinda más autonomía con el mismo nivel de carga. Y ello, unido a la Electric Vehicle Charging Station, que pretende reducir en un 25% los tiempos de carga.

Para los coches Diesel y gasolina, Bosch presentó su tercera generación de inyección directa, que consiste en la inyección de agua para evitar el sobrecalentamiento de los cilindros y, por lo tanto, reducir el derroche de calor y energía, además de evitar un posible fallo en caso de sobrecalentamiento. Con ello, se mejora el rendimiento, se reduce el ruido y la emisión de partículas.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top