CONTACTO

Al volante del DS 3 Performance

Más potencia y control para el sustituto del DS 3 Racing

AmpliarDS3 Performance Black SpecialDS3 Performance Black Special

Antes se llamaba 'Racing', ahora se hace llamar 'Performance'. Hemos probado la versión más radical del DS 3, y nos ha gustado mucho.

Sometido a un ligero restyling, el pequeño premium francés ha mejorado notablemente su aspecto pero sobre todo sus prestaciones. 

El nuevo tope de gama compacto de la marca, presenta un aspecto más agresivo, así como un motor más potente y nuevas soluciones técnológicas que lo convierten en un deportivo más completo

 

Más agresivo que nunca

En el exterior, el nuevo DS 3 Performance luce una nueva imagen más atractiva y musculosa con un carrocería ligeramente ensanchada en 2,6 centímetros delante y 1,4 centímetros detrás, mientras que su altura ha sido rebajada en 1,5 centímetros respecto al DS3 'normal'. Una salida de escape doble y una llantas negras de 18 pulgadas diamantadas completan el apartado estético. La versión 'Black Special' que hemos probado cuenta además con detalles pintados en la carrocería y un pack en fibra de carbono junto a otros accesorios exclusivos como la cámara trasera y el navegador.

ds3_performance__0.jpg

En el habitáculo no faltan novedades: el cuadro de instrumentos ha sido personalizado para esta versión así como el salpicadero firmado por DS Performance y los asientos de tipo bacquet, que sujetan a la perfección a conductor y copiloto en las curvas más cerradas.

 

Un extra de potencia para el 1.6 THP

Bajo el capo del DS3 Performance permanece el motor 1.6 THP turbo. Sin embargo, ha sido mejorado respecto a la versión anterior y ahora cuenta con 208 caballos de potencia (8 caballos más que su predecesor) y 300 Newton metro de par motor. Todo el potencial  de este cuatro cilindros se puede aprovechar hasta las 6.000 revoluciones aunque no despierta del todo antes de las 2.500 revoluciones. El cambio manual de seis velocidades se ajusta perfectamente a la conducción deportiva y siempre se demuestra preciso y rápido. En cuanto a prestaciones no se puede pedir más a un coche de este segmento: acelera de 0 a 100 en 6,5 segundos y alcanza 230  kilómetros/hora de velocidad punta.

 

Por fin con diferencial Torsen

El gran salto evolutivo del nuevo DS 3 Performance lo encontramos en su nuevo diferencial autoblocante Torsen que mejora notablemente la tracción delantera y es capaz de ofrecer una conducción más pura y fluida, especialmente en aceleración a la salida de las curvas. No obstante, para disfrutar realmente hay que desactivar los controles del sistema ESP que, aunque haya sido programado para intervenir poco, todavía es demasiado intrusivo. La dirección eléctrónica es muy precisa aunque podría informar mejor de lo que sucede bajo los neumáticos, mientras que el sistema de freno Brembo es muy potente gracias a unas pinzas delanteras flotantes de cuatro pistones que muerden discos de 323 milímetros.

ds3_performance_.jpg

El hecho de haber dividido la gama DS 3 Peformance en dos niveles de acabado, el básico y el 'Black Special', hace que el precio de entrada  de 26.690 euros, sea ahora más bajo que el del anterior DS 3 Racing. Todo un despliegue de argumentos a tener en consideración.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top