Blog de Blancafort

06
Jun
2017

Cosworth, el motor universal

AmpliarCosworth, el motor universal - SoyMotorCosworth, el motor universal

Cincuenta años después de su nacimiento, nadie se ha acercado al palmarés del motor de Keith Duckworth y Mike Costin que durante 25 años fue usado y ganó en Fórmula 1, Le Mans e Indianápolis.

Si me preguntan cuál es el mejor motor de competición de la historia no dudaré al dar la respuesta: el Ford Cosworth DFV V8 y sus evoluciones. Durante 20 años y en varias especialidades, este propulsor marcó la ley y consagró para siempre a sus dos creadores, Keith Duckworth y Mike Costin.

La elección es obvia, tanto que casi la había aparcado por no decir olvidado. Pero dos temas de rabiosa actualidad me la han recordado estos últimos días. De una parte el inicio del 'asalto' a la triple corona que Fernando Alonso realizó la semana pasada eligiendo correr en Indianápolis a costa del GP de Mónaco. De otra, la petición de Red Bull de que la FIA haga lo posible por favorecer la aparición de un motorista independiente.

El Ford Cosworth DFV fue un motor absolutamente genial, inicialmente al servicio del ingeniero más genial de la historia de la competición, Colin Chapman. Pero no sólo eso. Fue un motor de ‘triple corona’, ganador en Mónaco y la F1, en Le Mans y también, en variante turboalimentada, de las 500 Millas de Indianápolis. Es más, en 1980 logró, en el mismo año, el triple. Y además, longevo: aunque lógicamente sufrió evoluciones y adaptaciones, reinó en la F1 durante casi 20 años. Desde 1967 a 1983 como DFV y hasta 1985 como el evolucionado DFY. Y fue asimismo usado en la Fórmula Tasman y el motor elegido para la Fórmula 3000 hasta 1993, año de su última victoria… 25 años después de su nacimiento.

Justo el domingo se cumplieron los 50 años del victorioso debut, de este propulsor en el GP de Holanda de Zandvoort, el 4 de junio de 1967: Graham Hill logró la pole y Jim Clark, la victoria. Sus últimos títulos se dieron en 1987, veinte años después de su debut… aunque hasta 1993 siguió siendo usado en resistencia, siendo el motor a batir en la C2, el equivalente a los actuales LMP2.

 

 

 

FORD Y SUS 100.000 LIBRAS

Lotus, el equipo de Chapman, se presentó en el trazado holandés con dos coches flamantemente nuevos, el Lotus 49, pero sobre todo con ese motor que no sólo era moderno y potente -410 CV en la época- sino que cumplía funciones portantes: la suspensión trasera iba anclada al motor y el chasis del Lotus 49 acababa a la espalda del piloto: ahorro de peso y facilidad para sustituirlo.

En 1966 entraba en vigor la nueva F1 con motor 3 litros y Coventry Climax, que suministraba los 1.5 V8 a Lotus, decidió que no le interesaba seguir en la categoría. Chapman pensó inmediatamente en Cosworth debido a los excelentes resultados del motor Ford Cosworth FVA de F2, realizados sobre un bloque de Ford Cortina, pero también como preparador de motores para F3 o para el Lotus Cortina.

Chapman, que tenía hilo directo con Ford, convención a la multinacional para financiera el proyecto y Ford decidió que 100.000 libras de la época deberían bastar para el empeño. Cierto, en la época la suma era importante…. pero absolutamente ridícula frente a los 500.000.000 de euros que se supone Mercedes ha invertido en el desarrollo de su motor actual, incluso traduciéndola en ‘dólares constantes’.

Duckworth y Costin decidieron unir dos bloques de FVA formando ángulo de 90º. Para la F2 este 4cilindros llegaba a dar 215 CV; reducido de cilindrada a 1.500 cc, estaba en los 200-205… y unidos los dos bloques se superaban los 400 CV. Esta solución técnica fue la que dio lugar a la nomenclatura de DFV -Double Four Vavles-.

A lo largo de su historia, este motor ha ganado 12 títulos mundiales de pilotos, 10 de constructores; dos victorias en las 24 Horas de Le Mans, cinco títulos de F-3000, 10 victorias en las 500 Millas, 3 títulos USA y 9 de la CART. Un motor nacido como 3 litros, pero que vio la cilindrada reducida a 2.5 litros para la Tasman o 2.65 litros para CART, y aumentada a 3.3 y 3.9 litros para las pruebas de resistencia. En sus versiones más evolucionadas, las últimas usadas en F1, la potencia había aumentado a 650 CV, es decir un 60% más potentes que en el momento de su lanzamiento.

Pero sobre todo, Cosworth puso en manos de los pequeños equipos y constructores un motor fiable, sencillo y económico, capaz de rivalizar contra cualquier gran constructor, ya fuera para F1 o para Le Mans. Sin Cosworth no puede explicarse ni el crecimiento de la F1 ni la proliferación de los pequeños equipos, tanto en F1 como en resistencia. Fue la posibilidad de usar este motor estándar lo que les facilitó el camino.

Incluso en la era de los turbo en F1, cuando los ‘pequeños’ no podían rivalizar con las fábricas, el motor Cosworth fue la única alternativa.

La historia de este motor es impresionante y estoy seguro de que los aficionados querrán saber más, mucho más.

 

 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de Arghos

Con el complejo motor de hoy día es complicado que una empresa "chica" como Cosworth pueda afrontar el desarrollo.
-
El tema de los motores se arreglaría con imponer una norma extricta de la FIA, que los motoristas estén obligados si o si a dar la última versión de sus motores con idénticas prestaciones al equipo oficial sin restricciones a sus clientes.
-
Prohibir por ejemplo lo de Sauber que se ve obligado a correr con motores antiguos, o Williams con motores una evolución detrás, y si eso los únicos que lo pueden hacer son la FIA con el reglamento y con sanciones Deportivas ante algún incumplimiento.
-
Y obligar a todos los fabricantes a tener al menos 2 equipos cliente, y un máximo de 4 más el oficial o 5 si es independiente, con 4 motoristas cubre 20 equipos.
-
El problema son fabricantes fracasados como Honda que nadie los quiere y que por ejemplo Sauber lo ha aceptado por necesidad financiera y no por posibilidades de mejora, algo no muy distinto a porque McLaren aun los sigue usando, motores Free y apoyo para pagar a los pilotos sobre todo a Alonso.

Imagen de AlexBolchevique

muy interesante!

Imagen de Perán

Necesitamos un motor independiente... y que sea lo mas competitivo posible. Sería lo ideal para los equipos privados, especialmente para Mclaren y Red Bull.

Imagen de kangaroo

Hoy en dia la F1 es mucho mas complicada que hace 50 años cuando nacio el motor Cosworth, esodificultaa la implantacion de un motor "independiente" pq necesitas una gran inversion en I+D y mucho desarrollo para poder llegar a ser minimamente competitivo y no ser un caso Honda. Una solucion podria ser la utilizacion de motores Mercedes (elegido el mejor motor) de la temporada anterior, pero actualizados por una empresa externa, en teoria eso deberia rebajar los costes.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top