GP de Mónaco F1 2017
Ferrari se plantea como alternativa

Test F1 2017: el trabajo de los equipos en la segunda semana

Mucho rodaje para Mercedes, siguen los problemas en Renault y Honda

AmpliarCarlos Sainz en Barcelona - SoyMotorCarlos Sainz en Barcelona

Tras una primera semana de pruebas en Montmeló que sirvió para conocer los nuevos monoplazas implantados a raíz del cambio normativo, la segunda y última semana de trabajo estuvo destinada a buscar rendimiento, con la culminación de pruebas de reglajes y simulaciones como los grandes objetivos de estas prácticas. La labor que se hizo en Montmeló servirá de base no sólo para Melbourne, sino también para la primera fase de la temporada. Ésta fue la alineación que presentó cada escudería:

Todos los pilotos titulares estuvieron en pista a lo largo de los cuatro días, pues la importancia de las pruebas era muy elevada y por ello debían estar en pista los pilotos que fueran a tomar la salida en las primeras carreras. De esta manera, el único piloto que no estuvo en la primera semana, Pascal Wehrlein, regresó y compartió volante con Marcus Ericsson, una práctica que también realizaron en otras formaciones como Mercedes, Williams en el día 2 y 3 y en Renault en el cuarto día debido a los problemas de turbo que tuvieron en el monoplaza de Palmer y que le hizo retrasar parte de su trabajo al último día.

Ésta fue la tabla combinada de resultados:

Ferrari fue el equipo más rápido en esta segunda prueba, al colocar a ambos pilotos en las dos primeras posiciones fruto de las simulaciones de clasificación que hicieron en el séptimo y octavo día. Es realmente curioso ver cómo a pesar de entrar en meta levantando Vettel, con una velocidad final de paso que rondó los 250 kilómetros/hora, marcó un 1'19"0. Un tiempo rebajado por su compañero en condiciones idénticas. Esto podría demostrar que realmente Vettel venía en mejor tiempo, pero que abortó sus tentativas de vuelta rápida.  Räikkönen demostró 24 horas después que los de Maranello tenían más potencial.

Tras ellos acabaron Mercedes, con unos registros bastante parejos en las pruebas que realizaron en la sexta y séptima jornada, por delante de un gran Massa, que fue capaz de bajar hasta el 1'19"4 en la sexta jornada de pruebas y comenzar a mostrar que el monoplaza tiene una buena velocidad, pero faltará por saber hasta dónde son capaces de llegar. Red Bull, algo tapados, Toro Rosso, Renault y Force India se colocaron en torno a las posiciones centrales, muy parejos entre ellos. En la parte final de la clasificación se pudo encontrar a Haas, McLaren y Sauber, con unas posiciones muy marcadas, lo que viene a confirmar una vez más el pobre rendimiento de la escudería de Woking en las pruebas y que pone en serio riesgo sus opciones para el comienzo de la temporada

Estos son los resultados de vueltas acumulados:

En la siguiente imagen se puede observar el total de vueltas de cada equipo:

Williams, Mercedes y Force India, los tres con motor Mercedes, fueron los equipos que más vueltas fueron capaces de realizar, superando en los tres casos las 500 vueltas a lo largo de los cuatro días, algo que vuelve a confirmar la gran fiabilidad de su motor Mercedes y que, al menos en el caso de Williams, podrán seguir teniendo una buena base para mostrar su rendimiento. En el apartado contrario nos encontramos a los equipos propulsados por motores Renault, en los que se puede localizar a Toro Rosso, Red Bull y el propio Renault, todos ellos con 400 vueltas o menos y a Honda, con menos de 220 giros. Lo cierto es que en su caso la fiabilidad es algo que todavía no está asegurado, y tras los profundos cambios que se han introducido a lo largo del invierno todavía no tienen la suficiente madurez que sí se puede observar en los motores de Mercedes o Ferrari, con una base mucho más estable y consolidada. Esta situación a buen seguro marcará las opciones de los equipos en la primera parte de la temporada

Una vez visto esto, hagamos un breve repaso de cómo le han ido a cada equipo en esta primera semana de pruebas de la temporada y qué sensaciones han dejado

 

MERCEDES
Una vez realizado todo el trabajo de fiabilidad y validación en la primera semana, con un motor que en condiciones operativas fue capaz de llegar a los 2500 kilómetros, en esta semana se han centrado en algunos aspectos de puro rendimiento en pista. Con el rodaje y el reparto de trabajo y vueltas para ambos pilotos, estuvieron en todas las sesiones por encima del centenar de vueltas, terminando cerca de los 600 giros. En sus objetivos estuvieron realizar las evaluaciones de nuevos elementos que van a incorporar a su monoplaza en próximas carreras, o que de hecho ya lo van a estar en Melbourne, así como trabajar en algunos problemas que pudieron encontrar en el comportamiento del monoplaza, con una tendencia al subviraje que se fue corrigiendo con el paso de los días. La última jornada no fue realmente activa para ellos, pero el trabajo realizado a lo largo de los días les da una posición de referencia para el comienzo de la temporada.


RED BULL
En el equipo austríaco volvieron a verse afectados por los problemas de fiabilidad y rendimiento de su motor Renault. Con varias evoluciones incorporadas para esta prueba, y con algunos conceptos que se desarrollarán para la ronda 5 de la temporada, que se hará en este trazado, las sensaciones que transmitieron fueron de una buena velocidad, pero en la que también estaban presentes las limitaciones que su unidad de potencia les impuso. Con todo el trabajo fue bastante positivo, se volvió a confirmar que su agarre mecánico a baja velocidad es muy bueno, no peor que el aerodinámico en media y alta velocidad, y que sobre todo, la base del monoplaza es sin duda alguna muy positiva.

 

FERRARI
Si bien las pruebas tuvieron cuatro días, dos para cada piloto, los resultados estuvieron realmente contrapuestos. Mientras Vettel tenía una fiabilidad muy buena, lo que le daba la capacidad de hacer muchas vueltas sin casi ningún tipo de problema, y superando con claridad las 150 vueltas, estando a sólo seis del récord establecido por Rosberg en 2016, con Raikkonen los resultados fueron muy diferentes, ya que los problemas le acompañaron en el día 6 y su rodaje en la jornada 8 no fue todo lo positivo que se podría haber esperado, debido a unos problemas recogidos por la tarde en el cambio cuando estaba haciendo la simulación de carrera. Pese a todo lo anterior, volvieron a demostrar una buena imagen y dar la sensación de que estarán luchando por cosas importantes de nuevo en esta temporada.

 

FORCE INDIA
La fiabilidad y la solidez en el trabajo fue el elemento que marcó el trabajo en el equipo de Silverstone. Con apenas problemas recogidos, y sobre todo, con el problema del escape, causado por las altas temperaturas que provocaban grietas internas y dañaban el componente, el monoplaza se volvió a notar algo más rápido y competitivo que en el primer día. Lo cierto es que todavía siguió mostrando algunos puntos un poco más débiles, caso del paso por curva rápida y el mayor peso de su monoplaza, lo que les está costando algo de tiempo por vuelta, de entorno a dos o tres décimas, se notó que fue un equipo con mucha capacidad de desarrollo, así que muchos cambios se avecinan en el horizonte para ellos.

 

WILLIAMS
La primera semana marcó de una manera muy importante las aspiraciones y objetivos del equipo británico en esta segunda prueba. Tras ser uno de los equipos que menos vueltas pudo hacer, ya que en la segunda y cuarta jornada apenas llegaron a 15 giros, tenían claro que necesitan recoger muchos datos en esta segunda prueba, por lo que optaron por realizar un trabajo mucho más extensivo, de más tiempo en pista y menos cambios en boxes, para ser capaces de obtener los objetivos. Y fue lo que hicieron, ya que en casi todas las jornadas realizaron más de 500 kilómetros, efectuando muchas pruebas y obteniendo una buena radiografía del monoplaza que sirvió para minimizar los problemas de los primeros días. Así mismo, también fueron capaces de conseguir buenos resultados y situarse en puestos de cabeza con Massa, no así con Stroll a quien todavía se le ve corto de preparación, terminando la semana como uno de los equipos que mejor impresión causó.

 

McLAREN
La tónica mostrada en la primera semana se reprodujo con mayor intensidad en la segunda prueba. Con un monoplaza que no era capaz de hacer tandas muy largas, debido a los problemas que tenía su motor y la escasa fiabilidad mostrada, el rodaje se hizo casi en un imposible para ellos, ya que en las tres jornadas finales fueron incapaces de superar las 40 vueltas, una distancia ínfima. Los problemas eléctricos fueron el mayor dolor de cabeza de su monoplaza, pero no fue sólo eso, pues estuvieron lejos de poder conseguir buenos tiempos, lo que les colocará en una posición muy comprometida para Melbourne.

 

TORO ROSSO
Las cosas mejoraron un poco en el equipo italiano de Toro Rosso durante esta segunda semana de preparación para la temporada, pero el problema de la fiabilidad volvió a ser un lastre para ellos. Perdieron vueltas y no fueron capaces de completar todo el programa de trabajo que les hubiera gustado. Sólo la cuarta jornada les dio la capacidad para superar la centena de vueltas, con una simulación de carrera incluida para Carlos Sainz, pero lo importante para ellos fue que el monoplaza se empezó a sentir cada vez más sólido y entero, con una buena respuesta y una mejor capacidad de adaptación a las diferentes configuraciones instaladas, lo que les dio la capacidad de obtener importantes datos para las primeras carreras de la temporada.

 

HAAS
De nuevo los frenos volvieron a ser el lastre que tuvo el equipo americano, con un rodaje que no fue del todo extenso, pero con unos objetivos de trabajo que en una gran parte se pudieron conseguir, haciendo que la preparación se terminara de completar, no sin contratiempos. Los tiempos es cierto que no fueron del todo buenos, dejándoles sólo por delante de McLaren y Sauber, lo que hará que necesiten recuperar bastante terreno para ser capaces de entrar en la zona de puntos.

 

RENAULT
Sin duda alguna fue el equipo que más afectado se vieron por los problemas de fiabilidad de su propio motor, un hecho que les hizo ser el segundo equipo que menos rodó, con sólo noventa vueltas más que McLaren y con unas jornadas de trabajo que no llegaron a superar las noventa vueltas en ningún día. En su comportamiento se vio un monoplaza no excesivamente rápido en curva, con algo de pérdida de la zona trasera en aceleración y con algunos problemas de gestión de neumáticos, así que el inicio de la temporada podría ser algo complicado para ellos.

 

SAUBER
En Sauber la segunda semana de entrenamientos fue bastante positiva, con el programa de trabajo muy conseguido, rodaje entre los dos pilotos repartidos y una fiabilidad bastante buena, clave para poder avanzar en su preparación. Los problemas que pudieron encontrar fue la menor potencia de su motor Ferrari 2016, el mismo que tenían en el año anterior, lo que unido a su menor capacidad de generación de carga les colocaron como el último equipo en pista, algo que será muy complicado de poder salvar en las próximas carreras y que hará que sus objetivos comiencen a estar situados pronto en la temporada 2018, si no lo están ya.

Esto fue lo que dio de sí la segunda semana de pruebas invernales, celebradas en Montmeló. Ahora lo próximo que llegará será el inicio de la temporada, no hay más tiempo para probar y ahora todo será juego real, con la Ronda 1 comenzando la próxima semana, así que es el momento de la verdad. Pero antes de eso, les emplazamos al análisis de la pretemporada que podrán observar en los próximos días, dónde veremos qué ha sido de esta pretemporada, y sobre todo, dónde esta cada equipo para la primera carrera, cuando el semáforo se apague y los monoplazas empiecen a volar.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top