FreePractice4

¿Es la Fórmula 1 un deporte solo apto para mentes despiertas?

Aficionarse a la F1 no es tan 'fácil' como hacerlo a otros deportes

Ampliar¿Ericcson por delante de Hamilton? ¿Qué demonios ha pasado aquí? - LaF1¿Ericcson por delante de Hamilton? ¿Qué demonios ha pasado aquí?

Sentarse en el sofá a ver un partido de fútbol es muy sencillo: basta con saber que gana el que mete más veces el balón en la portería contraria para poder seguir (al menos a grandes rasgos) lo que sucede en el campo. En el caso del baloncesto, es suficiente conocer que gana el equipo que más veces encesta el balón. Y de esta forma podría seguir enumerando una gran cantidad de deportes que, con pasar cinco minutos enfrente de la pantalla, cualquier persona puede conseguir entender, aunque solo sea superficialmente.

Por este motivo, aficionarse a este tipo de deportes desde pequeño es algo normal, que no entraña apenas dificultad ni para un niño de corta edad. Sin embargo, ahora vamos a ponernos en la piel de una persona que apenas ha oído mencionar algo sobre la Fórmula 1 en toda su vida, que nunca la ha visto en televisión y que, como mucho, lo único que sabe es que son "cochecitos dando vueltas a un circuito" (frase que, por otra parte, es repetida hasta la saciedad por quienes nunca se han interesado por la Fórmula 1, a modo incluso de desprecio hacia este deporte). Imaginemos ahora que esta persona enciende la televisión un sábado cualquiera de Mayo, aproximadamente a las once y diez de la mañana, y que por casualidad acaba en el canal de Lobato y compañía. ¿Con qué panorama se encontrará?

Cualquiera de nosotros, instantáneamente, sabremos que se trata de una sesión de Libres 3, en la que durante los primeros minutos apenas hay actividad en pista. Esperaremos pacientemente frente al televisor, hasta que los Force India, los Toro Rosso o los Manor abran el camino en la pista con los neumáticos más duros, para que, progresivamente, se vayan incorporando el resto de equipos. Pero ahora volvamos con nuestro amigo, que ha caído en este canal por casualidad. Para empezar, tiene dos opciones: quedarse durante unos instantes en el canal por curiosidad, para ver qué está sucediendo, o cambiar de canal al instante, siendo esta segunda opción, sin ninguna duda, la más factible.

Pero supongamos que decide mantenerse en el canal: ¿Qué es lo que va a ver en la televisión?  Va a encontrarse con una pista prácticamente vacía, sin coches compitiendo, y como mucho podrá ver salir algún piloto a pista, como por ejemplo Nasr, 'Junkelber' (así lo pronunciaría el comentarista) o Verstappen, que le sonarán prácticamente a chino. Ni que decir tiene que este espectador, para comenzar, no entenderá por qué no hay pilotos en pista. "¿Dónde está Alonso (a este sí que lo conocerá)?", podría ser perfectamente una de sus primeras preguntas. Y entonces, es posible que la realización enfoque a Alonso charlando animadamente con sus mecánicos mientras otros pilotos están dando vueltas al circuito, lo que terminará de descolocar al espectador.

Como nuestro amigo tiene la mañana libre, y no le convence lo que echan en el resto de canales, decide definitivamente que va a ver la Fórmula 1 durante un rato, aunque solo sea para enterarse "de qué va eso de los cochecitos dando vueltas". Poco a poco, le da la sensación de que comienzan a salir más pilotos a pista, e incluso el nombre de alguno le suena. Llegado este momento, las siguientes preguntas que se haría bien podrían ser: "¿"uién va ganando?", "¿pero la carrera ya ha empezado, o no?". Obviamente, si cualquiera de nosotros estuviera junto a él, se echaría una carcajada.

Pero si nos ponemos en la situación de alguien que no sabe nada acerca de la Fórmula 1, resulta obvio que ni por asomo sabe lo que son unos 'entrenamientos libres', y asume que la Fórmula 1 sigue el mismo formato que el resto de deportes que él conoce: deportes en los que todo lo que aparece en pantalla es competición directa, en los que nunca aparecen los competidores 'entrenando en directo'. Por eso mismo, al espectador le costará mucho percatarse de que realmente ni los coches están compitiendo en una carrera, ni esta carrera va a comenzar en breves instantes. Es más: lo predecible es que, mucho antes de que llegue este momento, el espectador se haya cansado de intentar descifrar qué narices está sucediendo y haya apagado el televisor.

Mediante este primer ejemplo, resulta muy evidente que, partiendo de un conocimiento cero, poder seguir una sesión cualquiera de Fórmula 1 resulta bastante más complicado que seguir un partido de casi cualquier otro deporte. Pero claro, seguro que si ahora os pregunto que cómo os aficionasteis a la Fórmula 1 en su día, no me responderéis que fue a base de ver sesiones de Libres 3. Por lo tanto, ahora vamos a acompañar con otro espectador, en este caso una 'amiga', que acaba de terminar de comer el domingo pasadas las dos, y se dispone a encender la televisión.

Ahora se repite el proceso anterior, y nuestra amiga decide que va a ver un rato la Fórmula 1, por curiosidad. La realización en este caso está realizando un seguimiento de la lucha de Alonso con Ericsson. Nuestra espectadora ha oído hablar muchas veces sobre Alonso y, según ella ha entendido, Alonso parece ser uno de los mejores pilotos de Fórmula 1. Sin embargo, se encuentra con que Alonso está justo detrás de un piloto sueco cuyo nombre jamás había oído, y está luchando por la 12ª posición. Para colmo, después de más de 3 vueltas, Alonso sigue sin ser capaz de sobrepasar a este piloto 'desconocido'. "¿Cómo puede ser posible? ¿Si en esa recta está tan cerca, por qué ni siquiera intenta adelantarlo?". Nuestra amiga comienza a desesperarse, viendo que un piloto que ella había oído que era de los mejores, no es capaz de adelantar a ni un coche, y encima rueda 12º.

Estamos ya en la vuelta 16, y Alonso sigue detrás de ese coche 'azul y amarillo'. Sin embargo, aparece un rótulo en la pantalla que informa de que Alonso va 9º. Inmediatamente, nuestra amiga se queda mirando fijamente, pensando: "¿Cómo es posible que Alonso haya subido tres posiciones, si sigue detrás del mismo coche amarillo y azul y no ha adelantado a nadie?". Acaba por creer que se debe haber despistado algún momento, y que entonces es cuando Alonso ha ganado esas posiciones, pero lo que realmente ha sucedido es que ha habido tres paradas en boxes de pilotos que no estaban en posiciones delantera, por lo que la realización ni lo ha mostrado.

Totalmente confusa tras este cambio de posiciones, cuando la carrera llega a la vuelta 18, la espectadora decide ir un momento al baño. Pero la sorpresa que se lleva al volver es mayúscula: Alonso va primero. Aunque al inicio, una vez más, no entiende cómo es posible que Alonso haya adelantado a tantos pilotos en menos tiempo del que le había costado adelantar a uno solo, recapacita y piensa: “Ahora sí que me encaja lo de que Alonso es muy buen piloto: no ha querido arriesgarse a adelantar al principio, pero ahora ha conseguido adelantar a muchos pilotos de golpe y ya va primero". De esta forma, cuando parece que la situación se ha normalizado y Alonso está en la posición que ella sabe que es más lógica, se encuentra con que, apenas dos vueltas después, enfocan a Alonso en… ¡13ª posición!. "¡Pero qué broma es esta! ¡Ahora Alonso va incluso peor que al principio, y no solo tiene un coche azul y amarillo delante, sino que tiene dos! Esto no hay quien lo entienda".

Obviamente, como bien habéis deducido, Alonso ha alargado más que los demás la primera parada, motivo que le ha permitido ser el líder provisional de la carrera, y después ha parado en boxes, para volver aproximadamente a la posición inicial, esta vez no solo con Ericsson por delante, sino que también con Nasr. Sin duda, nuestra amiga no ha elegido el mejor momento para irse al baño, ya que justo entonces han tenido lugar la mayoría de las paradas… De todas formas, el resultado es que ella ha acabado completamente confundida y sin entender nada de lo que sucedía.

Tras este pequeño relato, se puede afirmar que aficionarse a la Fórmula 1, uno de los deportes más complejos, no es tan 'fácil' como hacerlo a otros deportes. Y el caso de la afición española es todavía más particular, ya que con poca tradición, se ha creado una sólida base de aficionados que están al pie del cañón carrera tras carrera, algo impensable hace un tiempo.

Si te interesa esta noticia
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
8 comentarios
Imagen de Robin
yo me he reído mucho al imaginarme la cara de la muchacha que no entendía la carrera, jajajaja
Imagen de davidizki
[#6 X4rLy] Muchas gracias! Respecto a los repostajes, sin duda era un aliciente estratñegico añadido, y además aportaba espectacularidad. Pero no sé si el riesgo que conllevaban merecía la pena...
Imagen de X4rLy
Fantástico artículo! Y como dicen otros foreros, orgulloso de seguir un deporte tan complejo como este... y entristecido de haber perdido cosas que aún lo hacían más complicado! Como los repostajes de gasolina y las estrategias que eso generaba... que nostalgia!
Imagen de davidizki
[#2 RikiF1] Muchas gracias! Precisamente ese orgullo es algo que quería 'reivindicar' con este artículo
Imagen de MagicAlonsoFan
Telahinco vendio a su pais..y a todos los aficionados a la F1..y a MotoGP.
Imagen de MagicAlonsoFan
Es para mentes despiertas...pero solo para ganar dinero fresco..metes 20milones y en un plis plas...los tienes gastados...que metes 200millones..en un plis plas los tienes gastados...asi de facil...(luego paga a Vomitars para ver las carreras)
Imagen de RikiF1
Muy buen artículo, definitivamente lo que mas me enorgullece de seguir la F1 es que es uno de los deportes mas complejos que hay...tremendo post...saludos
Imagen de PITXITO10
.....y después de darle una "vuelta " a este artículo , otro aficionado diría que .....se ha echo con un coche de la escudería Manor , con ruedas duras ,cargado de gasolina y en modo ahorro , para más inri por encima del 107 %......
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top