Hamilton vuelve a dominar una carrera de principio a fin

Análisis del GP Gran Bretaña F1 2017: El Lord de Silverstone

Los pinchazos de Ferrari en el tramo final ponen en bandeja el doblete de Mercedes

La estrategia predominante fue a una parada

Hamilton se coloca a sólo un punto de Vettel en el Mundial de Pilotos

AmpliarAnálisis del GP Gran Bretaña F1 2017: El Lord de Silverstone - SoyMotor.comAnálisis del GP Gran Bretaña F1 2017: El Lord de Silverstone

Silverstone recibió a pilotos y equipos con el cielo completamente cubierto, y de nuevo con la amenaza de la lluvia como protagonista. Tan impredecible como siempre, el clima británico respetó finalmente y la carrera se disputó sobre seco. Una carrera dominada de principio a fin por Lewis Hamilton. El tricampeón mundial hizo buena su Pole y se llevó con solvencia una carrera muy controlada desde el inicio. Valtteri Bottas ha cuajado una gran remontada y ha finalizado segundo. Sebastian Vettel ha pinchado a falta de una vuelta cuando era tercero y ha cruzado la línea de meta en séptima posició. El alemán mantiene el liderato en el Mundial por sólo un punto. Kimi Räikkönen –que también pinchó en el tramo final– ha cerrado el podio.

Puedes leer aquí la crónica de la carrera

Estas fueron las condiciones en las que se desarrolló la carrera

Marcada por la variabilidad de la meteorología, la presencia de las nubes al comienzo de la sesión que posteriormente se fueron disipando y una siempre presente probabilidad de lluvia, las condiciones fueron relativamente estables a lo largo de toda la carrera, con valores que estuvieron rondando los 24 grados en ambiente y 30 en pista, lo que hizo que la tasa de calentamiento fuera muy reducida, al tiempo que la humedad y la densidad aerodinámica siguió elevada, en línea con la jornada anterior. Todo ello supuso que la pista tuviera un cambio progresivo hasta la mitad, pero desde ahí los tiempos empezaron a bajar y hacerse más lentos a cada vuelta por la bajada de las temperaturas y el peor funcionamiento de los neumáticos.

La siguiente imagen recoge la situación de los pilotos del top durante la carrera

Estas fueron las posiciones que ocuparon a lo largo de la carrera

La carrera fue bastante lineal, con sólo un periodo de carrera controlada al comienzo de la prueba, a causa del accidente que tuvo en los dos pilotos de Toro Rosso a los protagonistas, pero dejando que la actividad se desarrollara con normalidad en el resto de la carrera. Todo ello supuso que hubiera dos claros grupos, uno formado por los pilotos de Mercedes, Ferrari y Verstappen y posteriormente una segunda zona, mucho más variada, con unas distancias más reducidas, lo que hacía que la zona de puntos estuviera más abierta y que las opciones fueran más elevadas para todos los pilotos.

Este fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos

Y este fue el ritmo intermedio de cada tanda:

Una de las claves que había supuesto la jornada anterior era el amplio gap que existía entre Hamilton y Ferrari, merced a una gran actuación del piloto británico que le había dado la ventaja para la carrera, pero todavía siendo consciente de que necesitaría tener velocidad en las largas distancias. Y esto fue lo que pasó, de nuevo con un claro gap de dos décimas, que fue ampliado en la primera parte de la carrera, sobre todo entre la vuelta 13 a la 20, fue capaz de conseguir la victoria y cerrar un gran fin de semana. Ferrari, por su parte, se vio marcado en una clara segunda posición, al no ser capaz de sacar todo el potencial que necesitaba extraer de su monoplaza, quedando a algo más de distancia. La primera parte de la carrera fue la clave en su pobre rendimiento, al ser superado y bloqueado Vettel por Verstappen y al no tener la capacidad de bajar los tiempos en el caso de Raikkonen. Además de ello los problemas de Vettel con neumático blando fueron más notorios, perdiendo bastante terreno y haciendo imposible estar en la cabeza, algo que no le sucedió a Raikkonen. Una oportunidad perdida que se agravó todavía más con los problemas de la última vuelta y que trajeron importantes consecuencias para el campeonato.

Red Bull, con un gran Ricciardo, estuvo colocado como tercer equipo, lugar que vienen manteniendo durante esta temporada, pero volviendo a demostrar que siguen necesitando que Renault les ofrezca un buen motor para ser capaces de luchar con Ferrari y Mercedes, algo que hasta el momento no ha pasado y que no pasará. Ricciardo fue uno de los pilotos destacados del fin de semana, al ser capaz de avanzar muchos lugares, aprovechar bien la velocidad de su monoplaza y finalizar la prueba en una meritoria quinta posición.

Tras ellos, dentro de la zona media, Renault fue una de las grandes noticias de esta carrera. Los de Enstone traían importantes novedades a esta prueba, como un nuevo suelo, que ofreció un gran rendimiento, traducido en una mayor estabilidad del monoplaza y una velocidad más elevada que les hizo colocarse como cuarto equipo. Una gran carrera que deberá ser corroborada en Hungaroring, un trazado que les puede venir muy bien a sus características. Force India, Haas, Williams y Mclaren mantuvieron una lucha muy cerrada de la que finalmente Ocon salió vencedor, pero en la que demostraron que en esta carrera Force India no tuvo la velocidad suficiente, sobre todo con el neumático blando, estando bastante perdidos. Haas, por su parte, volvió a demostrar que necesitan del efecto del motor para rendir bien, pero dando buenos síntomas de avance y de estar cada vez más cerca en la tabla. La próxima prueba será una buena piedra de toque para ellos, ya que si van bien el paso adelante estará claramente confirmado.

En el caso de Williams y McLaren las distancias fueron muy pequeñas en esta carrera, demostrando en ambos casos dos carencias, en el caso de Williams el pobre rendimiento de su monoplaza en los tramos virados, y de la incapacidad de desarrollo, ya que las mejoras traídas en el Red Bull Ring no han terminado de trabajar y han vuelto a perder bastante terreno. En el caso de Mclaren esta carrera ha servido para demostrar que a nivel de chasis están ya a la altura o un paso por detrás de Red Bull, pero que es el motor lo que no les da la capacidad de estar con ellos, evidenciando todavía más los problemas de Honda, una unidad de potencia que ni corre ni deja correr. Cierran en esta ocasión Toro Rosso, con problemas durante todo el fin de semana y una carrera muy pobre, y Sauber, últimos en un lugar donde no iban a tener capacidad de rendir bien.

 

ESTRATEGIAS
Debido a que Silverstone es un circuito con agarre lateral, Pirelli decidió traer el súper blando, el blando y el medio para este fin de semana, compuestos algo más duros que en los anteriores eventos. Pero los datos de las pruebas impidieron que la estrategia estuviera muy viva limitándose a realizar una parada en la que los pilotos montarían el compuesto con el que no habían rodado en la primera parte de la carrera, siendo el súper blando y el blando los neumáticos óptimos como se pudo ver en los entrenamientos libres.

Estos eran los neumáticos que tenían los equipos para la carreraY este el uso que habían dado de los neumáticos los equipos a lo largo del fin de semana

La opción ideal en carrera era realizar una única parada, empezando con el neumático súper blando y parando en torno a las 25 vueltas para cambiar al blando como hizo la mayoría de pilotos, sin embargo vemos cómo Bottas buscó hacer la vuelta más rápida en Q2 con las gomas blandas para poder iniciar la carrera con este compuesto cambiando la estrategia ya que salía en la 9ª posición por cambiar la caja de cambios, esta estrategia le permitió finalizar en el podio superando a ambos Ferrari que no lograron cuidar las gomas que se reventaron al final de la carrera, por lo que la elección y uso de los neumáticos en Silverstone fue muy importante. Este fue el comportamiento de los neumáticos

Con tan solo la aparición de un único piloto con el neumático medio dando una sola vuelta, volvemos a ver una estrategia de 2D entre el súper blando y el blando. Con poca diferencia entre las degradaciones y poca mejora en el crono entre estos dos compuestos, podemos ver cómo las vueltas con el súper blando se diferencia apenas en 5 vueltas en las tandas más largas completadas en la carrera dejando una única opción estratégica en la carrera, realizar una parada cambiando súper blando por blando o a la inversa. Pirelli vuelve a traer neumáticos demasiado duros donde el margen a la hora de elegir correctamente los neumáticos para ser más rápidos se hace muy pequeño.

Estas fueron las estrategias que siguieron los equipos

Carrera 2D a una única parada exceptuando a los Ferrari por los reventones del final de la carrera y a Verstappen por el miedo, casi todos los pilotos completaron la carrera con facilidad rodando entre 20 y 25 vueltas con el súper blando si comenzaron la prueba con estas gomas y alargando el blando hasta el final, completando casi la mitad de la carrera con cada neumático. Tan sólo 5 pilotos decidieron comenzar con el blando para poder parar algunas vueltas más tarde finalizando con las gomas más blandas. A parte de las paradas extras de los Ferrari y de Verstappen, tenemos también la parada forzosa por el toque con Sainz en la primera vuelta de Kvyat, Grojean y Stroll que decidieron atacar al final de la carrera con un súper blando nuevo que les quedaba y Wehrlein que decidió probar una estrategia diferente usando el neumático medio durante una vuelta para no tener que usarlo posteriormente.

Esta fue la ventana de paradas a lo largo de la carrera

En el Gran Premio de Gran Bretaña vemos una ventana de paradas muy amplia, debido a que los compuestos blando y súper blando se comportaron de manera muy similar durante los entrenamientos en cuanto a degradación y ritmo, por lo que los pilotos y equipos tenían que parar buscando un undercut y evitando salir en zona de tráfico, sobre todo para los pilotos de cabeza. Esta ventana de paradas se puede definir entre la vuelta 17 a la 32 con los primeros pasos por el Pit-line a causa de toques entre los pilotos y paradas sueltas en el último cuarto de carrera debido a que Magnussen alargó su tanda con el blando hasta la vuelta 37 y el resto fueron para evitar desgaste excesivo en las gomas o por pinchazos como en el caso de Sebastian y de Kimi.

 

SALIDA
La parrilla de Silverstone se caracteriza por ser una parrilla recta es decir, que posee una trazada de paso, y otra sucia por la que no se rueda en condiciones naturales, ralentizando y dificultando la tracción. Según las previsiones de los equipos salir por la zona par podría provocar una pérdida de 12 metros, por lo que las posiciones en la primera curva deberían estar muy próximas. Además, la primera curva es muy rápida y de varias trazadas por lo que no será hasta la curva 3 donde lleguen las principales opciones de adelantamiento.

Esto fue lo que sucedió en la salida

Una de las claves de la carrera fue el problema en la salida para Vettel donde perdió posición con Verstappen sin poder lograr pasarle alejándole de Hamilton que tuvo un gran arranque donde pudo marcar su ritmo. Los pilotos más perjudicados en la salida de Silverstone fueron Sainz y Kvyat por el toque que tuvieron en la primera vuelta dejando fuera al piloto español y dejándole en la última posición a su compañero de Toro Rosso, mientras que Ricciardo y Massa fueron los que más puestos ganaron en el arranque llegando a sumar 4 posiciones aprovechando que salían en la parte trasera del grupo con unos monoplazas superiores al de los pilotos de alrededor. Sin embargo, este trazado británico volvió a demostrar que es un circuito donde adelantar es posible llegando a hacerse 56 adelantamientos, siendo 22 con DRS. Este hecho fue provocado por dos grandes remontadas que ocurrieron durante la carrera, la de Ricciardo haciendo 16 adelantamientos para acabar en quinta posición; además de la remontada de Bottas que saliendo 9º acabó 2º completando el doblete para Mercedes.

 

LAS CLAVES DE LA CARRERA
Tras realizar una buena salida, se puede marcar tu propio ritmo como en el caso de Lewis Hamilton en el Gran Premio de Gran Bretaña, pues debido a su buen arranque, Räikkonen no pudo meterlo en problemas mientras Lewis rodaba para conseguir el gap necesario para realizar su única parada manteniendo la primera posición. Detrás de él, Ferrari comenzó con problemas debido a que Vettel fue adelantado por Verstappen al que no pudo pasar hasta aprovechar la estrategia provocando que no lograra seguir a su rival por el mundial mientras que Kimi no era capaz de meter presión al piloto de Mercedes. Esta fue la evolución de sus distancias

Por detrás, se iniciaba la remontada de Valtteri Bottas que comenzando con los neumáticos blandos y alargando su parada mientras superaba a rivales en pista por tener más ritmo que ellos, colocándose tras su parada detrás de los Ferrari pero con el súper blando y habiendo recortado su distancia hasta los 2 segundos de gap. Aún más atrás, otra remontada se estaba ejecutando, la de Daniel Ricciardo con su Red Bull que comenzó la carrera desde la 19ª posición. En la salida consiguió ganar 4 posiciones mientras que durante la prueba llegó a realizar 16 adelantamientos aprovechando la anchura de la pista y los diferentes puntos donde adelantar si logras que el rival cometa un error.
La gestión de los neumáticos en la escudería Ferrari no fue idónea y los pinchazos en las últimas vueltas provocaron que Mercedes se llevara un doblete acompañados por Raikkonen en el podio y seguidos por los Red Bull mientras Vettel finalizó en séptima posición, esta vez con menor ritmo que su compañero de equipo.
Respecto a los pilotos españoles, Fernando Alonso intentó copiar la remontada de Ricciardo al principio de la carrera, pues salía al lado del piloto australiano; pero no logró superar a los Williams y a los Haas como el piloto de Red Bull estancándose en la 13ª posición fuera de los puntos donde se tuvo que retirar pasada la mitad de la carrera por fallo de potencia en su motor Honda. En el caso de Sainz no pudo dar ni una sola vuelta porque se tocó con su compañero de equipo llevándose la peor parte que le impidió poder continuar en carrera frustrando sus opciones de alcanzar los puntos.

 

PARADAS EN BOXES
Esta fue la situación de los equipos en las paradas en boxes

Mercedes, Red Bull y Williams han sido los equipos más rápidos en esta fase de la carrera, de nuevo con los de Grove haciendo la parada más rápida de toda la prueba, en el caso de Felipe Massa y un tiempo récord en su trabajo, cerca de los dos segundos. Esto hizo que fuera la parada más rápida de toda la carrera y que sigan liderando el campeonato de Pit Stops, aunque por una breve ventaja sobre Mercedes, quienes han sido capaces de dar un importante paso adelante en las últimas carreras y de hecho, con sus dos paradas colocadas en el top 3. También destacan los problemas de Renault, algo que no es nuevo, precisamente, y que les han hecho perder mucho tiempo. Es algo que necesitan corregir con urgencia, ya que están cediendo demasiado tiempo y es un problema que les puede inhabilitar cualquier acción estratégica.

 

SITUACIÓN DEL CAMPEONATO
Tras la carrera celebrada en Gran Bretaña de esta manera queda el campeonato

Los problemas localizados en las últimas vueltas para los dos Ferrari han tenido importantes consecuencias, ya que ha provocado que Vettel siga liderando el campeonato, pero que con una diferencia que se ha colocado en sólo un punto, lo que hace que el que se imponga en Hungaroring terminará la primera parte de la temporada al frente del campeonato. Tras ellos Raikkonen sigue en quinto lugar, superado por Ricciardo gracias a sus buenas carreras anteriores, que le hacen ser el segundo piloto más en forma, sólo por detrás de Valteri Bottas, quien ha sido capaz de sumar 91 de los últimos 125 puntos posibles.

En constructores se mantienen las posiciones, con una tendencia cada vez más creciente de bloquearse para el resto de la temporada, siendo Mercedes el líder, Ferrari segundo, Red Bull tercero y Force India cuarto. La lucha llegará en la zona media entre Toro Rosso, Haas, Williams y Renault, separados por apenas quince puntos, lo que dará lugar a que se puedan producir variaciones en próximas pruebas. Cierra de nuevo Sauber y McLaren, confirmando una vez que su posición es real, no por velocidad sino por fiabilidad, y que será complicado que escapen de estos problemas este año.

Esto ha sido todo lo que ha dado de sí la décima ronda de la temporada, ahora tendremos un pequeño descanso por delante antes de que los monoplazas vuelvan a rodar en pista, en esta ocasión en Hungaroring, Hungría, un circuito lento, estrecho y virado que es caracterizado como el Mónaco Permanente y que, por ello, tendrá la categoría del Grupo B. Urbano. Allí el motor contará menos y la velocidad en curva lenta tendrá todo el protagonismo, lo que dará oportunidades a aquellos equipos que han sufrido por el motor, como Red Bull, McLaren o Toro Rosso. Veremos qué es lo que ocurre y sobre todo, quién es el líder del campeonato en su parón de verano.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Blacklabelbiko
[#1 HAMILTONESLAF1] Espero que no sea así y podamos disfrutar de una buena competencia hasta la ultima carrera, ya para bodrio tuvimos el año pasado con supremacía absoluta de un solo equipo.
Imagen de HAMILTONESLAF1
Si LEWIS no tiene ningún problema, es imbatible. Solo las fallas de su coche, lo prohibieron de estar 1ero en el campeonato. Si la suerte cambió de banda, como se vió el Domingo, creo que este campeonato esta terminado
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top