Especial Daytona

Daytona: más allá de las 24 horas

Las 24 horas no son la única carrera que alberga el óvalo de Florida

AmpliarVista panorámica desde la grada de Daytona - SoyMotorVista panorámica desde la grada de Daytona

El ‘World Center of Racing’. Así se conoce en Estados Unidos al Daytona International Speedway, hogar de las 24 horas de Daytona. Un lugar místico, histórico, que ha visto mucho en todo tipo de carreras. Sí, todo tipo, porque Daytona es la ‘otra’ meca del deporte motor en Estados Unidos. Un lugar de leyenda.

Con las 24 horas muy cerca ya, hay que mencionar que existen circuitos en los que una carrera de 24 horas no es la cita por antonomasia de dicho lugar. Uno de los ejemplos es el Circuit de Barcelona-Catalunya, cuyas citas más importantes son los dos Grandes Premios: el de España de F1 y el de Cataluña de motociclismo. Daytona no se salva de estatus, y las 24 horas de Daytona no son su cita más importante. Estas son las citas más importantes del calendario del trazado del estado de Florida.

 

DAYTONA 500

La cita más importante del año para el circuito. 200 vueltas al óvalo de 4 kilómetros. De hecho, el óvalo mide exactamente igual que Indianápolis, y además cuenta con iluminación nocturna.

Originalmente la Daytona 500 se disputaba en las playas de Daytona, en un circuito mixto llamado Daytona Beach. Más allá del original nombre, la prueba acogía a una gran cantidad de público para ver competir a los mejores pilotos con stock-car. Dichos pilotos, en su momento, eran contratados durante la Ley Seca para llevar de un pueblo a otro y a toda velocidad el alcohol ilegal.

Esas carreras ilegales cuajaron en la cultura sureña y, tras la derogación de la Ley Seca, Bill France Sr. encabezó y creó lo que hoy se conoce por NASCAR –National Association for Stock CAr Racing-.

El lleno es algo asegurado en las 500 millas. Conforme han pasado los años, la gradería del trazado de Florida ha crecido de forma exponencial. La primera cita que acogió el Daytona International Speedway de la NASCAR fue en 1959, y fue la que sirvió para inaugurar las 2,5 millas de asfalto, con peraltes de 31º.

La popularidad de la prueba aumentó considerablemente, y talentos como Cale Yarborough, Darrell Waltrip, Richard Petty o los hermanos Allison -Donnie y Bobby- eran los favoritos en las carreras frenéticas de Daytona. Y, entonces, estalló la popularidad de la NASCAR.

En 1979 Donnie Allison lideraba la prueba, con Cale Yarborough a la estela y Richard Petty un poco más distanciado. Yarborough intentó adelantar a Allison, se tocaron, y ambos se bajaron de los coches a, literalmente, pelearse en pista. Petty ganó su sexta Daytona 500, mientras el país entero asistió a una pelea que queda en los anales de la categoría y simboliza el espíritu de la competitividad y de la importancia de ganar en Daytona.

En la actualidad, la NASCAR ya no compite como antaño. Lo conocido por placas restrictoras capan el motor V8 de 6 litros de los coches para evitar que alcancen velocidades de vértigo. Pese a ello, las velocidades en Daytona son de casi 330 kilómetros/hora y se compite en grupo. En los últimos años se han dado finales muy ajustados, como el de 2016 cuando Denny Hamlin arrebató por apenas milésimas la victoria al campeón de 2017, Martin Truex Jr. Es el final más apretado en Daytona.

Lo interesante de las 500 millas de Daytona es que no se disputa todo en un solo fin de semana. La agenda ocupa dos semanas, lo que vendrían a llamarse las ‘Speedweeks’. Entrenamientos libres, clasificación para decidir la primera línea, el Shootout –carrera de exhibición-, los Duels –deciden el orden de los pilotos en ambas filas de la parrilla- y las 500 son un espectáculo que debe verse completo.

Hay más pilotos que se recuerdan al entrar en Daytona. De hecho, hay uno más que presente: el apellido Earnhardt. Dale Earnhardt Sr. y Dale Earnhardt Jr. han sido y serán dos de los pilotos más populares de la NASCAR. Daytona era un lugar maldito para Dale Senior, y pese a que era especialista en el otro superspeeway con placa retrictora -Talladega-, en Daytona sólo consiguió una victoria.

En 2001 perdió la vida en las 500, y desde entonces su mito se ha convertido en leyenda. Irónicamente, en 2001, la victoria de Michael Walltrip en esas fatídicas 500 millas de Daytona situó a Earnhardt Senior como uno de los pocos que ha ganado en Daytona como piloto -1998- y como propietario de uno de los coches -2001-. El resto de la lista: Lee Petty, Junior Johnson, Richard Petty y Jeff Gordon.

Mientras, su hijo Dale Júnior sí que ha ganado en más de una ocasión en Daytona. Este año será el encargado de dar el banderazo verde a la carrera, lo que se conoce como Grand Marshall. A su vez, entonará el famoso 'Drivers, start your engines!'.

Sólo hay un piloto de F1 a lo largo de toda la historia que haya ganado las 500 millas de Daytona, y ese no es otro que Mario Andretti. El piloto de origen italiano pero nacionalidad estadounidense consiguió la victoria en 1967 con un Ford.

 

 

SUPERCROSS

Más allá de la archiconocida NASCAR, hay varias categorías extra que compiten en Daytona. Quizá la más curiosa sea el Supercross. El célebre campeonato americano de Supercross visita el óvalo de Daytona pocas semanas después de las 500 millas, y semanas antes de las Superbikes –de las que se hablarán más adelante-.

La historia de esta carrera se remonta a los años 70. Desde 1971 se disputa cada año una de las pruebas icónicas de la temporada del Supercross. Y si hay que hablar del Supercross de Daytona, hay que hablar de Ricky Carmichael. Conocido por ‘The GOAT’ –Greatest of All Time, el mejor de todos los tiempos-, Carmichael ha ganado con tres marcas diferentes el evento. Nacido en Florida, también ha competido en el óvalo de Daytona en series inferiores de la NASCAR, pero sin buenos resultados.

 

AMA SUPERBIKES: DAYTONA 200

Quizá se plantee como una locura en la actual era de la seguridad en todos los aspectos del deporte motor. Sí, hay motos que corren en Daytona, y corren en el mismo circuito que las 24 horas. Por ende, se usa el peralte.

Una locura que deja imágenes espectaculares, así como momentos de tensión. Una caída en el peralte es muy peligrosa, pues no hay escapatoria exterior y la física siempre envía hacia al muro a los pilotos que besan el suelo.

Reseñable que, junto a las 500 de Daytona, es la cita más antigua de las que se corren en el trazado de Florida. Originaria de Georgia y por entonces llamada Savannah 200, la prueba era una más del dirt-track americano. Bill France Sr., fundador de la NASCAR y creador del Daytona International Speedway, quiso –y consiguió- que la prueba se disputase en el circuito conocido por Daytona Beach, ya mencionado anteriormente.

Ese trazado mixto aguantó hasta finales de los años 50, cuando se dejó de competir por la playa de Daytona y se construyó el emblemático superspeedway. Tras ese cambio, la prueba se disputó durante tres años en el Speedway, sin circuito interior. Tras quejas por la falta de seguridad, se creó el road-course y, desde entonces, no se ha dejado de competir con motos en Daytona.

Pilotos de la talla de Wayne Rainey, Kevin Schwantz, Eddie Lawson o el fallecido Nicky Hayden han domado el asfalto de Daytona y se han convertido en ganadores de la mítica prueba. De hecho, pocos ganadores de fuera de Estados Unidos han salido victoriosos, pero si hay uno que destaca por encima de todos, ese es Giacomo Agostini. Chaz Davies o el padre del ex GP2 Johnny Ceccoto Jr, Johnny Ceccoto Sr.; también aparecen en la lista de vencedores.  

 

GLOBAL RALLYCROSS

Es la cita que menos años lleva en activo en Daytona. Entró en 2014 en el campeonato del Global Rallycross, y pese a su corta historia, es ya una de las clásicas del campeonato. Lo bonito del evento es ver como los Supercars –la categoría principal del Global Rallycross-, compiten en la famosa instalación, en una pista mixta y que cuenta con un salto para añadir un picante extra.

Destacar que el actual campeón de la categoría y expiloto de F1 Scott Speed no ha ganado aún en Daytona. Sí lo han hecho pilotos de la talla de Heikkinen y Tanner Froust, siendo Daytona un fortín para éste último.

Así se cierra una lista que podría alargarse mucho más, pero actualmente estas son las citas más importantes en activo de Daytona. Indianápolis se conoce por el ‘World Center of Speed’, y hace honor a ese nombre. Daytona, como hemos mencionado antes, es el World Center of Racing. La variedad de competiciones está a la altura de ese nombre, ¿no creéis? La leyenda es cierta.  

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top