EDICIÓN ESPECIAL 2014

Los Pulgares de LaF1.es: Ranking de Carreras

Por primera vez nuestro pulgares valoran carreras y ponen en lo más alto a Gran Bretaña

AmpliarLos Pulgares de LaF1.es: Ranking de Carreras - LaF1Los Pulgares de LaF1.es: Ranking de Carreras

Antes de que el reloj del que estaremos todos pendientes esta noche, el de la Puerta del Sol de Madrid, de comienzo al 2015, y después de poner cara a los mejores y los peores pilotos que nos ha deparado esta temporada, nuestros pulgares han querido hacer un último trabajo. Llevan todo el año valorando pilotos, pero ¿qué pasa con las carreras? Ahora, en los últimos estertores del 2014 ha llegado el momento de meterse en faena, echar la vista atrás y recordar los grandes premios con los que más hemos vibrado y con los que más hemos bostezado. Como cada año, ha habido de todo tipo. El comienzo fue más tranquilo de lo esperado, pero según fueron avanzando las semanas y aumentando la experiencia con los nuevos monoplazas disfrutamos de pruebas espectaculares. Elegimos cuatro de cada. Este es nuestro ranking, ¿y el vuestro?

pulgar_arriba.png

Gran Bretaña. No ha sido una elección fácil, pero todo lo que pasó en Silverstone hace que se consagre como la mejor carrera del 2014. Y, si lo ha hecho, en gran parte fue por la lucha que mantuvieron dos titanes de la parrilla. Alonso y Vettel dieron un espectáculo sin precedentes entre ellos, una lucha sin cuartel en el asfalto y en las radios que finalmente se llevó el alemán por su ventaja de rendimiento y de neumáticos pero que nos dejó maniobras como la pasada imposible del asturiano en la Copse. Fueron 14 vueltas para la historia. Además, Fernando completó una remontada fantástica ganando diez posiciones y el Mundial se apretó al límite (4 puntos) con la victoria de Hamilton y el abandono de Rosberg. También tuvo una parte mala, el accidente multitudinario que provocó Räikkönen en la primera vuelta. GP Inolvidable.

silverstone.jpg

 

Baréin. Fue la primera carrera que actuó como cortafuegos al decepcionante comienzo de la nueva era. Sirvió para dejarnos claro, que a pesar de todos los cambios, de la menor potencia y del sonido capado, también nos íbamos a divertir con esta nueva F1. Bajo la luz artificial de los focos por primera vez en Baréin, pudimos ver brillar estrellas no solo en el cielo, también en el asfalto. Hubo peleas en cada esquina y, lo más curioso, muchas de ellas entre compañeros de equipo, prácticamente se ordenaron por colores. La más vibrante de todas tuvo lugar en la lucha por la victoria con los Mercedes. Haciendo un repaso, se puede decir que fue el duelo más bonito y limpio entre Hamilton y Rosberg. Pasadas y repasadas al límite que dieron como ganador a Lewis. Además, fue el único podio de Sergio Pérez y la primera alegría de Ricciardo.

hamilton-rosberg-laf1.jpg

 

Canadá. Aquél domingo en el Gilles Villeneuve será recordado como el día en que se rompió la hegemonía de Mercedes. Después de seis grandes premios marcados con la estrella de tres puntas, Hamilton y Rosberg sufrieron graves problemas con sus frenos que le apartaron de la victoria. Lewis se pasó de eufórico y abandonó, pero Nico salvó los papeles y acabó segundo por detrás del gran beneficiado del día: Ricciardo. El australiano lució más que nunca su sonrisa en el podio con el primer triunfo de su vida. Y lo consiguió siendo el mejor de los ocho pilotos que estaban concentrados en siete segundos en aprovecharse de la situación, como bien ha hecho durante todo el año. La nota negativa fue el tremendo accidente entre Massa y Sergio Pérez en la penúltima vuelta. Solo cruzaron la meta once pilotos.

canada.jpg

 

Hungría. Entre el GP de Canadá y el GP de Italia se vivió el momento más álgido en cuanto a espectáculo de la temporada, como demuestra que dos de las citas de ese intervalo ya han sido nombradas y ahora lo hace una tercera. Un diluvio antes de apagarse el semáforo y dos accidentes que hicieron salir a pista al Safety Car (especialmente fuerte el de Sergio Pérez) pusieron patas arriba la clasificación. Fue el día en el que Alonso lideró más vueltas en una carrera este 2014 (27) y tuvo claras opciones de victoria, pero Ricciardo, que aprovechó el coche de seguridad como nadie, se la arrebató cuando quedaban tres giros. A su espalda acabó Hamilton tras remontar nada menos que 19 plazas y recortar puntos a Rosberg cuando pensarlo después de la calificación del sábado era una quimera.

ricciardo-laf1.jpg

 

pulgar_abajo.png

Japón. Nada de lo que pasó en aquella carrera tiene trascendencia. Todo quedó en un segundo plano cuando vimos a Bianchi estrellado contra el muro justo al lado de una grúa que estaba evacuando a un accidentado Sutil y nos dimos cuenta de que estábamos ante una situación muy grave. Una de esas que jamás queremos vivir y que se pudo haber evitado. Porque la celebración del GP estuvo pendiendo de un hilo por la amenaza del tifón Phanphone, pero la FIA decidió luchar contra los elementos y no adelantó la carrera al sábado como se llegó a valorar. Como consecuencia se comenzó detrás del Safety Car, hubo continuas interrupciones y una visibilidad nula en las vueltas finales en una pista demasiado delicada. Hamilton logró su victoria más amarga superando a Rosberg. Y nosotros seguimos sin olvidar. #ForzaJules

japon-bianchi-laf1.jpg

 

Rusia. La segunda peor carrera del año tuvo lugar solo una semana después. Si ya había pocas ganas de F1 tras el accidente de Bianchi encima tuvimos que soportar un domingo soporífero. De las 53 vueltas solo se salvó una, la primera. En la salida Rosberg se jugó todo a una carta y lo perdió. Se tiró con demasiada agresividad al interior de la segunda curva pasándose de frenada y arruinó sus neumáticos, sus opciones de victoria y nuestra diversión. A partir de ahí fue un paseo militar de Hamilton y la enésima demostración de dominio insultante de Mercedes con la remontada de Nico desde el final de la parrilla hasta el segundo lugar dando 52 vueltas sin parar. Por si fuera poco, se aprovechó un intento de homenaje a Jules para tener a todos los pilotos en fila escuchando el himno de Rusia cual ejército. Lamentable.

rusia.jpg

 

Malasia. Este puesto lo podía haber ocupado cualquiera de las dos citas inaugurales, porque se creó una expectación con los primeros pasos de los motores V6 Turbo que ni por asomo se cumplieron. Pero aún peor que la de Australia, fue la carrera de Malasia. Resulta incluso difícil encontrar momentos que destacar, porque pasó muy poco. No hubo casi luchas en el asfalto a excepción de una por equipos entre Williams y McLaren que se saldó con un empate técnico. A las pocas vueltas, Hamilton ya tenía un margen con Rosberg suficientemente cómodo como para no sentirse amenazado en ningún momento. La noticia más positiva fue el cuarto puesto que logró Alonso y la peor, la cantidad de desgracias que se cebaron con Ricciardo: tuercas mal apretadas, alerón descolgado, Stop&Go y  una sanción diez posiciones para el siguiente GP.

malasia.jpg

 

Abu Dabi. Quizás la última carrera del año no fue tan mala como para ocupar este puesto, pero todos esperábamos mucho más de ella. Nos dejó fríos. Por supuesto que lo lógico era que Hamilton se proclamará campeón, así lo decían la mayoría de las probabilidades, pero teníamos la esperanza de sentir la emoción de ver a Rosberg luchando por lo imposible hasta el final. Y nuestro gozo, y el suyo, se desvanecieron a la primera de cambio, cuando Nico patinó en la salida y Lewis le adelantó. Después le salieron problemas por todas partes y acabó agonizando, pero con el honor intacto. También nos quedamos con las ganas del intento final de Massa por quitarle la victoria a Hamilton. Lo mejor fue la remontada de Ricciardo (del pit lane al cuarto puesto), las luchas de Alonso y la sublevación de Vergne contra Red Bull.

abudabi.jpg

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top