GP DE SINGAPUR F1 2022

Singapur, o cómo tener la sensación de correr en el infierno

AmpliarSingapur, o cómo tener la sensación de correr en el infierno - SoyMotor.comSergio Pérez, en Singapur

Buena parte de los pilotos han hecho una preparación especial para Singapur. Temen la prueba. De una parte, el tremendo calor y la humedad que hacen que pierdan entre dos y tres kilos durante la carrera; de otra, este año está el temido ‘porpoising’.

Singapur no se corre de noche por capricho. Tampoco para que coincida con la hora habitual de los Grandes Premios en Europa, con lo que supone para la televisión. Es que con una salida a las 14:00 o 15:00 horas –local–, sería insoportable.

La temperatura es elevada incluso a la hora prevista de carerra –unos 30ºC– y la humedad, excepcional, del 80%, una combinación que pone ya de por sí a prueba el rendimiento de los pilotos, que esta vez no intentarán no llevar agua en su botellín, porque la necesitarán para hidratarse y para compensar el peso perdido a la hora del pesaje.

Todo viene a agravarse a causa del ‘porpoising’. Aunque en Singapur la velocidad es baja y no hay grandes rectas, el asfalto deja mucho que desear. Si bien algunas zonas han sido realfatadas este año, no es suficiente. El fenómeno reaparece con fuerza y la FIA ha suavizado las normas ‘antiporpoising’ –las de limitar las aceleraciones verticales– porque en este circuito es necesario unos reglajes de suspensión ‘souples’, es decir suaves o blandos.

Valtteri Bottas, como buen finlandés amante de las saunas, considera que es una buena comparación la de equiparar el estar en el cockpit al de tomar una sauna. "Es cierto, uno tiene esa sensación de estar en una sauna muy húmeda", dijo Valtteri. Aunque no añadió que nadie en su sano juicio está hora y media larga, casi dos horas, en una sauna, que normalmente se realizan sesiones de unos diez minutos y se sale para una ducha o baño antes de volver a entrar.

Lo que sí dijo Bottas es que la cosa empeora "porque llevamos la ropa ignífuga pegada al cuerpo y además en el cockpit no recibes aire. Entre la temperatura y la pérdida de fluidos, es muy duro".

Sergio Pérez señala que los coches de seguridad son bienvenidos porque permiten tomarse un respiro y recuperar aliento. "Hay momentos en los que rezamos para que el coche de seguridad salga a pista para refrescar un poco el coche y el cuerpo. Tras las quince primeras vueltas, todo empeora cada vuelta. Cuantas más vueltas haces, más insoportables son las cosas y las últimas veinte vueltas son mentalmente muy duras".

Es cierto, en Sepang sucedía lo mismo o casi. Incluso ha hecho más calor en ocasiones, pero el trazado era abierto, corría más aire, que en el encajonado circuito de Singapur. Pero Leclerc resalta una diferencia: "Singapur es más duro porque tiene 23 curvas, muchas más que Sepang, no hay momento de descanso".

Y Gasly señala que en estas condiciones es difícil mantener la concentración y eso es imprescindible "porque corres entre muros, sales rozando muro en muchas curvas".  Y con ese calor y la pérdida de fluidos, el cerebro tiende a abotargarse. Si alguien ha pasado más tiempo del debido en una sauna o relajándose con un masaje, sabe perfectamente que se produce una sensación de mareo, de debilidad, de pérdida de presión.

La hidratación debe cuidarse antes de la carrera y durante la misma… pese a que a partir de la quinta o sexta vuelta muy probablemente el líquido isotónico o agua con sales, tenga la temperatura de un café con leche hirviente que la que sería deseable.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor RedBull
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP