Artículos SoyMotor.com

Wiesmann Project Thunderball: el Gecko regresa electrificado

Wiesmann regresa de la bancarrota con este biplaza 100% eléctrico de 300.000 euros

Promete 680 caballos y 1.100 Newton metro de par a través de dos motores en el eje trasero

AmpliarTodavía está en fase de prototipo, pero espera llegar a las carreteras a final de año - SoyMotor.comTodavía está en fase de prototipo, pero espera llegar a las carreteras a final de año

Tras muchos años de incertidumbre después de declararse en bancarrota en 2013, el pequeño fabricante de deportivos Wiesmann regresa con un nuevo proyecto que deja de lado los motores de BMW para montar un tren eléctrico que promete nada menos que 618 caballos de potencia y 1.100 Newton metro de par.  

Fundado a finales de los años 80 por dos hermanos alemanes, el fabricante Wiesmann se granjeó cierta reputación al fabricar ágiles y divertidos biplazas descapotables con motores y cajas de cambio de origen BMW, desde los seis cilindros en línea hasta el V10 que montó el GT MF5 de 2009.

Por desgracia, la crisis financiera y los altos costes de homologación para el mercado estadounidense fueron estrangulando a la empresa hasta que en 2013 se declaró en bancarrota. Han sido varios los intentos infructuosos de devolver al fabricante a la palestra en estos últimos años, pero parece que esta vez van en serio. Wiesmann ha presentado su 'Project Thunderball', todavía en fase de pruebas, estéticamente muy parecido a sus modelos clásicos pero adaptado a los nuevos tiempos, ya que su tren motriz es 100% eléctrico.

Wiesmann Project Thunderball: EXTERIOR

El aspecto externo no difiere en demasía a los modelos previos del fabricante. Se trata de un biplaza descapotable con cierto aspecto retro, aunque en comparación con sus predecesores, destaca por su gran parrilla central -a pesar de tratarse de un eléctrico- y por sus ópticas encastradas en el frontal y con el fondo oscurecido.

A pesar de no contar con un motor de combustión interna, el capó sigue siendo de grandes dimensiones para ayudar a crear esas formas de deportivo biplaza clásico al más puro estilo británico combinado con marcadas líneas que añaden músculo al conjunto.

thunderball3.jpg

Wiesmann Project Thunderball: INTERIOR

Por dentro, el Project Thunderball aúna igualmente lo tradicional y lo moderno con un salpicadero en fibra de carbono con hasta siete diales analógicos para elementos como el estado de carga de la batería o la velocidad que están orientados hacia el conductor. Corona toda este conjunto una pantalla táctil.

Los asientos tienen un acabado en fibra de carbono en combinación con el cuero de color marrón que también tapiza los paneles interiores de las puertas y la guantera. El volante presenta también botones para controlar distintos parámetros de a bordo.

project-thunderball-interior.jpg

Wiesmann Project Thunderball: MECÁNICA

Este nuevo modelo se descarta de sus predecesores por montar una mecánica completamente eléctrica. Ésta se compone de dos motores eléctricos ubicados en el eje posterior con capacidad de generar hasta 680 caballos de potencia y nada menos que 1.100 Newton metro de par. Con ellos es capaz de catapultar sus 1.700 kilos desde parado a 100 kilómetros/hora en 2,9 segundos. Para su desarrollo ha colaborado junto a otro pequeño fabricante artesanal, Roding

Todo ello va alimentado por una batería de 83 kilowatios hora con una arquitectura de 800 voltios que permite potencias de carga de hasta 300 kilowatios si se conecta al cargador adecuado. La autonomía se estima en unos 500 kilómetros y cuenta asimismo con un sistema de recuperación de energía en la frenada con cinco posiciones regenerativas.

Sus responsables aseguran que las sensaciones de conducción y el dinamismo no dejarán nada que desear frente a sus homólogos de combustión. Tanto es así que su CEO, Rohen Berry, declara que será el "deportivo eléctrico más emocionante del mundo".

thunderball-final.jpg

Wiesmann Project Thunderball: PRECIOS

La unidad mostrada se trata tan solo de un prototipo de pruebas, no obstante, su precio se situará en el entorno de los 300.000 euros y se espera que los primeros ejemplares de los 1.000 totales que se fabricarán pisen las carreteras antes de final de año. Su fabricación se llevará a cabo en su factoría de siempre en Dülmen, Alemania, por una plantilla formada en su mayoría por trabajadores ya arraigados a la compañía.

Por suerte para los más puristas, la marca continuará con la creación de modelos de combustión, tal y como demuestra el 'Project Gecko' también en desarrollo que montará un V8 Turbo de origen BMW y que se espera para los próximos años.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor BMW
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP