PRIMERA PRUEBA

Toyota Land Cruiser 2018, primera prueba: 'primus inter pares'

Toyota actualiza la quinta generación del Land Cruiser

Presenta un aspecto más moderno y mejoras tecnológicas

La versión más vendida en previsiones baja 1.500 euros respecto a su predecesor

AmpliarToyota Land Cruiser 2018 - SoyMotor.comToyota Land Cruiser 2018

Tras 67 años en el mercado, Toyota ha actualizado nuevamente su Land Cruiser; un modelo que recibe una puesta al día estética así como mejoras de equipamiento y tecnología para mantenerse como la referencia entre los todoterreno 'de verdad'. Con motivo de su lanzamiento al mercado hemos tenido la oportunidad de probarlo en un recorrido 4x4 y éstas son nuestras impresiones.


La quinta generación del Toyota Land Cruiser se lanzó al mercado en 2009 y se actualizó en 2013 y 2015 con cambios estéticos y mecánicos. Ahora, tras tres años como el modelo más vendido de su segmento, la casa japonesa ha realizado un nuevo restyling de su todoterreno con el objetivo de ofrecer un aspecto más moderno y mejor equipado en un mercado acechado por el segmento SUV de gran tamaño. En definitiva, para continuar como 'primus inter pares', locución latina que identifica al 'mejor entre iguales'.



 



 



El Toyota Land Cruiser 2018 es un todoterreno 'de verdad', un modelo construido sobre un bastidor de largueros, en contraposición a los chasis monocasco de sus competidores. Tras la desaparición del Nissan Pathfinder y el Land Rover Defender, el Mitsubishi Montero es el único rival real del Land Cruiser, ya que el nuevo Mercedes Clase G 2018 es mucho más caro y el renovado Jeep Wrangler 2018 presenta un concepto de todoterreno diferente, más ligero y desenfadado.



Al igual que sus predecesores, el nuevo Land Cruiser se ofrece con carrocería de 3 y 5 puertas, y crece ligeramente en respecto al modelo al que reemplaza. Su longitud varía entre 4,39 y 4,84 metros según el número de puertas, con un incremento proporcional de la batalla. Por su naturaleza de todoterreno se trata de un coche alto –1,84 metros– y voluminoso, pero esto no hace que sea menos capaz. Su altura libre al suelo de 21,5 centímetros y sus ángulos de ataque y salida, de 31 y 25 grados respectivamente, unidos a su gran recorrido de suspensión le permiten superar grandes obstáculos sin demasiados problemas, como hemos podido comprobar.



 



PEQUEÑOS CAMBIOS, MEJOR ASPECTO



Toyota ha reformulado el diseño frontal del Land Cruiser 2018 para dotarlo de una imagen más moderna y dinámica sin renunciar a su aspecto robusto y musculado. Se han renovado los grupos ópticos delanteros así como los pilotos traseros, y se ha dotado a la gama de unas nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas y de dos nuevos colores exclusivos, azul 'Medianoche' y bronce 'Maroc'. Los cambios en su diseño exterior no son especialmente notables respecto al modelo que reemplaza, pero cabe recordar que no se trata de una nueva generación.



toyota-land-cruiser-2018-interior.jpg



El habitáculo también se ha rediseñado con una nueva consola central más moderna que integra una pantalla táctil de 8 pulgadas. En general se ha mejorado la calidad de los materiales; no se trata de un coche premium, pero sí nos ha dado buena sensación por elementos como el volante y la palanca de cambios que, en realidad, son heredados del desaparecido Toyota Land Cruiser 200. El puesto de conducción es muy cómodo y la regulación eléctrica de los asientos y el volante permite un gran ajuste de la posición en altura, profundidad e inclinación de la banqueta, lo que se agradece para ganar visibilidad al afrontar un recorrido 4x4. Además cuenta con sistema de calefacción y ventilación independiente en las plazas delanteras y las plazas traseras también cuentan con asientos calefactados y su propia consola del climatizador. La banqueta trasera es deslizante y el respaldo reclinable en distintas posiciones, y cuenta con una tercera fila de asientos escamoteable bajo el suelo del maletero. Todos estos 'gadgets' eran opcionales en nuestra unidad y son de serie en el acabado Limited, el tope de gama.



 



SALTO TECNOLÓGICO



Al margen de su renovación estética y mejora de la calidad en el habitáculo, los principales cambios son de equipamiento tecnológico de seguridad. Toyota ha equipado el Land Cruiser 2018 con multitud de cámaras y sensores que forman su sistema Safety Sense. Éste incluye dispositivos de precolisión, detección de peatones, control de crucero adaptativo, avisador de cambio involuntario de carril, detector de ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado, y control inteligente de las luces de carretera.



toyota-land-cruiser-monitor.jpg



Además, en su nivel de acabado superior, dispone de una cámara de visión de 360 grados que permite incluso ver lo que sucede debajo del vehículo. Según nos han explicado durante la presentación, la cámara frontal graba a una distancia de hasta tres metros delante del vehículo y muestra en la pantalla del navegador una recreación cuando se avanza, lo que permite maniobrar con mayor control de lo que sucede entre las ruedas. No hemos tenido la oportunidad de probar este sistema ya que la unidad que hemos conducido contaba con el nivel de acabado VXL.



 



CREDENCIALES MECÁNICAS



En el apartado mecánico, el Land Cruiser Mantiene su motor turbodiésel 2.8 D-4D de 177 caballos y 420 Newton metro de par, que puede ir asociado a una caja de cambios manual de 6 marchas o automática de 6 relaciones. No se trata de un motor especialmente silencioso o refinado, pero tampoco llega a ser tosco. Al avanzar con las marchas cortas engranadas y altas revoluciones nos ha dado la sensación de que su sonido se filtraba en el habitáculo más de lo que sería deseable y no era especialmente agradable, pero esta es una situación muy poco frecuente. En cambio, al afrontar grandes desniveles su sonoridad pasa casi desapercibida y mueve con soltura los 2.245 kilos de peso del vehículo. No hemos podido conducir el coche en carretera, por lo que no tenemos una idea clara de su sonoridad y respuesta en esta circunstancia. Su consumo medio homologado es de 7,4 litros y la marca asegura que acelera de 0 a 100 kilómetros hora en 12,1 segundos.



toyota-land-cruiser-2018-1_0.jpg



Como no podía ser de otro modo, el Land Cruiser mantiene su sistema de tracción 4x4 con caja reductora entre marchas largas y cortas, seleccionables desde un sencillo mando en la consola central. Además, su sistema de selección Multi-terrain se ha mejorado y, a los modos Rocas, Polvo, Baches, Gravilla y Barro preexistentes, se suma un modo Auto con sistema de avance activo. Del mismo modo, el Land Cruiser incluye un sistema de avance activo Crawl Control -modo gateo- que actúa tanto en subida como en bajada ante una posible pérdida de tracción. Opcionalmente se puede equipar un nuevo diferencial trasero de deslizamiento limitado de tipo Torsen y, el nivel de acabado superior cuenta con una suspensión neumática adaptativa.



 



 



Hemos probado los distintos sistemas en un circuito 4x4 y durante una ruta por el monte con subidas y bajadas pronunciadas sobre distintas superficies y su actuación nos ha parecido muy buena en todas las circunstancias. Por ello es el coche ideal para afrontar cualquier obstáculo y hacer que parezca sencillo incluso para conductores poco experimentados en el todoterreno.



 



PARA EL TRABAJO Y PARA EL OCIO



La gama del Land Cruiser 2018 se compone de cuatro niveles de acabado: GX, VX, VXL y Limited. Los dos primeros están concebidos para un uso profesional, lo que supone más de la mitad de las ventas del Land Cruiser, mientras que los dos niveles de equipamiento superior están orientados al cliente particular.



Su precio parte de 36.050 euros si se matricula como vehículo comercial –con el inconveniente de la menor frecuencia entre revisiones de ITV–, mientras que su precio base para particulares es de 40.600 euros en la versión de 3 puertas y 44.600 euros con 5 puertas. El acabado tope de gama Limited tiene un precio de 66.400 euros, pero la marca cree que la versión más vendida a particulares será el VXL de cinco puertas con cambio automático por un precio de 57.000 euros, que es 1.500 euros más económico que el modelo al que sustituye gracias a la nueva política de descuentos a particulares.



toyota-land-cruiser-2018-2.jpg



De este modo, Toyota pretende alcanzar el objetivo de 2.500 unidades en 2018 con un incremento en ventas del 20% y mantenerse como el líder del segmento todoterreno por cuarto año consecutivo, el primero entre sus iguales.



Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de guses

[#2 Stavelot] Saludos para ti compañero. Pensar que me encanta la F1 por su velocidad, con estos vehículos no se puede correr mucho, jejejeje, es todo un peligro tomar una curva a cierta velocidad. Seguimos en contacto. Reitero mis saludos.

Imagen de Stavelot

[#1 guses] Que envidia (sana) Guses. A mi me encanta también el modelo, es más duro que una piedra y ademas sirve para ir por carretera. En mi familia hubo un 100 y madre mía como iba. Gastaba bastante pero da igual, pasaba por todos los sitios y ademas era comodo.

Imagen de guses

Yo soy fiel seguidor y amante de los Land Cruiser, nunca he conducido un Prado como se le conoce en España y en otros sitios. Un vehículo que a pesar de ser considerado un light duty está muy bien equipado de serie para afrontar cualquier obstáculo. Mi amor y afición por estos vehículos viene de familia, su mecánica sencilla me fascinaba; mi padre tuvo en serie 40 de 1977, también una serie 60 de 1984 (que me dejó cuando cumplí 18 años en 1988), posteriormente adquirió una serie 80 en 1993; yo por mi parte he tenido contando con la serie 60 ya mencionada, un serie 70 chasis corto en 1992 y una camioneta serie 80 del 2001. Todos mis vehículos fueron extremos, equipados con neumáticos 35 y 36 pulgadas de alto (opcionales tenía un juego 9.00-16 militar), bloqueadores de diferenciales, tanques auxiliares de combustible, snorkel originales, roll cage, winches 12.000 libras. Quiero aclarar que esos vehículos quedaron destrozados (volteados varias veces y hundidos en ríos o pantanos), era una época cuando era un muchacho inconsciente, pero ahora poseo una Toyota Four Runner que aunque no es un Land Cruiser sigue siendo Toyota.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP