Actualidad

Rodin FZED: el proyecto del Lotus T125 renace en Nueva Zelanda

Un juguete para track-days para sentir la Fórmula 1

AmpliarRodin FZED: el renovado Lotus T125 - SoyMotor.comRodin FZED: el renovado Lotus T125

El constructor neozelandés Rodin ha retomado el proyecto fallido del Lotus T125 para ofrecer una aproximación a un monoplaza de Fórmula 1 para los track-days.

¿Rodin? Cualquier amante del arte asocia este nombre al genial escultor francés cuya obra más famosa es El Pensador. Hay muy pocas personas que puedan pensar en tener una de sus obras en su casa. Seguro que serán muchos más los aficionados al automovilismo que puedan permitirse ‘un Rodin sobre ruedas'.

Si eres un adicto a los track-days, es posible que te hayas preguntado qué se siente al pilotar un Fórmula 1. Rodin, un fabricante neozelandés, te lo pone fácil: te permite tener un Fórmula 1 en tu garaje por un precio ajustado, sin tener que recurrir a un costoso monoplaza de competición oficial.

¿Homenaje al escultor? ¿O bien un recordatorio a lo mucho que David Dicker ha pensado en su obra, el FZED o que un coche de estas características es una obra de arte sobre ruedas?

Rodin Cars es de reciente creación, poco conocida, pero que quiere darse a conocer rápidamente. Y para ofrecerte un Fórmula 1 ha rescatado el proyecto del Lotus T125.

Todo comenzó con una loca idea de David Dicker, un empresario australiano, creador de Dicker Data, amante de los grandes coches. Quiso hacerse un monoplaza tipo Fórmula 1 para disfrutar con algo distinto a un Ferrari, un Porsche, un McLaren o un Lamborghini.

Su primer proyecto fue el FZero, un monoplaza con motor V10 turboalimentado de 1.000 caballos, pero cuando adquirió el proyecto del Lotus T125 todo cambio de dimensión y se hizo mucho más racional.

Hace unos años, antes de que Lotus fuera comprada por Geely, el director ejecutivo de la marca tuvo la idea de crear un monoplaza para tandas, track-days, para todos los públicos…. que pudieran y quisieran pagarlo, claro. Nació así el Lotus T125, que muy pronto cayo en el olvido y que resultó un fiasco.

rodin-fzed-lotus-t125-soymotor.jpg

Dicker dice que pensó mucho en este fallido proyecto, en las razones por las cuales fracasó. Y ha procurado enmendarlo. Obviamente no se trata de un Fórmula 1 según las reglas actuales, pero retoma los parámetros clásicos de una de las eras más interesantes de la categoría reina, aunque quizás hoy se asemeja más a un Fórmula 2. En cualquier caso, lo ha adaptado para que sea elegible para las competiciones de Fórmula Libre.

Rodin retoma el proyecto que será ensamblado en Nueva Zelanda; sus instalaciones están en Mount Lyford, no lejos de uno de los lugares emblemáticos de la competición en Nueva Zelanda. No sólo ensambla aquí los coches –los cinco primeros están ya ultimados– sino que dispone de una pista de pruebas y una serie de servicios para sus clientes: custodia y mantenimiento de los coches y la pista de pruebas a su disposición.

Los componentes básicos del Rodin serán, sin embargo, europeos. Primero por el chasis monocasco de fibra de carbono que llegará de Italia, mientras que el motor procederá de Cosworth. La caja de cambios también es británica, una Ricardo secuencial de seis velocidades, por supuesto semiautomática. Los frenos, de Brembo, obviamente, son carbocerámicos. Y Ohlins se encarga del sistema de amortiguación, mientras que las suspensiones son regulables y por dobles triángulos.

Incluso ofrece carga aerodinámica pero al clásico estilo Lotus: adiós al fondo plano, sino en dos túneles en los pontones los que se encargan de ello... precisamente como quiere hacer la Fórmula 1 en sus reglas de 2021.

El motor GPV8, un V8 atmosférico de 3.8 litros capaz de ofrecer 675 caballos a 9.600 rpm; no es excesivamente potente, pero por el contrario debe ser fiable y de fácil mantenimiento. Así, funciona con gasolina comercial de 98 octanos y se pueden hacer 5.600 kilómetros entre revisiones.

Y en fábrica dispone de capacidad para realizar algunas de las piezas con técnica de impresión 3D. Así, ofrece a cada cliente su asiento personalizado.

El FZED es muy ligero, pesa sólo 590 kilos en vacío. Mide 4.900 milímetros de longitud, se anchura es de 1.900 milímetros y la altura, 960 milímetros. Sensaciones garantizadas.

El precio previsto del juguete, 650.000 dólares, menos de 600.000 euros y comprende un cursillo de conducción en el circuito de la casa.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Ferschumacher

Cuál es la sanción por no usar HANS? Alguien notó ese detallazo, muy mal el ejemplo de este señor.

  • 2
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP