Mazda CX-50 2022: el potencial sustituto del Mazda CX-5

El Mazda CX-50 puede ser el sucesor de la segunda generación del Mazda CX-5, que se comercializa desde el año 2017. El modelo aún no tiene fecha de presentación, pero prensa japonesa especializada asegura que el fabricante habría tomado la decisión de relanzarlo cuando llegue el momento de renovarlo.

El CX-5 debutó en 2017 y obtuvo una segunda generación en 2017, que sigue a la venta en los concesionarios con sucesivas actualizaciones y puestas al día. Pero es posible que la tercera generación no sea tal, sino que sirva para poner un punto y aparte en la historia del coche y rebautizarlo como Mazda CX-50.

Los ejecutivos de Mazda ya habrían tomado la decisión, según informa Spyder7, medio japonés especializado en filtraciones de la industria automovilística. La firma nipona ya registró el nombre CX-50 en el año 2019, de modo que es sólo cuestión de ‘pulsar un botón’ para proceder con el cambio.

Según las primeras informaciones, el nuevo Mazda CX-50 usaría la misma plataforma que la última generación del Mazda6. Eso lo haría apto para recibir motorizaciones de seis cilindros en línea y abriría las puertas a la hibridación, aunque en principio no tendría una versión completamente eléctrica.

El CX-50 montaría motores de cuatro y de seis cilindros. El modelo de acceso tendría 184 caballos de potencia que nacerían de un motor de gasolina SkyActiv-G de cuatro cilindros y 2.5 litros, y de un sistema mild-hybrid de 48 voltios. El CX-50 Ttambién podría tener una mecánica turbodiésel con hasta 223 caballos de potencia y el propulsor SkyActiv-D de cuatro cilindros y 2.2 litros.

Por encima de estos dos se situaría un SkyActiv-X de seis cilindros en línea y 3.0 litros apoyado en un sistema mild-hybrid, y también una opción Diesel de seis cilindros y 3.3 litros.

La presentación del modelo podría producirse en 2021 o 2022.

Ver comentarios