NOVEDAD

BMW X2 2018: estrena el acabado 'Impulse' en su gama

Estéticamente, se parece más a un Serie 1, pero comparte plataforma con el BMW X1

Se trata de una opción más deportiva que el X1, pero no tan grande como el X3

Cuenta con un detalle propio del 2000 CS: el logo de la marca sobre el pilar C

La gama de motores del BMW X2 se completa con la llegada de las versiones de acceso

Además, la firma mejora su oferta con la llegada del nuevo nivel de acabado 'Impulse'

AmpliarBMW X2 2018 - SoyMotorBMW X2 2018

París fue testigo del debut del BMW X2 Concept, estreno que se programó para restar protagonismo al nuevo Audi Q5. Tras esa primera muestra en sociedad, el prototipo que adelantaba el futuro SUV también se mostró en el Salón de Detroit y, más tarde, en Frankfurt, otra parada en el camino hacia su presentación oficial. Ahora ya conocemos todos los detalles del  primer SAC –Sports Activity Coupé– de BMW, desde sus motores hasta sus nuevos niveles de equipamiento.

El BMW X2 se engloba en el segmento de los SUV compactos, tal y como quedó patente con su concept car, con las aquellas fotos filtradas, con aquel camuflaje y, en última instancia, con su presentación oficial, donde se ha podido contemplar el diseño definitivo de un coche que, con todo, es bastante fiel al prototipo que ha anticipado su paso comercial. Llamado a rivalizar con el próximo Audi Q3 que veremos el año que viene o con el actual Mercedes-Benz GLA, este crossover de medidas contenidas pierde el carácter rudo de algunos de sus hermanos y se convierte en una opción más deportiva que la del BMW X1 y BMW X3, entre los cuales se intercala.

bmw_x2_2.jpg

Como es lógico y cabía esperar, la versión definitiva del BMW X2 es ligeramente más 'sosa' que el prototipo que habíamos visto hasta ahora, donde los diseñadores se toman algunas licencias. Aun así, concept y modelo definitivo siguen una línea de diseño claramente más deportiva que el BMW X1, modelo con el que comparte la misma plataforma de tracción delantera. A grandes rasgos, el BMW X2 presenta un frontal con una imagen cuanto menos atlética, de modo que su doble parrilla y sus agresivas líneas sobre las defensas y el paragolpes contrastan acertadamente con unos afilados y sensuales grupos ópticos, algunos detalles cromados y un alargado capó.

Musculado y robusto en sus trazos, el BMW X2 presenta las habituales protecciones en los bajos y los pasos de rueda de la casa germana, que rebajan la altura de su carrocería y resaltan el perfil elevado de sus ventanillas y su 'doble riñón'. En su zaga este tipo de elementos son todavía más notables, especialmente en su difusor –donde se inserta la matrícula, como en el Serie 1– y en torno a las salidas de escape. Una imagen distinta a la del X1 que, sin embargo, no impedirá que comparta con él gran parte de su equipamiento, motorizaciones e incluso acabados, aunque con un claro factor diferencial a nivel visual también en su habitáculo, ligeramente más amplio y, por qué no, deportivo.

bmw_x2_3.jpg

En este aspecto, la marca de Múnich ha preparado una nueva línea llamada M Sport X inspirada en los coches de Rally, como complemento ‘offroad’ a la línea más deportiva de BMW, pero con más distancia al suelo y amortiguación activa. Además, cuenta con un detalle casi legendario que sólo han llegado a equipar el mítico 2000 CS y el más reciente 3.0 CSL: el emblema de la marca sobre su pilar C, que recupera la esencia más deportiva de Bayerische Motoren Werke en un todocamino notoriamente desconectado de los grandes SUV de la gama alemana, dígase de los X5 y X6, cuyo diseño trapezoidal es inverso al nuevo modelo.

A nivel técnico, el BMW X2 es el cuarto modelo de la marca alemana que se sustenta sobre la plataforma UKL, misma que ya da vida al BMW Serie 2 Active Tourer, a su variante Gran Tourer y al crossover X1, hasta ahora, el más pequeño del fabricante, aunque ya mida 4,43 metros. En este aspecto, el X2 es 7 centímetros más corto y 7 centímetros más bajo que el X1, pero respeta el mismo ancho –su maletero, por contra, pasa de 505 a 470 litros–.

bmw_x2_4.jpg

Construido en la misma línea de montaje que el X1, en la fábrica de Regensburg –Alemania–, la conectividad a bordo del novedoso SUV deportivo de BMW integra WiFi y la mayoría de asistentes a la conducción convencionales, lejos de los pilotos semiautomáticos más habituales en los altos segmentos de lujo. Así, una pantalla táctil de 8,5 pulgadas situada sobre la consola central monitorea, en combinación del ordenador a bordo, todas estas funciones con un nuevo sistema de infoentretenimiento que combina mandos físicos y vocales para permitir una control más funcional de la tecnología que nos ofrecerá este vehículo a partir de la primavera de 2018.

Concretamente el lanzamiento de las primeras versiones del BMW X2 fue en marzo. El modelo alemán partirá con una gama de tres motores, una versión de gasolina y dos Diesel, que se irá ampliando a lo largo del año con nuevos propulsores. La versión X2 sDrive20i equipa un motor de gasolina de 192 caballos que en los primeros meses sólo estará dispomible con un cambio automático de doble embrague y tracción delantera por un precio de 40.450 euros o de 40.650 euros según el ajuste de la transmisión. Por debajo de este y como versión de acceso llegó a los concesionarios el BMW X2 sDrive18i.

p90318039_highres_bmw-x2-acabado-impul.jpg

Por su parte y en clave Diesel, la gama del BMW X2 arranca en los concesionarios con la variante X2 xDrive20d con un motor de 190 caballos con cambio automático y tracción a las cuatro ruedas –42.500 euros– o cambio automático deportivo –42.700 euros–. A partir de este primer estreno, la siguiente opción que ofrecerá la marca es el X2 xDrive25d con una potencia de 231 caballos. Sin embargo, todavía no hay precios ni configuración definida para esta variante que a priori estará en los concesionarios antes del verano.

Teniendo en cuenta que BMW ha optado por comenzar la comercialización del BMW X2 con algunas de las motorizaciones de perfil medio, los motores más modestos de tres y cuatro cilindros han llegado rápidamente. En este aspecto, el X2 sDrive18i es ya la versión de acceso de la gama de gasolina con 140 caballos, cambio manual y tracción delantera por 35.850 euros. Por su parte, la gama Diesel tendrá dos versiones de acceso, que serán los sDrive18d y xDrive18d con 150 caballos. La variante con cambio manual y tracción delantera tiene un precio de 35.050 euros, mientras que la versión con tracción Xdrive cuesta 38.650 euros.

p90318040_highres_bmw-x2-acabado-impul.jpg

En lo que respecta a sus acabados, el BMW X2 cuenta con cuatro niveles de equipamiento tras la llegada del nuevo acabado 'Impulse', que se sitúa por encima de la versión 'Advantage' y por debajo de las versiones más deportivas 'M-Sport' y 'M-Sport X'. Al notable equipamiento de serie de este SUV, el acabado 'Advantage' suma por 1.850 euros ciertos elementos como la apertura automática del portón trasero, el control de distancia de aparcamiento trasero, el sistema de control de crucero y la iluminación LED, tanto para los faros principales como para los antiniebla.

En este aspecto, el nuevo acabado 'Impulse' crea un escalón intermedio de equipamiento ya que por un precio de 3.800 euros suma todos los elementos citados del acabado 'Advantage' al equipamiento del BMW X2 y algunos extras como las llantas de aleación de 18 pulgadas, que sustituyen a las convencionales de 17 pulgadas. También incluye la línea exterior con acabado de aluminio satinado, asientos deportivos, molduras interiores en negro brillante, el paquete de iluminación y un guarnecido interior del techo en antracita.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP