ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Ocho cosas que debes revisar en tu coche antes de irte de vacaciones

AmpliarOcho cosas que debes revisar en tu coche antes de irte de vacaciones - SoyMotor.comOcho cosas que debes revisar en tu coche antes de irte de vacaciones

Hace solo unos días que comenzó el verano y, con él, las vacaciones y los desplazamientos por carretera de miles de españoles a la playa, el pueblo o cualquier otro destino para disfrutar de unos días de relajación y asueto. No obstante, antes de coger el coche y salir de viaje, es conveniente revisar una serie de puntos clave del vehículo con el fin de evitar sorpresas desagradables.

Cuando hablamos de una revisión prevacaciones, lo primero que viene a nuestra mente es mirar los niveles de líquidos y el desgaste de los neumáticos, lo cual es muy conveniente, pero hay otros puntos sensibles de nuestro coche a los que generalmente no prestamos la adecuada atención y que también pueden amargarnos un viaje, en especial si es por vacaciones.

Uno de los aspectos más 'abandonados' es, por lo general, el estado de la carrocería y los parachoques. Al margen de la cuestión estética, los protectores frontal y trasero cumplen una función de seguridad y aerodinámica, además de sustentar otros elementos importantes como los faros o la matrícula. En este sentido, la vida en la calle y los pequeños rascones de otros vehículos al maniobrar pueden haber dañado nuestro vehículo o los soportes de estos elementos, de tal modo que pueden descolgarse e incluso generar una situación de peligro si se desprenden durante un viaje por carretera.

Si quieres prevenir sustos, además de las comprobaciones que te detallamos a continuación, desde SoyMotor.com te recomendamos que acudas a un taller de chapa y pintura profesional para reparar estos pequeños daños y revisar el estado de tu vehículo antes de salir de viaje. Para el resto de comprobaciones, una revisión en un taller mecánico siempre es recomendable. Sin embargo, si no hace mucho que has pasado por el taller y llevas al día las revisiones periódicas, hay algunas sencillas operaciones que puedes hacer tú mismo para comprobar el estado de tu coche antes de salir de viaje.

 

LUBRICANTE

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de afrontar un trayecto de muchos kilómetros es comprobar el nivel del lubricante del motor y su estado. La mayoría de los vehículos cuentan con intervalos de cambio de aceite que oscilan entre 15.000 y 20.000 kilómetros, pero si el nivel del fluido es muy bajo o su ciclo está próximo a su fin, tal vez sea un buen momento para cambiarlo.

nivel-aceite-skoda-karoq-soymotor.jpg

Recuerda que siempre que lo compruebes el coche debe estar lo más horizontal posible y su motor frío. Al sacar la varilla, la primera vez deberás limpiarla con un pañuelo de papel o un trapo para tener una referencia clara y, tras introducirla y sacarla de nuevo, el nivel del aceite debe situarse entre las marcas de máximo y mínimo en la punta de la misma.

 

ANTICONGELANTE

Tan importante como la lubricación del motor, o quizá incluso más, es su refrigeración, pues en los trayectos vacacionales son frecuentes los atascos bajo el sol, lo que puede suponer un sobrecalentamiento del motor. Tú mismo puedes visualizar la cantidad de anticongelante sobre las marcas que figuran en el exterior del vaso expansor, que por lo general es translúcido para poder comprobar el nivel sin necesidad de quitar el tapón. Pero es importante hacerlo con el motor parado y frio, pues de lo contrario la medición será imprecisa y, además, puedes llegar a quemarte con el vapor al abrir el tapón. 

Por otra parte, la limpieza –tanto interior como exterior– del radiador también es clave, pues el aire debe poder circular entre sus láminas para disipar el calor del anticongelante, y este debe poder circular con libertado por el circuito. Si el nivel del refrigerante es correcto pero la temperatura del motor es excesiva, tal vez se haya averiado la 'bomba del agua' u obstruido el radiador, para lo cual se deberá llevar el coche al taller.

vaso-expansor-refrigerante-skoda-karoq-soymotor.jpg

En este sentido, es habitual que el anticongelante del motor sea de color amarillo o rosa chillón para que puedas detectarlo con facilidad en el suelo del garaje si hay una fuga, y siempre es recomendable contar con una pequeña garrafa con algo de líquido en el maletero para emergencias.

 

LIMPIAPARABRISAS

Otro aspecto relativo a la revisión de niveles a tener en cuenta antes de un viaje es el líquido y las escobillas limpiaparabrisas. Con frecuencia, durante los trayectos por carretera en verano, los mosquitos impactan en nuestro parabrisas dificultando la visión, para lo cual es importante contar con el correspondiente líquido y que los rociadores no se encuentren mal orientados o atorados. Si esto sucede podemos utilizar el alambre de un cable de freno de bici para desatascarlos. Una vez más, es muy recomendable comprobar que todo funciona correctamente y llevar una botella con líquido limpiacristales para rellenar, aunque también te puede servir agua destilada de la que condensan los aires acondicionados domésticos.

liquido-limpiaparabrisas-skoda-karoq.jpg

 

NEUMÁTICOS

Una comprobación habitual que todos los conductores deberían realizar con cierta frecuencia, y especialmente antes de afrontar un viaje, es el estado y la presión de los neumáticos. El desgaste, los daños y la presión inadecuada afectan de manera determinante a su agarre y comportamiento, lo que puede resultar peligroso durante un viaje.

La mayoría de los modelos cuentan con una pegatina en la tapa del depósito o el pilar central que indica la presión adecuada en cada eje en función del nivel de carga del vehículo; si no, es una información que debe figurar en el manual de usuario. En cuanto a su estado, es fundamental revisar que no es encuentran dañados y que los surcos del dibujo tengan una profundidad mínima de 3 milímetros, lo que se puede comprobar con los testigos del propio neumático o con el canto de una moneda de euro. Es importante no olvidarse de comprobar también el estado y la presión de la rueda de repuesto, de la que no nos acordamos –generalmente– hasta que nos hace falta.

rueda-repuesto-skoda-karoq-soymotor.jpg

 

FRENOS

Si los neumáticos son un elemento fundamental en la seguridad del vehículo, los frenos no lo son menos. Antes de un viaje es conveniente comprobar la presión del circuito de frenos en el vaso expansor, para lo cual basta con pisar a fondo el pedal en parado y examinar si el nivel del líquido desciende por debajo de lo indicado. Del mismo modo, si al intentar detener el vehículo en el día a día aprecias que los frenos no ofrecen la capacidad de detención adecuada, es imprescindible acudir a un servicio autorizado para una revisión profesional y sustituir las pastillas e incluso los discos si es necesario.

liquido-frenos-skoda-karoq-soymotor.jpg

 

BOMBILLAS

Si seguimos con las comprobaciones, es frecuente que con la llegada del buen tiempo y los días más largos nos olvidemos de las luces de nuestros coches. Los pilotos traseros, así como las luces de freno, antiniebla y marcha atrás pueden fundirse sin que nos demos cuenta de ello, lo que puede acarrearnos una sanción, además del peligro evidente. Es muy recomendable revisar y sustituir las bombillas fundidas al menos una vez al año, y el verano es un momento perfecto.

 

AIRE ACONDICIONADO

Si tu vehículo cuenta con aire acondicionado o climatización, seguro que con la llegada del calor ya te has dado cuenta de si éste funciona correctamente y si es capaz de enfriar tu vehículo. En principio, los sistemas de climatización son circuitos cerrados, por lo que no deberían perder presión. Sin embargo, con el paso del tiempo es frecuente que se produzcan pequeños poros en el circuito que poco a poco liberan el gas necesario para la función de climatización, por lo que el aire acondicionado deja de ser efectivo y no enfría todo lo necesario. En este caso, es posible cargar el gas junto con un fluido testigo que indicará dónde se encuentra la fuga para intentar repararla, pero para ello es necesario acudir a un taller especializado que cuente con la maquinaria precisa.

 

OTRAS COMPROBACIONES

Existen otras comprobaciones como el estado de la batería, la suspensión, la dirección o los inyectores que es posible revisar a simple vista si se cuenta con algunos conocimientos mecánicos pero, para estar seguros de su perfecto estado de funcionamiento, siempre es preferible acudir a un servicio técnico autorizado donde nos puedan ofrecer garantías de seguridad.

triangulos-chaleco-skoda-karoq-soymotor.jpg

Por último, antes de salir de viaje no debemos olvidarnos de comprobar que contamos con el obligatorio chaleco de seguridad, así como los triángulos de señalización, el kit antipinchazos o, mejor aún, la rueda de repuesto.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de amelie
Buena lista. Hay repasar siempre el coche antes de salir. Hay gente muy despistada... y luego se quejan de que el coche se les estropea. Claro, ahí tenemos la excusa para cambiar de coche. En fin...
  • 0
  • 0
Imagen de ThePinkStig
Muy interesante artículo. La de gente que se va de vacaciones sin mirar ni la presion de las ruedas. por no hablar del aceite o del refrigerante
  • 0
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP