ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Renault Next Concept: un acertado anticipo con toque Pagani

Un prototipo que anticipó con gran acierto la movilidad del futuro

Era híbrido, con un motor tricilíndrico delante y dos eléctricos en el eje trasero

AmpliarEl prototipo ha cumplido este 2020 los 25 años - SoyMotor.comEl prototipo ha cumplido este 2020 los 25 años

Hoy nos remontamos 25 años en el pasado para recordar un concept car que adelantó, con mucho acierto, el tipo de movilidad que hoy vemos en nuestras calles. El Next fue un prototipo que buscaba la máxima eficiencia, tanto aerodinámica como de consumos, todo ello sin comprometer la habitabilidad.

Recientemente, la marca del rombo ha desvelado un prototipo que anticipa con bastante fidelidad las líneas del futuro Renault Megàne, el Megane eVision Concept. Lo más llamativo del mismo es la probable conversión del exitoso modelo a una especie de crossover, poniendo un pie en el segmento SUV.

No obstante, hoy vamos a hablar de otro prototipo de la marca, pero mucho más añejo, pues este 2020 ha cumplido 25 años. Como veremos, fue un concepto bastante visionario, ya que en su propia concepción quedaron reflejadas las preocupaciones actuales de los ingenieros y diseñadores en cuanto a la transición eléctrica.



MOTORIZACIÓN

Dirigido el proyecto por Rémi Deconinck, encargado de la Unidad de Vehículos de Exploración de la marca, el propósito del coche, como bien dijo la marca en su día, era representar la propulsión del futuro y mostrar sus cartas frente al grupo Volkswagen, quien había enseñado varias propuestas orientadas a lograr una eficiencia extrema.

Presentaba una configuración híbrida, compuesta por un pequeño motor de 50 caballos con tres cilindros y 750 centímetros cúbicos colocado en posición delantera y operado a través de una caja de cambios robotizada, mientras que el eje posterior contaba con dos motores eléctricos de 10 caballos, uno por rueda, alimentados por una batería ubicada debajo del maletero. Como es obvio para la época, el conjunto pesaba 150 kilos y únicamente podía ofrecer una autonomía 100% eléctrica durante 20 kilómetros a un máximo de 40 kilómetros/hora. Curiosidad, el ABS y ESP estaban controlados por estos motores.

renault-next-scheme.jpg

Por su parte, el motor de combustión también tenía la tarea de suministrar energía a los dos motores extra, para así poder propulsar al coche hasta una velocidad máxima teórica de 165 kilómetros/hora. Para controlar toda su gestión, se hacía uso de una electrónica avanzada que detectaba los momentos en los que se solicitaba más potencia para así enviar energía a los motores eléctricos. Del mismo modo, gestionaba cuando podía usarse el modo eléctrico y como se distribuía la potencia. Todo suena familiar, ¿verdad? Finalmente, desde la marca se enorgullecían de lograr un consumo de 3,4 litros/100 kilómetros, cifras parecidas a las de un híbrido enchufable actual.



EXTERIOR Y HABITÁCULO

Estamos a mediados de los años 90, una época marcada por la proliferación de los monovolúmenes, de modo que la firma apostó por darle este aspecto al concept car. La línea, no obstante, era baja y de trazos suaves, estudiada en el túnel de viento para ofrecer la menor resistencia aerodinámica posible.

El voladizo delantero era corto para así poder ofrecer un interior lo más espacioso posible. La batalla era asimismo bastante extensa y hacía uso de unos neumáticos con una anchura casi nimia, persiguiendo el objetivo de la mayor eficiencia posible, encastrados en unas llantas carenadas. En la trasera los faros se ubicaban en los pilares externos, mientras que el protagonismo se lo llevaba la luneta, de grandes dimensiones. Remataba el conjunto una pieza de plástico parecida a la que se colocaba en la parte frontal.

Pero en esta faceta, lo más sorprendente era el peso total de tan solo 875 kilos. Se logró a base de combinar aluminio y carbono para el chasis autoportante, tarea en la que colaboró la empresa francesa Aérospatiale –ya con experiencia en estos lares con el Bugatti EB110–. Para la carrocería se eligió de nuevo la fibra de carbono, para lo cuál pidieron ayuda a un hombre algo desconocido entonces, pero que preparaba algo bastante 'gordo'y era pionero en este campo. ¿Su nombre? Un tal Horacio Pagani.

renault-next-concept-tra.jpg

El automóvil resultante fue plenamente funcional y todo su proceso de fabricación se fraguó en tan solo 365 días. Su base tenía un gran potencial como hemos podido comprobar con el paso de los años. Sin embargo, no llegó a la serie por considerarse adelantado a su tiempo y de un nicho de mercado que todavía no tenía tirón ni se veía necesario, igual que pasó con el Ford Escort Híbrido que se presentó por fechas cercanas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Renault
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Oldriver
Evidentemente utilizaron la base de lo que seria el Renault Clio 2° generacion que se lanzo en el 98. Es curioso como algunos proyectos como esge se dejaron de lado cuando pudieron haber convertido a sus empresas en pioneras y logrado posicionarse en un nicho de mercado que ahora les resultaria casi imposible de alcanzar.
  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP