ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Dino V6: un motor para la historia de Italia

Fabricado para motorizar a los Fórmula 2 de finales de los 50

Su llegada a coches de calle pretendía elevar las ventas para financiar la competición

AmpliarVano motor de un Ferrari Dino 246 GT de 1969 - SoyMotor.comVano motor de un Ferrari Dino 246 GT de 1969

A mediados de los años 50, la creación de este motor, algo descafeinado para los estándares de Ferrari de la época, trajo revuelo en el seno de la marca. Sin embargo, la historia ha dado la razón a los que lo idearon y lo convirtieron en una mecánica de leyenda, con estandartes como el propio Ferrari Dino o el Lancia Stratos.

No todo era alegría y jolgorio a comienzos de los años 60 para la escudería Ferrari. Los éxitos en las carreras llegaban en las categorías en que tomaban parte, sin embargo, lo que realmente reportaba beneficios eran las ventas de coches de calle. El propio Enzo lo aseguraba sin tapujos: vendían vehículos de calle para costearse participar en las carreras.

El problema es que éstos eran tremendamente caros debido principalmente a sus mecánicas V12, por lo que no vendían tantas unidades como les gustaría. De modo que, para poder seguir costeando las carreras, Enzo Ferrari debió ''vender'' su orgullo un poco más y expandir su gama hacia abajo.

Los trabajos no comenzaron de cero, afortunadamente. A mediados de los años 50, la marca desarrolló un motor V6 para tomar parte en el campeonato de Fórmula 2, una ocurrencia del hijo de Enzo, Alfredo ''Dino'' Ferrari. Dicho y hecho, el benjamín de la familia se pone a trabajar en ello junto a nombres ilustres como Vittorio Jano, Franco Rocchi o Carlo Chiti. El resultado es una mecánica de 1.5 litros –que pronto sería de 2.0 litros– a 65 grados, con hasta tres carburadores y fabricada en aluminio. Como curiosidad, esa extraña inclinación de bancada obedecía a la premisa de montar unos colectores de admisión lo más rectos posible.

dino-ferrari.jpg

Por desgracia, el joven Dino era diagnosticado con una enfermedad muscular grave y falleció antes de poder ver su obra terminada, con tan solo 24 años. Este hecho afectó profundamente a ''Il Commendatore'', tanto, que decidió otorgar a esta mecánica el nombre de su hijo, Dino.

El motor es un gran éxito. Desde 1958 cosecha éxitos en sus respectivas categorías y, a comienzos de los 60, lo hace también en la Fórmula 1, al lograr el título en la temporada de 1961. Pero como se ha mencionado, la firma pasa por ciertos apuros económicos y deben solucionarlos vendiendo coches de calle, cuantos más mejor, si quieren sobrevivir.

Para ello deciden sacar un modelo que equipe este motor, más pequeño y accesible a un mayor abanico de público. No obstante, el orgullo de Enzo es tal, que lo lanza al mercado bajo la sub–marca Dino, en lugar de con el prístino Cavallino Rampante en el frontal. El 206 GT es presentado en el Salón de Turín de 1967 como el primer Ferrari de calle sin motor V12.

Ferrari, no obstante, todavía se veía contra las cuerdas, pues para homologarlo en competición las normativas  estipulaban ahora que los motores debían de producirse en un rango mínimo de 500 unidades al año. De ahí surgió el acuerdo de suministro que dio lugar a los Fiat Dino Spider y Coupé, diseñados por Pininfarina y Bertone respectivamente.

fiat-dino-spider.jpg

El motor se actualiza para la temporada de 1969, con un aumento de cilindrada hasta los 2,4 litros y la consecuente subida de potencia hasta los 195 caballos –originalmente 165–. Los modelos del cavallino pasan ahora a mostrar orgullosos la firma de Ferrari y se producen hasta 1972. En cifras, Fiat vendió 7.651 ejemplares, mientras que Ferrari se quedó un poco por encima de las 3.800. Sus sucesores, los Dino 208 GT4 y 308 GT4, pasarán a montar entonces mecánicas V8.

Pero al V6 aún le quedaba algo de recorrido, pues es la mecánica elegida para motorizar al primer proyecto concebido desde cero para dominar en el WRC, que con el paso del tiempo se convertiría en el icono modelo más legendario de este campeonato, el Lancia Stratos. Su producción comenzaría en 1973 –cuando estos motores ya no se fabricaban en serie– y, entre los años 1974 y 1976 gobernaría con mano de hierro los tramos y etapas de todo el mundo.

Por su parte, Ferrari no ha vuelto a ofrecer desde entonces una mecánica tal en su gama. Sin embargo, prepara ya la que podría considerarse como su sucesora y que pasará a motorizar los modelos de acceso dejando de lado los V8 que llevaban hasta ahora. Además, ésta irá hibridizada, y es que las restricciones anticontaminación se aplican a todos, por mucho que presumas de un emblema con un Cavallino Rampante en el frontal.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ferrari
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP